Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Entrevista con Michel Franco por Las hijas de abril

Por:

16-05-2017

Antes de su partida al Festival de Cannes, hablamos con el cineasta mexicano sobre su nueva cinta, Las hijas de abril.

Michel Franco es –junto con Carlos Reygadas y Amat Escalante– uno de los directores mexicanos con mayor presencia en Cannes. Debutó en el festival en 2009 con Daniel y Ana; tres años más tarde ganó la sección Una Cierta Mirada con la historia de bullying y depresión, Después de Lucía; en 2015 finalmente formó parte de la Sección Oficial gracias a Chronic, el último paciente que además se llevó el reconocimiento a Mejor guion en la costa azul. Con sus clásicos y envidiablemente abundantes rizos, nos sentamos con él para hablar sobre su nueva cinta, Las hijas de Abril, que otra vez lo lleva a Francia para, tal vez, volver con un reconocimiento más para su estante. 

 

¿A qué se debe a que los directores mexicanos les está yendo tan bien en Cannes y que, además, tú eres parte de esta corriente?

Me atrevo a decir que es a la calidad de las películas, a la fuerte personalidad que tienen los directores. Son nombres con personalidades muy fuertes, con mucho talento, que tratan temáticas muy diferentes. En alguna época se criticaba que el cine mexicano sólo hablaba de ciertos temas violentos. Las hijas de Abril no tiene nada que ver con eso. Cada película que he hecho es muy diferente y si las comparamos a las de los otros mexicanos de los que hablas son bien distintas. 

 

¿Cómo se inserta Las hijas de Abril en lo que “busca” Cannes, dentro del tipo de películas que le “gustan” al festival?

Yo no creo que el festival busque algo específico. Sin embargo, con cada película deben sorprenderse. Como director no puedes mandar la misma película que ya han visto, porque entonces pierden interés. Tienen que ver que en el trabajo de cada director hay una evolución, que vas arriesgando, que vas yendo a otros lugares. Tienen que ser películas que ellos imaginan que van a funcionar muy bien con el público; no es el festival que busca ser vitrina de arte y luego las películas no tengan una vida comercial. Todo lo contrario. Creo que buscan voces fuertes y únicas. En el festival hay una variedad tremenda, hay películas de género, hay todo tipo de propuestas en la Selección Oficial.

 

¿Tienes alguna expectativa tomando en cuenta lo bien que te ha ido en el festival en años anteriores?

Trato de no pensar en los premios, porque es algo que no controlo. Me concentro en la promoción de la película, en dar a conocer la película, invitar a la gente a verla. Toma años de trabajo y éste es el momento de celebrarla y de dar a conocer ese trabajo. Cannes es una increíble vitrina, una increíble oportunidad para que eso suceda. Lo veo como celebración y un medio para promocionar. 

 

También escribiste Las hijas de Abril, ¿cómo llegan estos personajes y la inquietud por centrarte en el tema del embarazo que puede parecer una temática más femenina?

A mí siempre me interesan más los personajes femeninos porque es la contraparte del hombre; me parece que las mujeres son infinitamente más interesantes que nosotros. Creo que son más sensibles, más listas, más complejas, que en la sociedad han tenido siempre un lugar más complicado y eso las ha obligado a volverse más interesantes y avanzadas. Por eso pienso en personajes femeninos. La idea para esta película vino cuando un día vi a una niña embarazada que creo tenía unos 16 años y empecé a pensar en todo lo que sucedería ahí. Ése es el personaje de Valeria, la chavita, y el personaje de Abril está un poco inspirado en todas estas mujeres que también siguen viviendo sin estar solamente dedicadas a ser madres. Entonces qué conflictos nacen y lo compleja que es la relación entre madres e hijas.

 

Volviste a trabajar con Mónica del Carmen y Hernán Mendoza, ¿qué te llama de ellos para invitarlos de nuevo a tu proyecto?

Son dos de los mejores actores con los que he trabajado. Son muy buenos colaborando. A Mónica le di un papel que en el guion tenía muy poco y con eso construyó muchísimo y pocos actores tienen esa capacidad. Y Hernán tiene una presencia en pantalla muy especial. Yo creo que lo que hizo en Después de Lucía se nos quedó a todos grabado y es un actor con una presencia especial y una fuerza especial. Es parte ya del grupo de gente que colabora conmigo y siempre hay que ir rodeado de buenos aliados a filmar. 

Diariamente escribo de cine en Enlabutaca.com, portal que dirijo, y coedito noticias de entretenimiento en Terra. Soy cinéfila, seriéfila, melómana. En pocas palabras, me encanta el arte.

Notas relacionadas

Comentarios