Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #230 – Game of Thrones

A un año del final de Game of Thrones.

May 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Bong Joon-Ho: Ranking de todas sus películas

Por:

10-02-2020
Bong Joon-Jo

Bong Joon-Ho ha recurrido al cine para realizar toda clase de críticas al mundo contemporáneo, convirtiéndose así en uno de los mejores directores de los últimos tiempos.

El cine es mucho más que Hollywood. Numerosos directores lo han demostrado a lo largo de la historia y aunque algunos han impactado contra fronteras presupuestarias, culturales y lingüisticas, otros han superado todos los obstáculos hasta reinventar la historia. Tal es el caso de Bong Joon-Ho.

Nacido en Corea del Sur, el cineasta ha luchado contra toda clase de adversidades para demostrar que el cine es un arte universal. Un esfuerzo que ha resultado en cintas realmente memorables y que le convirtieron en el primer cineasta en ganar el Oscar a Mejor película por un filme en habla no inglesa.

A continuación el ranking de todas las películas de Bong Joon-Ho.

Flandersui gae (Dir. Bong Joon-Ho, 2000)
(Vía)
Bong Joon-Ho nunca ha vacilado en usar un poco de humor negro en su obra, una práctica que inició desde su ópera prima titulada Flandersui gae. La reinvención de la novela Un perro de Flandes nos adentra a un edificio habitado por un hombre desesperado por el continuo ladrar de las mascotas vecinas y que decide tomar medidas drásticas para silenciarlas, al menos hasta que su plan se ve entorpecido por una joven ansiosa por develar el misterio de los canes desaparecidos. Un filme divertido, inquietante por momentos y que no desaprovecha la oportunidad para arrojar mensajes sobre la tolerancia y el compromiso, cualidades que con el tiempo fueron fundamentales para la madurez del creativo.
Okja (Dir. Bong Joon-Ho, 2017)
(Vía)
El huésped dio reconocimiento mundial a Bong Joon-Ho, Snowpiercer representó su primera colaboración con un elenco internacional, pero fue Okja la que lo afianzó como un director de talla mundial en buena parte por su distribución en Netflix. La cinta aborda los esfuerzos de una joven por salvar un cerdo genéticamente modificado que ha criado por años y que es reclamado por la compañía responsable de su creación. Una conmovedora historia de amistad, pero sobre todo, una dura crítica contra el corporativismo, el consumismo y los intereses políticos que desembocan en las peores formas de maltrato animal con el único objetivo de satisfacer los intereses de unos cuantos. Sonó fuerte para los grandes certámenes internacionales, pero perdió fuerza cuando el debate se desvió hacia el aparente daño que el cine sufriría por el streaming.
Madre (Dir. Bong Joon-Ho, 2009)
(Vía)
La figura materna ha inspirado numerosas exploraciones cinematográficas, siendo la de Bong Joon-Ho una de las más interesantes con Madre. La cinta gira alrededor de una viuda que intenta descubrir la verdad sobre su hijo con capacidades diferentes acusado por el asesinato de una joven. Un drama brutal y conmovedor, pero también un murder mystery virtualmente perfecto, con el personaje titular llegando hasta las últimas consecuencias para conocer la verdad y cegado en incontables ocasiones por el cariño propio de la maternidad. Si no goza de mayor popularidad es por su falta de impacto mediático, pues se trata de uno de los trabajos más completos del coreano.
Snowpiercer (Dir. Bong Joon-Ho, 2013)
(Vía)
Luego de un exitoso paso por Corea, Bong Joon-Ho incursionó con gran fuerza en el cine global con Snowpiercer, adaptación de la novela gráfica Le Transperceneige que nos adentró en un tren que recorre el mundo de manera perpetua para salvaguardar a los pocos sobrevivientes de una catástrofe climática provocada por la experimentación humana. Aunque es un cruento reflejo a las crisis naturales ocasionadas por nuestra propia especie, su verdadero valor radica en la potente crítica social que transmite mediante los distintos habitantes del tren, cuyas clases más bajas inician una rebelión contra los excéntricos superiores cuya mayor preocupación no es el gélido exterior, sino la preservación del rígido sistema de clases. Fue aplaudida por los críticos de todo el mundo, cosechó algunos premios importantes y se convirtió en objeto de culto entre las audiencias, pero resultó demasiado alternativa para los principales certámenes que la excluyeron de todas sus listas.
El huésped (Dir. Bong Joon-Ho, 2006)
(Vía)
Si el cine coreano ha aumentado su popularidad global en los últimos años es en buena parte por el estupendo trabajo de Bong Joon-Ho con El huésped. Un híbrido entre terror y ciencia ficción que explora los problemas de la contaminación industrial a través de una monstruosa criatura que desata el caos en territorio asiático. No todo es negativo, pues la amenaza obliga a que una familia fragmentada se reencuentre en un esfuerzo desesperado y virtualmente suicida por rescatar a uno de los suyos, una diferenciación fundamental para garantizar la conexión emocional con un público que no tardó en convertirla en una de las mejores películas de los últimos tiempos. Su buena respuesta provocó que Hollywood se mostrara interesado en un remake bajo el mando de Gore Verbinski, pero la polémica reinvención se ha estancado en los infiernos de la preproducción tras casi una década sin grandes avances.
Memories of Murder (Dir. Bong Joon-Ho, 2003)
(Vía)
Bong Joon-Ho siempre se ha caracterizado por su mirada crítica, pero también por su gran capacidad para la construcción del suspenso. Tal es el caso de Memories of Murder, apenas su segunda película que adaptó a la investigación del primer asesino serial en Corea del Sur cuya principal ola de crímenes sucedió de 1986 a 1991. Un thriller memorable en todos los sentidos, pero también una inmersión fascinante de la joven Corea que batallaba por establecerse en los primeros años de su sexta república, plasmada perfectamente en los ojos de la dupla investigadora encabezada por Kang-ho Song, en la que sería su primera colaboración con el cineasta. No ganó premios importantes, pero alcanzó el reconocimiento global gracias a sus proyecciones en algunos de los festivales más importantes del mundo como Cannes, Londres y San Sebastián, hasta ser considerada por muchos como la mejor película coreana de toda la historia. Una premisa desafiada recientemente por la obra maestra del mismo director.
Parásitos (Dir. Bong Joon-Ho, 2019)
(Vía)
Es bien sabido que Bong Joon-Ho es todo un maestro en la crítica sociopolítica, siendo Parásitos su más brillante trabajo. La historia inicia con un joven que toma el lugar de su amigo para trabajar con una familia rica, lo que conduce a un fatídico encuentro entre dos mundos opuestos y como tal, construidos por estilos, intereses y frustraciones radicalmente distintos. Más destacado aún es que el coreano no distingue entre clases al abordar la superficialidad de las élites y las aspiraciones banales de los estratos bajos con la misma honestidad y crudeza. Y como toque final, un brutal desenlace que invita a la reflexión definitiva sobre un sistema económico que condena vidas sin piedad. Estos mensajes inspiraron aplausos en todo el mundo y fueron determinantes para que Parásitos hiciera historia en los Premios de la Academia al ser el primer título en lengua no inglesa condecorado con el Oscar a Mejor película del año.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

[widgetg21]

Comentarios