Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #222 – Especial de recomendaciones

¿Qué vamos a ver este fin de semana?

April 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Berlinale 2020: The Assistant y su incómodo relato de abusos en la industria del cine

Por:

25-02-2020
Berlinale

La película cuenta la historia ficticia de una asistente en una productora que debe enfrentar un ambiente laboral tóxico.

The Assistant, exhibida en la sección Panorama de la Berlinale, no es el primer filme de la australiana Kitty Green, quien teje un ambiente perturbador. Hace un par de años filmó el documental Casting JonBenet, el cual, de manera por demás original, se centró en el irresuelto asesinato de una niña ocurrido en 1996 y que levantó ámpula en la sociedad estadounidense. The Assistant, por su parte, es ficción y en ella no muere nadie, pero igualmente podría calificarse de inquietante o, en aras de ser lo más preciso posible, de incómoda: necesariamente incómoda.

En la historia, también escrita por Green, seguimos en todo momento a Jane (una impecable Julia Garner), una chica un tanto ingenua y relativamente nueva en la compañía. Su lugar es el último de la escala alimenticia de lo que pronto entendemos es una empresa productora cinematográfica. Contemplamos lo agobiante de su rutina y las consecuencias de su puesto: el bullying al que todo dios la somete, las humillaciones que sufre y, aun sin ser demasiado suspicaces (basta la sutil información que Green nos da a cuentagotas), caemos en cuenta de que nos hallamos en tiempos previos al Me Too. Que cada quien, entonces, saque sus propias conclusiones.

Por cierto, según se nos ha informado, The Assistant llegará a México en este año.

First Cow: Dos hombres y una vaca

A estas alturas todos conocemos la forma en la que Martin Scorsese confrontó el tipo de cintas realizadas por Marvel (y allegados). Pues bien, se esté o no de acuerdo con los argumentos del genio detrás de Taxi Driver, nadie puede negar que el cine estadounidense perdería mucho al dejar de producir películas como las de Kelly Reichardt. Sería una  lástima, pues sus títulos pertenecen a la verdadera manufactura independiente norteamericana, ésa a la que actrices y actores con nombre acuden prácticamente por mero placer cuando se cansan de participar en superproducciones millonarias. Además de Reichardt estarían los hermanos Zellner o Miranda July, por mencionar a otros cineastas similares que han sido invitados a la Berlinale. Ellos, al igual que Reichardt, se distinguen por narraciones pequeñas, relatos que en su aparente simpleza proyectan una absoluta seguridad de lo que se quiere decir. First Cow entraría de lleno en esa tradición.

Sin más recursos que el uso de una pantalla cuadrada y dos actores sólidos y un tanto desconocidos (John Magaro como Cookie y Orion Lee como King Lu), Reichardt arma un western que rinde homenaje a la amistad entre dos hombres que parecían condenados a la absoluta soledad. Es tan sencillo como se oye o como la misma Reichardt lo subrayó en la conferencia de prensa: “Yo únicamente quería contar la historia de dos hombres y una vaca”.

Ello, pues, hace de First Cow una suerte de antiwestern que, hay que decirlo, cosechó un considerable número de aplausos tras su proyección para la prensa internacional y se convirtió en una de las favoritas tempranas. Menos suerte tendría la francesa Le sel des larmes, del mítico director francés, Philippe Garrel quien, pese a su vasta trayectoria, no había competido nunca para el Oso de Oro. Bellamente fotografiada en blanco y negro, plantea asimismo una historia elemental pero quizá poco acorde para los tiempos actuales. O al menos había la impresión de que eran pocos los periodistas entusiasmados con el relato de un mujeriego incapaz de sentar cabeza o pensar en algo más que su satisfacción sexual. Son tiempos de corrección política y, en todo caso, aquellos que hacen cine tienen el derecho de manifestarse a favor de ella. O, claro, absolutamente en contra.

Ver comentarios

Comentarios Comentarios