Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #156 – Don Mowgli de la Mancha

Mowgli: Relatos de la selva y El hombre que mató a Don Quixote

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Basada en hechos reales – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

16-03-2018

En su nueva película, Roman Polanski plantea varios cuestionamientos sin respuesta –incluso en el final– y con posibilidades dicotómicas.

Título original: Based on a True Story
Director: Roman Polanski (La Vénus à la fourrure)
Actores: Eva Green, Emmanuelle Seigner, Vincent Perez
Fecha de estreno:03 de November de 2017 (EUA)

Roman Polanski es un sobreviviente cinematográfico que, a sus 84 años, ha conseguido escapar de un nuevo juicio en Estados Unidos por la supuesta violación de Samantha Geimer cuando ella tenía 13 años, y la acusación de otras dos mujeres que dicen haber sido abusadas por el cineasta cuando tenían 16 años. De alguna forma ha continuado haciendo cine e incluso su más reciente filme, Basada en hechos reales tuvo el honor de clausurar el Festival de Cannes en 2017, donde se presentó fuera de competencia.

Este thriller psicológico laberíntico es la adaptación de la novela homónima de Delphine de Vigan, la cual, curiosamente, se adentra con sofisticación en la psique femenina, a través de la perturbadora relación entre la escritora Delphine Dayrieux (Emmanuelle Seigner, la esposa de Polanski) y Elle (la magnética, seductora y maquiavélica Eva Green), admiradora de la autora, cuyo reciente bestseller se inspira en una historia profundamente personal sobre su madre. Entre ambas protagonistas –quienes establecen un tour de force actoral– se despliega una amistad que paulatinamente se acerca al terreno de la psicopatía y el acoso a través de los actos de la misteriosa Elle.

Al estilo de Miseria con Kathy Bates o Atracción fatal con una escalofriante Glenn Close, el guion adaptado por el también cineasta Olivier Assayas (Fantasmas del pasado) sienta las bases de una aproximación peligrosa para la protagonista, confiada en las buenas intenciones de su seguidora, con quien comparte profesión. Elle es una escritora fantasma –en un claro guiño a otra cinta de Polanski, el thriller El escritor fantasma–, pues firma los libros de celebridades como Gérard Depardieu y, a diferencia de Delphine, no puede pregonar sus logros y obras. Con un dejo de celos, competencia y obsesión, el personaje de Green se empeña en ayudar a su nueva amistad a escribir su próximo proyecto, uno aún más personal, mientras Delphine se enfrenta a un tormentoso proceso creativo, al bloqueo mental, a los miedos e inseguridades de dar un paso en falso cuando se ha regocijado en la aceptación popular.

Basada en hechos reales desglosa entonces los pesares de una imaginación cansada y se transforma en un thriller en torno a dos mujeres deliberadamente misteriosas, de las cuales se proporciona información a cuentagotas y cuya historia se sostiene a partir de un suspenso, incrementado gracias a la música de Alexandre Desplat, la cual subraya el sentimiento de tensión creado, pues todo el tiempo palpita la sensación de que algo escabroso está a punto de ocurrir. No obstante, a la vez consigue poner sobre la mesa la soledad desprendida de un trabajo individual totalmente dependiente de la imaginación y las ideas.

Si bien el filme huye de la previsibilidad y deja al espectador vulnerable, atrapado en una red de manipulación, también plantea varios cuestionamientos sin respuesta –incluso en el final– y con posibilidades dicotómicas –en las cuales no se puede profundizar para evitar el fatídico spoiler–; pero también crea una narrativa fragmentada que da la sensación de estar dividida en partes con gratuidad. De cualquier modo, la cinta –y el caso que la rodea– alienta el debate una vez abandonada la sala de cine, si es que la gente asiste a verla y no termina mancillada por la mala reputación del cineasta, en medio de la oleada reivindicativa contra el acoso y el abuso sexual. ¿Debemos juzgar al arte o al artista?

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • El escritor fantasma (Roman Polanski, 2010)
  • Misery (Rob Reiner, 1990)
  • Atracción fatal (Adrian Lyne, 1987)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios