Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Cameron Diaz: de lleno en el drama

Por:

29-06-2009

Cómo ser una madre que lucha por la vida de su hija.

Por Vera Anderson / Corresponsal Hollywood

Esta guapa actriz cubanoamericana salta de las comedias románticas al drama lacrimógeno con La decisión más difícil, en donde interpreta a una madre con una hija con cáncer y otra a la que concibió para que ayudara a su hermana para sobrevivir.

¿Qué tan difícil fue hacer esta cinta, el estar lidiando con este tema diario, llevarte todo eso a casa cada noche?
Pues es lo que hacemos como actores. ¿Que si me llegó el material? Claro. ¿Tuve emociones incómodas y que no mucha gente llega a tener? Por supuesto. Tienes que ir a ese lugar. Pero también estaba interpretando a un personaje que no tenía esos sentimientos, que no se permitía tenerlos. No se podía dar el lujo de tenerlos, porque sería casi como apatía, como sentarse a descansar y no podía hacer eso. Tenía que seguir avanzado por su hija. Si no seguía luchando, aferrándose a ese amor, si soltaba por un segundo esa voluntad y energía para cambiar la situación, ella sentía que su hija moriría. Así que no permitía que entrara ninguna de esas emociones. Yo no soy madre pero sé lo que es amar tan profundamente que harías lo que fuera por esa persona. Creo que ninguno de nosotros la podemos juzgar por lo que hizo. Cuando tu hijo está muriendo no hay decisiones buenas o malas.

Como actriz, debe haber sido un lugar difícil al cual llegar…
Sí, claro. Nick Cassavettes –el director¬– me ayudó muchísimo porque cualquier cosa que yo sintiera o lugar al que sentía que Sara tenía que ir, él me guió para llegar a donde teníamos que estar, a lo que sería el tener a una hija muriéndose. Porque él ha estado en una situación similar, con una hija con un problema congénito en el corazón los últimos 20 años. Afortunadamente, él no ha conocido el final, como Sara. Pero Nick fue un gran guía para mí.

En gran medida, tus cintas más exitosas han sido comedias. ¿Te parece éste un papel más satisfactorio como actriz y es la dirección en que te gustaría llevar tu carrera de ahora en adelante?
Sabes, ya hemos hablado suficientes veces a lo largo de los años como para que supieras que ¡no tengo planes –ríe–! De alguna forma, como que nada más me dejo llevar y me la he pasado muy bien. Soy muy afortunada. Esta cinta llegó a mí y pude hacerla. No la busqué, y tampoco salió de la nada, llegó a mí porque era el momento en mi vida en que tenía que llegar. Esa es mi filosofía de vida, y así ha sido desde el principio, desde que hice La máscara. Todo lo que he hecho ha mejorado mi vida y me ha vuelto más fuerte y realmente no tengo quejas o remordimientos. Realmente me siento muy afortunada de estar en la posición en la que estoy, de poder llegarle a gente, ya sea haciéndolos reír o llorar. Es una bendición.

Pronto será tu cumpleaños, ¿dónde crees que estás en tu vida ahora, desde una perspectiva humana?
Pues tengo 36, a punto de cumplir 37 en agosto, y ¿dónde estoy? El viaje es tan personal. Mi papá murió el año pasado, y creo que el primer año después de que muere un padre es muy transformador, es un año muy importante en tu vida. Así que he estado pasando por eso, pero no me sentiría muy cómoda compartiendo todos mis sentimientos al respecto, todavía no. Pero creo que estoy en un lugar en que de verdad me conozco mejor que nunca y estoy contenta de estar ahí. Estoy feliz con lo que tengo en la vida y la gente con quienes la comparto. Me siento muy, muy afortunada de tener una familia y amigos increíbles, y de sentir mi vida verdaderamente estable.

La muerte de tu padre debe haber sido particularmente difícil haciendo esta cinta sobre la vida y la muerte…
Sí, hay un momento en el que simplemente estás en shock, porque sucedió muy rápido y de forma inesperada. Y tuve que regresar a trabajar, no tenía opción, así que tuve mucha suerte de regresar con un grupo encantador de gente que fueron muy generosos y me apoyaron mucho. El papá de Nick (John Cassavettes) tenía la misma edad que mi papá cuando murió, así que él sabía lo que se sentía. Perder a un padre es difícil, no importa cuántos años tenga.

Y en el tema de ser padres, ¿cómo te sentiste de interpretar a una madre? ¿Te surgieron algunos sentimientos de serlo?
–Ríe–. Mi hermana es una madre increíble, ha criado a seis niños, y lo hace desde que tiene 19 así que la he visto pasar por bebés, adolescentes y jóvenes adultos. La he visto hacerlo todo y ha sido un gran ejemplo de lo que se requiere para ser madre. Y es mi hermana, así que no es como que me ha tocado de muy lejos, estamos totalmente enredadas. Sabes, llegas a una cierta edad y piensas en tus padres y no puedes entender cómo le hicieron ellos. Yo no podría tener un hijo de 16 años ahorita, ¿cómo lo manejaría? En cuanto a mí, lo he dicho consistentemente, me siento muy querida y llena, e intento que la gente a mi alrededor se sienta igual. Si tener hijos es algo que va a pasar en mi vida, lo recibiré bien. Si no sucede, pues no estaba destinado a ser. No intento planear el futuro.

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Notas relacionadas

Comentarios