Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Blockbusters y la felicidad

Por:

02-03-2012

La Berlinale ya concluyó y ahora paso por un proceso de resaca fílmica, de cruda de celuloide. Si ya de por sí andaba un tanto escéptico con respecto a lo que el cine actual me dice, ahora de plano lo tengo absolutamente desmitificado. ¡Vaya! Ya ni siquiera me preparé para desvelarme (que de este lado […]

La Berlinale ya concluyó y ahora paso por un proceso de resaca fílmica, de cruda de celuloide. Si ya de por sí andaba un tanto escéptico con respecto a lo que el cine actual me dice, ahora de plano lo tengo absolutamente desmitificado. ¡Vaya! Ya ni siquiera me preparé para desvelarme (que de este lado más bien sería desmañanarse, ¡y de qué manera!) para ver la ceremonia de los Oscar por la televisión.  

Mejor dormí. Y soñé que mi querido John Cassavetes resucitaba de entre los muertos para decirnos que vamos por mal camino.

Y desperté con ganas de mirar The Artist para ver si así mi pesimismo recibe de una buena vez un revés de clase, contundente, que me ayude a volver a creer.

Díganme por favor que he cometido un error garrafal al no arrastrar mis pies hasta la sala más cercana para verla. Que no todo está perdido. Que eso que me dijo Álex de la Iglesia en la entrevista que le hice, y que tenía que ver con la desaparición del cine como lo conocemos hasta ahora, es solamente una verdad a medias.

O, se vale, convénzanme de que estoy equivocado. Que no hay que buscar ninguna respuesta en el cine. Que mejor sería si me relajo por completo, respiro hondo, y dedico esas dos horas de mi vida al mero entretenimiento, al simple joie de vivre, que dirían los franceses.  

Según mi hermano, que es lo más cercano que conozco a un psicólogo, lo que me hace falta es justamente eso: una sobredosis de blockbusters. Dedicar un fin de semana completito a aquellas cintas que fui sacando de mi lista como si se tratara de piedras en un costal de frijoles. Avatar, Thor, Tin Tin, Scream 4 y toda la serie de Crepúsculo son sólo algunos de ellas, suficientes, creo, para tres días.

Y en las pausas, ¿por qué no? me regalaré algunos episodios viejos de Melrose Place. Si todo sale bien, después del proceso terminaré convertido en un tipo menos amargado, más Spielberg que Paul Thomas Anderson, más Clooney que Brando y definitivamente más starwarsoso -con todo y sus incontables variantes- que amante del cine indie setentero de Hal Ashby y compañía.

Más feliz, pues, aunque ello equivalga a que Cassavetes me jale las patas todititas las jodidas noches.

 

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Notas relacionadas

Comentarios