Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Listas

Casas embrujadas más aterradoras en películas y series

01-10-2020, 10:29:59 AM Por:
Casas embrujadas más aterradoras en películas y series

Muchas de las casas embrujadas más famosas del cine y la televisión están basadas en inmuebles reales dotados de un oscuro pasado.

«¿Qué es un fantasma?«, se pregunta Guillermo del Toro en El espinazo del diablo (2001). «Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez, un instante de dolor, quizá algo muerto que parece por momentos vivo aún, un sentimiento, suspendido en el tiempo, como una fotografía borrosa, como un insecto atrapado en ámbar».

Bajo esta premisa, la creencia popular dicta que estas apariciones no aparecen aleatoriamente, sino que permanecen atrapadas por toda la eternidad en un mismo lugar, esperando ansiosas por la resolución de sus penas para alcanzar el descanso eterno. O lo que la ficción ha clasificado como casas embrujadas.

Desde las extraídas de la literatura hasta las inspiradas en sucesos verídicos, recordamos las casas embrujadas más aterradoras del cine y la televisión. ¿Se atreverían a entrar en ellas?

13. Casa Stewart (Los otros, 2001)

Casas embrujadas The Others Los otros Palacio de Hornillos

Los otros, que marcara el salto hollywoodense de Alejandro Amenábar y una de las mejores películas de Nicole Kidman, cautivó al público con su historia de fantasmas a la vieja usanza al interior de una lúgubre residencia. Una familia presuntamente ordinaria que habita una vieja casona para tratar de superar los estragos de la II Guerra Mundial y cuya soledad garantiza la oscuridad necesaria para tratar la fotosensibilidad de los hijos. La tranquilidad y las sombras son usurpadas por una serie de extraños acontecimientos que revelan la existencia de otros seres dentro del inmueble y que conducirán a uno de los giros finales más celebrados del cine contemporáneo. Fue rodada en el Palacio de los Hornillos en Cantabria, España y con más de un siglo de historia, no existen reportes de que albergue espectros más allá de los vistos en pantalla grande.

12. Belasco House (La leyenda de la casa infernal, 1973)

Casas embrujadas The Legend of Hell House Casa infernal

Richard Matheson aprovechó su pasión por el terror para concebir una de las casas más escalofriantes de la literatura, cuyos horrores sirven como base para un sádico experimento que intenta descifrar las razones por las que todos aquellos que ingresan en el inmueble pierden la vida. Se trata de la casa Belasco, pero el nombre con el que vive en el imaginario colectivo es Hell House o la Casa Infernal. Las pesadillas en su interior han sido fuente de inspiración de incontables películas, pero sólo una las ha adaptado con fidelidad, La leyenda de la casa infernal que generó opiniones encontradas durante su estreno, pero alcanzó el culto con el tiempo para convertirse en una cinta indispensable entre los amantes de los inmuebles malditos.

11. Allerdale Hall (La cumbre escarlata, 2015)

Casas embrujadas Allerdale Hall Crymson Peak La cumbre escarlata Guillermo del Toro

Guillermo del Toro es un especialista en los monstruos, pero también en las historias de fantasmas, como es el caso de El espinazo del diablo (2001) y La cumbre escarlata. Esta última se asienta en las bases del romance gótico para adentrar al público en Allerdale Hall. Una mansión británica severamente dañada en su estructura por un barro rojo que la hunde cada vez más, pero también en su esencia por una serie de espectros escarlatas que la habitan y que tratan de advertir a su nueva inquilina sobre el trágico destino que le espera a manos de su esposo y su enigmática hermana. Los amantes del terror se mostraron decepcionados al enterarse que el decadente inmueble no existe en la vida real, sino que fue producto de siete meses de trabajo que resultaron en una mansión funcional y virtualmente habitable, lo que no le impidió ser pieza clave para que un maestro del terror como Stephen King describiera la cinta como “hermosa y jodidamente aterradora”.

10. Casa de la tía Susana (Más negro que la noche, 1975)

Casas embrujadas Mas negro que la noche

Carlos Enrique Taboada figura entre los grandes maestros del terror mexicano tras su trabajo en películas como Hasta el viento tiene miedo (1968), El libro de piedra (1969) y Más negro que la noche. Todas ellas se desarrollan en inmuebles embrujados, pero la última sobresale por tratarse de una auténtica casa maldita al ser aquejada por el fantasma de la tía Susana, una anciana solitaria que hereda su residencia a su sobrina con la única condición de que cuide de su preciado gato Becker. Su amor por el felino es tal que los personajes aseguran que la anciana no se ha ido del todo, sino que “está aquí entre nosotras, esta casa está llena de su perfume y sus lamentos”. Y así es, pues cuando la joven y sus tres amigas son incapaces de respetar el acuerdo, el espectro de la anciana se manifiesta para cobrar venganza contra cada una de ellas. Muchas cintas nacionales han tratado de seguir sus pasos, pero ninguna ha podido arrebatarle el título de la casona encantada por excelencia del cine mexicano y que se ha convertido en toda una atracción turística de Coyoacán.

9. Chessman House (El intermediario del diablo, 1980)

Casas embrujadas The Changeling Carmichael Mansion

George C. Scott protagoniza una de las películas de casas embrujadas más emblemáticas del celuloide por su envolvente ritmo semilento que sólo enaltece los horrores de la historia real que la inspira. La trágica situación de un hombre que alquila un inmueble para tratar de superar el deceso de su familia, ignorante de que este es habitado por el espectro de un niño atormentado, vengativo y dispuesto a todo por deshacerse de todo aquel que usurpe su viejo hogar, pero también desesperado por encontrar ayuda para garantizar el descanso eterno. La producción se decantó por una mansión victoriana ubicada en Seattle para preservar los convencionalismos, aun cuando esto atentó contra la cercanía y el realismo, ya que los presuntos sucesos verídicos ocurrieron en una casa menos ostentosa ubicada en el 1739 East 13th Avenue de Denver, Colorado. No intenten visitar esta última, pues el individuo en el que se inspira la película la demolió tras una búsqueda que lo condujo a los restos del pequeño. Si quieren saber más, muchos de los sucesos son relatados –y cuestionados– en el libro The Ghosts of Denver: Capitol Hill del investigador paranormal Phil Goodstein.

8. Casa Saeki (Ju-on: La maldición, 2002)

Casas embrujadas Ju on La maldicion Saeki House

La casa más representativa del J-Horror, marcada por un asesinato y una maldición destinada a repetirse por toda la eternidad. Los lúgubres corredores vistos en pantalla han inspirado todo tipo de leyendas alrededor del inmueble ubicado en Tokio, cuando lo cierto es que la producción sólo fotografió sus exteriores y construyó los interiores en un set de acuerdo con sus necesidades, lo que no evitó que esta falsa casa construida exclusivamente para el filme pasara por un ritual inicial de respeto con el que se pretendía evitar la ira de cualquier espíritu cercano. La localización de la casa real nunca se popularizó a petición de las autoridades locales, lo que no le impidió convertirse en toda una atracción turística entre los amantes del terror, al menos hasta su demolición en 2019.

7. Bly Manor (Posesión satánica, 1961; La maldición de Bly Manor, 2020)

Casas embrujadas The Haunting of Bly Manor

Una vuelta de tuerca de Henry James ha motivado un debate que se mantiene hasta nuestros días: ¿existen los fantasmas en el mundo real o sólo en la mente de los afectados? Esto mismo ha convertido a Bly Manor en un escenario de auténtica pesadilla en el que una institutriz se convence a sí misma de la necesidad de resguardar a una pareja de hermanos de las presencias que presuntamente deambulan por la residencia. Fuera de su amplitud y soledad, las descripciones del inmueble no resultan especialmente escalofriantes, pues más que las casas embrujadas, el autor siempre sintió fascinación por aquellos espectros que habitan en la memoria de la gente y que como tal, nunca pueden ser erradicados. Una auténtica obra maestra que ha inspirado numerosas adaptaciones, siendo Posesión satánica con Deborah Kerr la más aclamada y respetuosa de sus bases y que fueron atinadamente actualizadas por La maldición de Bly Manor de Netflix.

6. Eel Marsh (La dama de negro, 2012)

Casas embrujadas Woman in Black La dama de negro

La dama de negro de Susan Hill suele ser considerada la mejor novela de fantasmas de finales del siglo XX, lo que ha resultado en varios años de éxito teatral en distintos países del mundo, así como en una fiel adaptación fílmica protagonizada por Daniel Radcliffe. La historia gira alrededor del espectro titular aquejando al pueblo británico de Crythin Gifford, aunque la mayor parte de las acciones se desarrollan en Eel Marsh, una finca remota, aislada por las mareas nocturnas que impiden salir tras la puesta del sol y manchada por un pasado doloroso que se repite cada noche por toda la eternidad. O al menos hasta que alguien, como el abogado Arthur Kipps, descifre la manera de que la espectral fémina encuentre el descanso eterno al lado de su difunto hijo. Aunque no hay registros de que la residencia usada para la filmación y ubicada en Cotterstock Hall esté embrujada, hoy día resulta imposible no relacionarla con los lastimeros lamentos de su sombría habitante cinematográfica.

5. Casa Freeling (Poltergeist, 1982)

Casas embrujadas Poltergeist Cuesta Verde

A diferencia de otras casas embrujadas de la lista, la residencia Freeling no tiene ninguna base verídica, lo que no impidió un rodaje tormentoso que convirtió a Poltergeist en una de las películas malditas por excelencia. Hay quienes lo atribuyen a la capacidad de la producción para trasladar el fantástico al terreno de lo cotidiano con una familia ordinaria cuya hija menor es abducida por una serie de espíritus que habitan el terreno que anteriormente albergara un cementerio. En otras palabras, el horror tradicional de la casa embrujada enaltecido por el reflejo simbólico de una clase media embestida por las ambiciones capitalistas que no vacilan en profanar lo sagrado. Pero la verdadera leyenda comenzó cuando la realidad superó a la ficción con una serie de accidentes y decesos de distintos elementos involucrados en toda la franquicia, siendo Heather O’Rourke el caso más conocido de todos, y que han sido atribuidos a que la producción utilizó restos humanos reales durante el tercer acto del filme original para reducir sus costos. Irónicamente, la llamada maldición de Poltergeist no parece haber afectado a la casa usada para la filmación, ubicada en el 4267 de Roxbury Street en Simi Valley, California, pues no existen registros de sucesos paranormales en su interior.

4. Antigua Hacienda Arnold (El conjuro, 2013)

Casas embrujadas El conjuro The Conjuring Old Arnold Estate

Si El conjuro fue comparada con algunos de los grandes clásicos del género no fue por sus posesiones demoniacas, sino por la manera en que James Wan capturó la esencia de la que es considerada una de las casas más embrujadas de todos los Estados Unidos y que fungiera como escenario del que figura entre los casos más perturbadores en los expedientes Warren. La presunta historia real dice que la Antigua Hacienda Arnold era habitada por una presencia oscura que aquejó a la familia Perron durante los 70, la cual fue expulsada con ayuda de los demonólogos. Por su parte, los actuales inquilinos ubicado en Rhode Island aseguran que el inmueble aún tiene múltiples sucesos paranormales que van de los objetos que se mueven por sí solos a las voces en la oscuridad, pero nada tan grave como lo visto en la película. De cualquier modo, la producción prefirió evitar los riesgos sobrenaturales y filmó en locaciones de Carolina del Norte.

3. Hill House (La mansion de los espectros, 1963; La maldición de Hill House, 2018)

Casas embrujadas The Haunting of Hill House

Shirley Jackson es responsable de la casa embrujada más importante de la ficción literaria: Hill House. Un inmueble marcado por un pasado de pesadilla, aquejado por toda clase de horrores que se desarrollan en su interior y un personaje clave en una novela cuya trama introduce una investigación que busca demostrar la existencia de los fantasmas hasta que el reto termina superando a las personas involucradas. La descripción brindada por la autora, una construcción que “se alzaba en soledad frente a las colinas, acumulando oscuridad en su interior; llevaba así ochenta años y así podría haber seguido otros ochenta años más. En su interior, las paredes mantenían su verticalidad, los ladrillos se entrelazaban limpiamente, los suelos aguantaban firmes y las puertas permanecían cuidadosamente cerradas; el silencio empujaba incansable contra la madera y la piedra de Hill House, y lo que fuera que caminase allí dentro, caminaba solo”, ha sido base para tres adaptaciones, siendo La mansión de los espectros y la televisiva La maldición de Hill House las más célebres: la primera por capturar fielmente los miedos descritos en el impreso; la segunda por alterar sus bases narrativas sin perder la esencia de la obra original; y ambas por convertir a Eleanor en un personaje clave cuya trágica existencia sigue suscitando reflexiones sobre la soledad de los fantasmas.

2. Casa Early (Ghostwatch, 1992)

Casas embrujadas Ghostwatch

Puede que la televisiva Ghostwatch luzca como una producción menor en comparación con otros títulos, lo que no le impide ocupar un lugar de honor en esta lista al demostrar el enorme poder de la ficción sobre la mente de las audiencias. El falso reportaje de “la casa más embrujada de Gran Bretaña” fue concebido por la BBC como un especial de Halloween y anunciado tiempo atrás en algunos medios, pero su elevado realismo convenció a las audiencias de que los aterradores sucesos vistos en pantalla eran auténticos: sutiles apariciones que se fueron intensificando cada vez más, posesiones demoniacas, aparición de las autoridades y un fantasma tan potente que trasladó su presencia al set que servía como base de operaciones. Todo era falso, pero la eterna credibilidad de la BBC hizo que el público pensara lo contrario, lo que desembocó en audiencias enfurecidas, niños traumatizados, cartas de inconformidad que criticaban el engaño de la popularización de fuerzas satánicas por parte del canal e incluso suicidios precedidos por cartas que leían “si existen los fantasmas, estaré… siempre con ustedes como uno”. Puede que Ghostwatch hoy sea una pieza de culto y un auténtico objeto de estudio, pero la cadena ha optado no volver a transmitirla para evitar la reapertura de viejas heridas.

1. 112 de Ocean Avenue (El horror de Amityville, 1979)

Casas embrujadas Amityville Horror

Mucho se ha especulado sobre la veracidad de los sucesos descritos en el libro Horror en Amityville de Jay Anson y en su posterior adaptación cinematográfica. Aun así, la casa ubicada en el 112 de Ocean Avenue ocupa un lugar de honor entre los sitios más perturbadores del imaginario colectivo como resultado del brutal asesinato que escenificó, pero sobre todo por la aparente posesión que lo ocasionó y que presuntamente también aquejó a sus siguientes habitantes: los Lutz. El clásico cinematográfico de 1979 mantiene muchos de los convencionalismos propios de la casa maldita en la ficción, pero si ha fascinado/aterrorizado al público por décadas es por su habilidad para plasmar la cercanía con el mundo ordinario. No es un elegante y remoto palacete abandonado de tiempo atrás, sino un inmueble cualquiera pero más que amplio y con la ventaja adicional de su bajo costo. Un sitio de ensueño para criar una familia y vivir el sueño americano, de no ser por su oscuro pasado ansioso por emerger ante su próxima víctima. Un cruce entre realidad y ficción que sigue saltado al cine hasta nuestros días y que parece destinado a nutrir las pesadillas de los aficionados al terror por toda la eternidad, aun cuando sus últimos habitantes dicen que nunca han sido aquejados por ningún tipo de aparición.

Mención especial. Hotel Overlook (El resplandor, 1980)

Casas embrujadas Overlook Hotel The Shining El resplandor

El Overlook se ha ganado con creces el título del hotel más aterrador en la literatura y el cine, así como una mención en nuestra lista por fungir como residencia temporal de todos aquellos cuidadores que se atreven a resguardarlo durante la gélida temporada invernal. Algunos superan el reto sin problemas, pero otros como Delbert Grady y Jack Torrance sucumben, no al síndrome de la cabaña como asegura la administración, sino a una maldad acumulada que habita el inmueble y que resulta especialmente palpable en una habitación en particular. Stephen King aprovechó sus propias vivencias en el Hotel Stanley para la concepción de la historia, un sitio presuntamente habitado por varios fantasmas, en el que fue incapaz de conciliar el sueño por toda clase de sonidos escalofriantes y pesadillas relacionadas con su hijo, y en el que deambuló de manera casi hipnótica, cautivado por una alfombra cuyas figuras se movían ante sus ojos. Por su parte, Stanley Kubrick recurrió a los exteriores del Timberline Lodge en Oregon para su adaptación, destacando que la propia gerencia solicitó cambiar el número de la temible habitación 217 por temor a que nadie quisiera quedarse en ella y que llevó a la 237 que no existe en el alojamiento real.

casas embrujadas Terror
mm Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios