Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #188 – Había una vez un podcast

Había una vez… en Hollywood; El juego de las llaves y The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley.

August 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

Cine mexicano 2018: Éxitos y fracasos en taquilla

Por:

02-01-2019

Un recuento del cine mexicano 2018: las películas nacionales que sorprendieron, cumplieron y decepcionaron en taquilla.

2018 fue un año excepcional para el cine mexicano: por primera vez en la historia rebasará los $1,400 millones de pesos recaudados en un año, a pesar de que ninguna de sus propuestas rebasó por sí sola los $200 millones de pesos, algo que sí sucedió en 2016 y 2017.

Como siempre, hubo proyectos que decepcionaron, que sorprendieron, que fracasaron y que triunfaron. De ellos daremos cuenta en esta revisión.

 

5 DECEPCIONES (en orden alfabético)

Animaciones mexicanas con ‘A’

Las tres debutaron en verano (¡qué valientes!) pero con números pequeños. Se esperaba que más mexicanos vieran El ángel en el reloj y compartieran su mensaje. Se esperaba que Ana y Bruno se acercara a los +$100 MDP que costó producirla (recaudó la quinta parte); y se esperaba que Allí viene Cascarrabias triunfara con el ‘factor nostalgia’. Al menos esta última ya había recaudado $2.7 MDD en Europa, con Italia duplicando la taquilla de México.

Dibujando el cielo

Alfonso Herrera no es propiamente una estrella taquillera de cine, pero sí se ha ganado nuestro respeto. Christopher von Uckermann es “el segundo a bordo” en sus proyectos. Y Dulce María hizo… mejor ni nos acordamos. Por su largo historial telenovelero, todo hacía suponer que Maite Perroni triunfaría con este romance veraniego… pero no: crasheó durísimo en la taquilla mexicana.

Malacopa

No tuvo malos números, pero este “Club de la pelea versión godínez” prometía mucho más. Sospechamos que el trailer tuvo la culpa: prácticamente nos contaba la película completa.

Nuestro tiempo

Normalmente Carlos Reygadas genera conversación, ya sea por los premios que siempre acarrea antes de llegar a su estreno en México o por lo ‘pretencioso’ de su cine, como muchos lo califican. En esta ocasión, al filme de 173 minutos le pasó lo peor que le podía pasar: la indiferencia del espectador.

Si yo fuera tú

De todas las comedias-remake de este año (ésta proviene de una brasileña), esta versión tuvo el peor desempeño en taquilla, por debajo de los $20 MDP. Peor aún: Juan Manuel Bernal estrenó casi al mismo tiempo La gran promesa… y tampoco le fue bien.

 

5 FRACASOS (en orden alfabético)

El día de la unión

Primero estuvo la controversia, pues se decía que era un guion plagiado. Después vino la sorpresa: el trailer era pésimo, pero los efectos especiales realmente sorprendían. Luego vino el golpe de realidad: un debut pequeño y menos de $20 MDP. Al final, vino la catástrofe: Kuno Becker peleándose con medio mundo, desde Kristoff Raczynski hasta los músicos en la función del Castillo de Chapultepec.

Ni tú ni yo

La promoción estuvo presente: vimos por aquí y por allá camiones y espectaculares que incluían a Bárbara de Regil, César Rodríguez y Mauricio Argüelles. Lo que quizá no hubo fue claridad sobre el filme: ¿era de luchadores? ¿O de ninis? ¿Era familiar? ¿Y qué demonios hacía allí con De Regil? Ergo, no llegó ni a $10 MDP.

La Prima… y sus parientes

Póster y trailer hacían justicia a la película: era horrible. Por tanto, merecía esos números: $1.7 MDP en su fin de semana de estreno, en un lejano lugar 17. Películas de la misma rodada que corrieron con peor suerte fueron Tramposos con suerte y Cuernavaca ($0.38 MDP en su debut), la cual al menos tuvo un lindo póster.

Recuperando a mi ex

Fact: standuperos e influencers no ‘traducen’ su fama en números de taquilla. Manú Nná no llevó a nadie a ver Tramposos con suerte (con todo y que lo insertaron con Corel Draw en el póster). Lo mismo pasó con el filme con Andrés Almeida y Adriana Louvier: Ricardo O’Farrill, Sofía Niño de Rivera, Daniel Sosa, Samuel Fematt y Benshorts no hicieron mucho por esta comedia.

Tuya, mía… te la apuesto

Siendo honestos, tuvieron un peor desempeño otras dos propuestas futboleras: el drama inspiracional Campeones (ojo: no venía respaldada por un distribuidor fuerte) y Chivas: La película (un documental). ¿Por qué está aquí, entonces? Porque Adrián Uribe no trajo ni 500 mil espectadores a las salas. La única propuesta pambolera sin tarjeta roja fue Eres mi pasión, que rondó los $30 MDP.

 

5 NOTICIAS QUE NOS HICIERON FELICES

Pudimos ver muchos documentales. Gran año en términos creativos, pero tuvieron un impacto mínimo en taquilla propuestas como Hasta los dientes; Rush Hour; Resurrección; Sunka Raku; El maíz en tiempos de guerra; Guerrero; El hombre detrás de la máscara; Mexicanos de bronce; Potentiae y la de mayor éxito mundial: La libertad del diablo.

Hubo ‘estrenos boutique’ en verano. Destacaban por su calidad y su lejanía de las comedias simples. Dos de ellos (Prometo no enamorarme y El club de los insomnes) se ahogaron entre blockbusters. El otro (Los adioses) aguantó bastantes semanas en cartelera, producto del efecto boca-a-boca (y una mayor campaña).

Se estrenaron películas muy (pero muy) atrasadas. Todo lo demás (2016); Estrellas solitarias (¡2014!); La región salvaje (pese al Cinemex-gate), La 4ª compañía (luego de su salida en falso en 2017), Rebeldes de altura(¡hasta cambió de título!, pues era Yo no soy guerrillero) y otras mencionadas, como Ana y Bruno y El vigilante.

Fernanda Castillo es la estrella del lustro. Con +$330 millones de pesos, es la estrella más taquillera del cine mexicano de 2014 a la fecha, por encima de quienes quieran: Chaparro, Higareda, Ochoa, Souza, Méndez (Luis Gerardo, no Lucía), Dosal, Sodi…

Luis Gerardo Méndez dio un paso adelante. Llegó con dos proyectos arriesgadísimos, lejos de su zona de confort mirreyesca: Bayoneta y Tiempo compartido. En 2019 su carrera tendrá otro brinco, con dos papeles en inglés: Murder Mystery y el reboot de Charlie’s Angels.

 

10 ÉXITOS DEL CINE MEXICANO EN 2018

En este conteo casi se cuelan Lo más sencillo es complicarlo todo (con Danna Paola, que tuvo un gran año con Élite), Cómplices (demostrando el poder taquillero de Arath de la Torre), A ti te quería encontrar (la comedia romántica que se estrenó en pleno verano) y Te juro que yo no fui, un proyecto ya muy añejo, y que recaudó sus $30 milloncitos gracias al star-power de Mauricio Ochmann. A ellos se suman dos propuestas de terror que rondaron –cada una– los $30 MDP y 700 mil espectadores, muy cerquita del Top 10 anual de cine mexicano: El habitante e Inquilinos.

10. La leyenda del Charro Negro

De las diez animaciones más taquilleras del cine mexicano, la mitad corresponden a Las leyendas, siendo esta última la más taquillera, con $100.8 MDP. Al sumar toda la saga, hablamos de $390 MDP y 9.9 millones de espectadores, lo cual se traduce en la cuarta franquicia más popular de la historia del cine mexicano, sólo detrás de Los Huevos, La risa en vacaciones y Pepe el Toro. Con esto se comprueba que el combo Videocine + Ánima + Leyendas es imbatible.

9. Loca por el trabajo

Debutó en 1,197 pantallas y sumó $18.78 MDP en su primer fin de semana, lo cual confirmó algo: Bárbara de Regil sí tuvo el músculo suficiente para trasladar su popularidad de la TV (Rosario Tijeras) a las salas de cine, y gracias a ello no tuvo problema en superar los $55 MDP. De paso, su director, Luis Eduardo Reyes, se convirtió en el más taquillero del año, con $200 MDP con tres proyectos (éste, Una mujer sin filtro y Cómplices).

8. Más sabe el diablo por viejo

Debutó en verano, con la particularidad de que no tenía ninguna estrella extremadamente taquillera, pero sí protagonistas queridos en cine y TV: Osvaldo Benavides y Sandra Echeverría. A ellos se sumaron puro cuarto bat del cine mexicano: Ignacio López Tarso, Isela Vega, Lorena Velázquez y Tina Romero. Segundo punto importante: marca el regreso de 20th Century Fox a la producción/distribución de cine mexicano (antes hicieron Guten Tag Ramón). Y tercer punto importante: recaudó $56.3 MDP y 1.1 millones de espectadores (números muy similares a Guten Tag Ramón.

7. Sueño en otro idioma

Primero trajo un premio de Sundance. Luego se anunciaron sus nominaciones al Ariel: 16. Posteriormente tuvo su debut el 20 de abril, una semana antes de Avengers: Infinity War. Sus números fueron modestos: lugar 17, con 150 copias y $0.91 MDP. Luego llegó el verano… y la película se mantuvo de pie durante muchas semanas. Finalmente llegó la recompensa: Seis Premios Ariel (incluyendo Mejor película) y el reconocimiento del público. Por cierto, está disponible en Amazon Prime Video.

6. Una mujer sin filtro

Debutó el segundo fin de semana del año, a la sombra de La forma del agua, con $36.96 MDP y 670 mil espectadores, suficientes para el récord mexicano de enero, superando –por mucho– la marca anterior, de ¿Qué le dijiste a Dios? ($21.29 MDP). En cuanto a filmes con protagonista femenina (top-billed), se colocó sólo detrás de ¿Qué culpa tiene el niño?; Treintona, soltera y fantástica; Cásese quien pueda y Cómo cortar a tu patán. Una mujer sin filtro eventualmente recaudó $103.5 MDP, lo cual marcó el inicio de la consagración de Fernanda Castillo como estrella taquillera.

5. Perfectos desconocidos

En su primer día, el 25 de diciembre, sumó $11 millones de pesos. Ello dio una clara idea de que superaría –por mucho– otros éxitos decembrinos de “elenco de ensamble” tan gustados por Cinépolis Distribución para estas fechas (Cuando los hijos regresan, Un padre no tan padre). La diferencia es que ésta es una franquicia comprobadísima (suma ya doce remakes en el mundo) y que su target es claro: adultos. Al cierre de esta edición (29 de diciembre) sumaba +$50 MDP, lo cual lleva a concluir que fácilmente ocupará un lugar en el Top 3 de 2018.

4. La boda de Valentina

Es la segunda película mexicana más taquillera de 2018, con $159.1 MDP, pero la ubicamos como el cuarto mayor éxito del año por una razón: Omar Chaparro ya es una garantía de taquilla, lo mismo que el subgénero “boda”, el cual fue ampliamente popular este año. El triunfo es bien merecido toda vez que la comedia tiene una serie de aciertos importantes: una protagonista carismática (Marimar Vega), un elenco de apoyo muy divertido (Sabine Moussier, Jesús Zavala), apuntes curiosos sobre “lo mexicano” y un desenlace que no traiciona a su protagonista.

3. Hasta que la boda nos separe

Terminará como la sexta película mexicana más taquillera del año y como la número uno (nacional) para su distribuidor, Corazón Films, con $81 MDP y 1.6 millones de espectadores. Al igual que a Valentina (cuarto lugar), el popular subgénero “comedia de boda” le ayuda, pero esta propuesta tenía varios handicaps: cero protagonistas famosos y un estreno muy cercano a otras comedias con ‘novias’ (Valentina, Todo mal). Al final, una acertadísima campaña publicitaria (incluyendo un trailer de locura) la llevaron a ser un éxito rotundo.

2. Roma

Sus números finales quizá nunca los sabremos (ya saben: esa fea costumbre que tiene Netflix de no revelar los ingresos de aquellos filmes que logran tener estreno en cines). Pero lo que sí sabemos es que el poder que ostenta Alfonso Cuarón vino a provocar una gigantesca revolución en el sistema de exhibición de México, donde quedó claro que los tres gigantes (Cinépolis, Cinemex, Netflix) tendrán que ceder en algo en futuros eventos fílmicos, y que los grandes beneficiados fueron otros espacios de exhibición (pequeñas cadenas locales, cinetecas y foros alternativos) los cuales gozaron de más visibilidad.

1. Ya veremos

Aquí tenemos un equipo de ganadores. El director, Pitipol Ybarra, ya tenía sobrada experiencia en comedias románticas. El protagonista, Mauricio Ochmann, consiguió por segundo año consecutivo ser el actor con el mayor éxito taquillero (el año pasado lo consiguió con Hazlo como hombre). Y la protagonista, Fernanda Castillo, rebasó los $330 millones de pesos recaudados en un solo año, instaurando de paso una marca de recaudación en el último lustro. Al final, Ya veremos sumó $197.7 MDP y 4.1 millones de espectadores.

Fan-from-hell de los números de cine. Fue editor de revistas de negocios (no, de allí no viene su amor por los números). Hoy es experto en reportes de taquilla y en content marketing(marketing contento... #OkNo).

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios