Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #155 – Bumbleman impreso

¡La revista impresa de diciembre!

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

Chris Rock: los celulares dañan la comedia

Por:

30-03-2012

En cómo un pequeño aparato es perjudicial para el stand up comedy.

Siempre que me siento a platicar con Chris Rock sé que me divertiré de lo lindo, pero en esta ocasión, durante un día ventoso en Nueva York, a inicios de este mes, el cómico sacó a relucir su lado menos chistoso. Fue un cambio refrescante. “¿Sabes lo que pienso?”, me dijo. “Creo que las camaritas de los celulares podrían marcar el fin de la comedia en vivo –stand up comedy–. Todos los cómicos con los que hablo sienten lo mismo”.

Este argumento jamás se me hubiera ocurrido, pero hace sentido. Continúa: “De lo que la gente no se da cuenta es de que antes de que aparezcas en un especial de HBO ya probaste tu acto en un club, y entonces no es tan bueno como el producto final, es sólo parte del proceso de ponerlo a prueba frente a una audiencia en vivo. Mucho del material puede parecer racista o sexista u homofóbico o lo que sea mientras llegas a ese lugar en el que estás cómodo y haces reír a la gente. Pero las cámaras de los teléfonos celulares han hecho prácticamente imposible contar con esa privacidad mientras trabajas, así que resulta difícil. Quiero irme de tour, pero ya resulta muy difícil.”

“Cualquier comediante famoso te dirá lo mismo: puedes tener problemas por algo que es un chiste que estás improvisando y que estás en proceso de mejorar. Con algunos de mis chistes favoritos, si te enseñara cómo eran seis meses atrás te sentirías asqueada, pero trabajé en ellos, en un club pequeño, sin que una docena de personas lo registraran o mandaran mensajes de Twitter y lo subieran a YouTube antes de que siquiera puedas escuchar la grabación tú mismo. Cuando te dedicas a lo que yo, necesitas ese vacío y ahora es difícil encontrarlo. Espero poder hacerlo. Sabes, a veces te inunda una sensación de ‘Híjole, me llegó una idea, voy a ir al club a desarrollarla’, y de inmediato está en YouTube y ya eres una mala persona. Imagina que alguien lee el primer borrador de tu libro, o de tu guión o de un reportaje… eso es lo que pasa cuando alguien te graba en un club de comedia”.

Pronto veremos a Chris en la comedia What to Expect When You’re Expecting, y luego escucharemos su voz en Madagascar 3, donde interpreta a Marty la cebra. El papel que más lo enorgullece hace que salga a relucir su lado más serio en pantalla: es el protagonista romántico en el éxito de Julie Delpy en Sundance, Two Days in New York, que se estrena en Estados Unidos en agosto. ¿Pero qué hace ahorita? “¿Ahorita? Pues nada. Escribiendo. Escribiendo una película, alguien querrá hacerla en otoño. Nomás pasándola, Scott Rudin y yo”. Ríe.

follow me buttons

Chris Rock on how cellphones hurt comedy

Sitting down with Chris Rock is always sure to be hilarious, but this time, on a windy day in New York earlier this month, he brought out his more serious, less silly side – and it was refreshing. “You know what I think?” says Chris Rock. “I think that the cell phone camera may have killed stand-up comedy. And any stand-up I talk to feels the same way.”

This would have never occurred to me but it makes perfect sense.  “What people don’t realize is,” he continues,  “before you’re doing an HBO special you’re in a club working out stuff and it’s not as good as what the finished product, it’s just part of the process to work it out in front of a live audience. And a lot of the stuff may seem racist or sexist or homophobic or whatever as you try to work to that place that you’re comfortable with and that makes people laugh. But the cell phone camera has made it virtually impossible to work in private so, you know, it’s really hard.  I want to go on tour and I want to do it, but it is really, really hard now. And any big comedian will tell you that, it’s like you can end up getting in trouble for something that’s some joke you’re just improvising and working on. Some of the favorite jokes I’ve ever told, if I showed you what they looked like 6 months before, you’d be appalled but luckily I got to work on them, in a small club, without a dozen people recording it and tweeting it and YouTubing it before you’ve even listen back to it yourself. When you do what I do, you need that vacuum and it’s really hard to find that vacuum.  I hope I can find that vacuum. You know, sometimes you just get the feeling and say Omigod, I got an idea, let me go to a club and work on it – and then next thing you know it’s, you know, it’s on YouTube and you’re a bad person. Imagine someone reading your first draft of a book or first draft of a script or first draft of a story, that’s what it is when you’re in a club and somebody’s recording you.”

Chris will be seen next in the comedy What to Expect When Your’re Expecting, and then heard as the voice of Marty the Zebra in Madagascar 3. The role he’s most proud of though brings his more serious side to the screen, as a romantic lead in Julie Delpy’s Sundance hit, Two Days in New York, which opens in the U.S. in August. But what’s he doing right now? “Right now?  You know what nothing.  Writing. Writing a movie. Hopefully, somebody will want to make it in the fall. Hunkering down, me and Scott Rudin. (Laughing)

 

follow me buttons

Es escritora, fotógrafa, cineasta y vive en Hollywood con su esposo y su traviesa cachorrita Airedale. Promete estar más activa en Twitter y espera que el guión que escribió con su hermano se convierta en película.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios