Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #183 – Comic Con Preview

Preview de Comic Con y Diamantino

July 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Capitana Marvel – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

08-03-2019
Por qué Capitana Marvel no tiene novio

La primera película de Marvel centrada en un personaje femenino tiene la fuerza y el protagonismo de nuestros Avengers... pero aquellos de la Fase 1.

Título original: Captain Marvel
Año: 2019
Directores: Ryan Fleck (Mississippi Grind), Anna Boden ()
Actores: Brie Larson, Samuel L. Jackson, Jude Law
Fecha de estreno:08 de March de 2019 (MX)

En una escena de Capitana Marvel -sin ser spoiler-, un hombre le dice a Vers (Brie Larson) que está muy seria, que debería sonreír, y pareciera que estamos en una secuencia que traspasa la ficción y llega al mundo real. La escena nos recuerda a aquellos fans de Marvel que lanzaron su “preocupación” de que la actriz no sonreía en su primer trailer ni en los posters. Sin embargo, queda claro que ni ella, ni cualquier otra mujer u hombre «deberían sonreír” para darle gusto a otros, incluso tratándose de un producto, como lo es en este caso esta película. Está claro que ni Steve Rogers, ni Chris Hemsworth, ni el rey T’Challa sonreían mucho en sus películas en solitario: son héroes de acción, y así lo es la Capitana Marvel.

La película de Brie Larson tiene más similitudes con las cintas de la Fase 1 de Marvel que la Fase 3 y esto nos deja un sabor agridulce. No es que esto sea un aspecto negativo, pero sí medianamente un retroceso a lo que Marvel nos había presentado con Black Panther e incluso la primera vez que vimos a Star Lord bailar durante los créditos de Guardianes de la Galaxia, donde nos sorprendíamos minuto a minuto. 

El primer acto nos presenta a los kree, esta raza que protege el universo y una Vers que busca indagar en su pasado porque existen aspectos confusos que no logra recordar. Al llegar a la Tierra en la década de los 90 –tras unos primeros minutos medianamente confusos– estos recuerdos crecen y ella busca una explicación. Es aquí cuando conoce a Nick Fury y juntos buscan detener a la raza alienígena de los skrull. Es entonces cuando la película toma un ritmo especial y una mezcla de géneros que no terminan de explorarse completamente.

Por un lado, tenemos una película buddy cop en la que Nick Fury y Carol Danvers buscan al villano al tiempo que desenmascaran una red de mentiras. Por otro, está el personaje con memoria borrada à la Jason Bourne que trata de encontrar respuestas a su pasado. En la parte buddy cop, es Samuel L. Jackson quien brilla en lo que parece ser una versión clasificación A de su personaje en Pulp Fiction. Tanto así, que es él quien carga con gran parte de la química entre ambos, además de que es la conexión de ella con el mundo terrenal. Sin embargo, en el thriller amnésico en donde nuestra Capitana no sabe mucho de su pasado, el personaje de Fury parecer perder sustancia. Mientras que en otros títulos con esta temática –como con el del mencionado Jason Bourne (Identidad desconocida, 2002) o Leonard Shelby (Amnesia, 2000)– acompañamos a nuestros protagonistas por un camino minado de memoria faltante en el que cada pieza es clave, Carol Danvers no ofrece mucho misterio y la forma en que recuerda todo se convierte en un recurso fácil en términos del guion y lleno de salidas sencillas para un problema como el de su memoria.

En la actual industria del cine de superhéroes (en la que los personajes se construyen a lo largo de varias películas) sería injusto juzgar del todo la primera participación de Brie Larson. Incluso en el propio MCU el mismo Chris Hemsworth necesitó tres películas en solitario para encontrar finalmente su personalidad en Thor Ragnarok.  Hasta Chris Evans obtuvo una tibia recepción en Capitán América El primer vengador y ésta fue rápidamente justificada con El soldado de invierno. Es necesario esperar a ver el desarrollo de Carol Danvers, pero lo cierto es que su personaje bien se podría dividir en dos aspectos donde uno obtiene más desarrollo que el otro.

Como superhéroe –sin género, sólo la figura del dios de nuestros tiempos–, el crecimiento que tiene es casi nulo, comienza como una guerrera superpoderosa y termina siendo una guerrera superpoderosa. Mientras que el Superman de Zack Snyder o el Iron Man de Jon Favreau enfrentaron una pronunciada curva de aprendizaje a la hora de obtener sus poderes -o traje nuevo-, la Capitana Marvel aprende a ser superheroina en un abrir y cerrar de ojos, literalmente, lo cual no nos permite conectar con alguna vulnerabilidad de la humana convertida en heroina.

Como mujer, el mundo le pide que sonría, le dice que no es capaz de hacer muchas cosas o que debe aprender a controlar sus emociones, y aquí tenemos uno de los aspectos clave de la película y sin duda un acierto que buscaban sus directores Anna Boden y Ryan Fleck junto con el productor Kevin Feige. Es la lucha de Danvers frente a un pasado que le ha dicho cómo comportarse y que no es capaz. Esto le da a Capitana Marvel una importancia para el cine masivo y de blockbuster. Aunque peca de momentos que son muy “te lo digo en tu cara”, quizás era la intención pues en estos tiempos ya no estamos para sutilezas. ¿Qué no decía algo así el personaje del villano-de-película-convertido-en-villano-de-la-vida-real Kevin Spacey en Seven? «Si quieres que la gente te escuche, ya no puedes tocar su hombro nada más. Tienes que golpearlos con un martillo, sólo así obtendrás su atención completa».

El resto del reparto, especialmente Ben Mendelsohn, logran un trabajo sólido, mientras que los efectos visuales correspondientes al rejuvenecimiento de Nick Fury y el Agente Coulson son casi imperceptibles. Otro aspecto que quizá quedó a deber fue el referente a la nostalgia noventera, que si bien tenemos un par de ingeniosas bromas, no existen más momentos que nos recuerden que estamos en los 90. Vamos, celebramos que la presencia de aquella década no sea exagerada como fueron los 80 en Stranger Things, pero fuera de algunas canciones, una playera de Nine Inch Nails y menciones a AOL, hay poco más.

El soundtrack tiene mucha presencia femenina abarcando varios géneros como el pop, R&B, rock, grunge, hip hop e incluso -aunque no tan explotado- el movimiento feminista de los 90 conocido como Riot Grrrl con la banda Hole de Courtney Love. Lo cierto también es que el uso del tema “Just a Girl” de No Doubt está empleado muy “en tu cara”.

¿Llega tarde la primera película centrada en una mujer al MCU? Sí, pero nunca es tarde para ponerse al corriente y qué bueno que ya llegó. Pronto se unirá a los Avengers y veremos cómo trabaja en equipo la superheroína más poderosa del Marvel Cinematic Universe, la veremos interactuar con Steve Rogers, Bruce Banner y el resto de nuestros viejos conocidos, y será entonces cuando Carol Danvers comenzará ahora sí su camino para ser una de las nuevas líderes del grupo, a su forma y a su manera, sin que nadie le diga qué y cómo hacerlo, al final ella(s) domina(n) el escenario.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Iron Man (Dir. Jon Favreau, 2008)
  • Bourne El Ultimatum (Dir. Paul Greengrass, 2007)
  • Memento (Dir. Christopher Nolan, 2000)

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios