Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #139 – Megalodón caribeño

Megalodón y la edición impresa de agosto

Agosto 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Bright – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

22-12-2017

David Ayer sale airoso, pero Bright difícilmente se consolidará como la nueva saga fantástica a seguir.


  • Título original: Bright 

  • Año: 2017

  • Director: David Ayer (Escuadrón suicida)

  • Actores:  Will Smith, Joel Edgerton, Noomi Rapace

  • Fecha de estreno: 22 de diciembre de 2017

¿Orcos y elfos coexistiendo con humanos en un versión ruda y realista de la ciudad de Los Ángeles? Desde que la original y atractiva premisa de Bright –el primer largometraje estilo blockbuster de Netflix– fue revelada a principios de este año, la cinta generó mucha expectativa y curiosidad. Sin embargo, el resultado final que ahora nos entrega el director David Ayer ha confirmado nuestros temores: el concepto es increíble, pero la ejecución… nos queda a deber.

En una realidad alterna de la ciudad de Los Ángeles, Daryl Ward (Will Smith) es un policía a quien le es asignada una nueva pareja: Nick Jakoby (Joel Edgerton), el primer orco en unirse a las fuerzas policiales. Un día reciben un llamado a un extraño edificio, pero lo que supuestamente sería una noche de rutina se convierte en una misión por proteger una varita mágica y a su guardiana, un elfa llamada Tikka (Lucy Fry). Sólo un bright, es decir un mago, es capaz de controlar esta reliquia ancestral. En las manos equivocadas, podría causar la destrucción total de la ciudad. Sin embargo, esto no ha detenido a las diferentes razas en sus intentos por apoderarse y controlar esta arma nuclear que concede deseos.

El problema de Bright es que se exige demasiado. Uno de los aspectos negativos se resume a que la cinta pierde su camino al tratar de abarcar demasiados temas. El filme tiene la dura tarea de establecer las bases de un intricado universo mágico, ser un filme de ciencia ficción y de fantasía, una película de amigos y encima de todo esto, un drama policiaco con una metáfora racial. Aunque ciertamente la mancuerna entre Ward y Jakoby nos aporta algunos momentos de ligereza y comicidad, esto no es un factor constante en la cinta. A momentos está ahí, y luego desaparece por completo, para volver a presentarse fugazmente en el desenlace. En cuanto a la metáfora racial, queda claro que aún no hemos visto el desenlace en este aspecto, y es algo que probablemente será explorado en una segunda y tercera entrega. Sin embargo, si juzgamos esta primera cinta como un todo, la exploración del tema de la brutalidad policial y el racismo que existe en esta sociedad donde los elfos ocupan el lugar más alto de la pirámide mientras que los orcos el más bajo, se queda en un plano muy superficial.

También, la mitología que nos presenta Max Landis (Victor Frankestein) se siente tan sólo como un mash-up de criaturas y personajes de otras grandes historias del género fantástico, particularmente El señor de los anillos de J.R.R. Tolkien. El guionista todavía no nos ha presentado algo que se sienta verdaderamente único y particular que se destaque como la singularidad del universo Bright.

Para David Ayer, esta película significaba una especie de redención tras las malas críticas que obtuvo Escuadrón Suicida. Aunque Bright ciertamente no es el antídoto en contra de los aspectos que le fueron duramente criticados en la cinta de superhéroes, sí resulta interesante ver cómo Ayer agrega el elemento de la magia y la fantasía al género del drama policial, un tema en el cual se siente cómodo y en donde ya ha probado su competencia en cintas como Sin tregua y Día de entrenamiento. El resultado son explosivas secuencias de acción, que gracias a la libertad que Netflix le dio al director para presentar esta historia en clasificación R, no se contiene y nos entrega momentos emocionantes que fusionan la realidad y la fantasía de manera acertada.

Sin duda, Will Smith es otro de los aciertos del filme. El carisma y cualidad de estrella del “príncipe del rap” exudan en la pantalla chica. Bright pierde su rumbo a la hora de abarcar todos los temas que nos plantea, pero este no es el caso del multifacético Smith: el actor es impecable en una historia de ciencia ficción y en los aspectos fantásticos, pero igual de certero en la faceta dramática de la película. Lo mismo sucede en las complicadas escenas de acción, y cuando le toca ser divertido. Sin duda, Will Smith es la estrella de Bright

En cuanto al resto del elenco, Joel Edgerton también nos brinda una actuación convincente en la complicada identidad de Jakoby que se debate entre sus deberes como policía y su condición como un orco.

Desafortunadamente, hay ocasiones en las que la actuación del australiano se queda enterrada bajo la gruesa capa de maquillaje y prótesis faciales que fueron necesarias para convertirlo en un orco. Noomi Rapace, quien a pesar de contar con escasos diálogos, es verdaderamente aterradora como la mortífera elfa oscura que no se detendrá ante nada por obtener la varita mágica. Las mejores secuencias de acción del largometraje están encabezadas por ella.

Bright no funciona como la nueva saga fantástica a seguir, ni como un memorable ejemplo de una cinta policial. Sin embargo, lo que es un hecho es que Bright es sumamente entretenida. El filme es emocionante, divertido, y presenta un par de giros de tuerca que cumplen con desencadenar la intriga lo suficiente para que esta historia continúe.

Y no tendremos que esperar mucho más tiempo para que esto suceda… Bright 2 acaba de ser confirmada por la plataforma de streaming.

 

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Trilogía El señor de los anillos (Peter Jackson, 2001-2003)
  • Willow (Ron Howard, 1988)
  • Día de entrenamiento (Antoine Fuqua, 2001)
mm

Comunicóloga para quien el cine y la fotografía son las mejores maneras de ver la vida. Es fan de Sofia Coppola y la estética de Wes Anderson, añora décadas pasadas y piensa que todo el mundo debería irse en un road trip por lo menos una vez en la vida.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios