Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #222 – Especial de recomendaciones

¿Qué vamos a ver este fin de semana?

March 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Taylor Swift: Miss Americana – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

01-02-2020

Miss Americana comienza siendo un retrato sincero, para eventualmente perder la cercanía y generar dudas sobre sus intenciones.

Título original: Miss Americana
Año: 2020
Director: Lana Wilson  (The Departure)
Protagonistas: Taylor Swift
Fecha de estreno:31 de January de 2020 (Netflix)

El éxito o fracaso de Miss Americana depende de si decides inclinarte a tomarlo más como un ejemplo de sinceridad o como un ejercicio de relaciones públicas. Es innegable que es ambas, pero en el balance está el veredicto. La cinta comienza tratando emociones muy cercanas, para después perderse en un mensaje más grande que no conecta de la misma forma.

Taylor Swift no necesita presentación, pero Miss Americana hace un buen trabajo de introducirla nuevamente de todas formas, bajo sus propios términos. La directora Lana Wilson captura algunos momentos llenos de emoción y vulnerabilidad. El documental funciona mejor cuando trata sobre el miedo al rechazo y el anhelo de la aceptación. El primer acto es realmente efectivo por esa razón. Es ahí cuando se nos olvida cualquier objetivo publicitario que podría tener la cinta y nos dedicamos a entender a un ser humano viviendo las mismas inseguridades que cualquier otro.

El documental es muy consistente en siempre conectar todos los sucesos a este tema. Su incidente con Kanye en los VMAs, la enfermedad de su madre, la opinión pública de sus relaciones amorosas, la recepción de Reputation; todo lo conectan correctamente con esos rasgos de Taylor. El problema es que conforme avanza su metraje, la cercanía con ella se va perdiendo un poco. En un inicio, los hechos son acompañados de emociones con las que todos podemos empatizar. Conforme avanza, la escala de los sucesos aumenta y nos olvidamos un poco de la persona detrás de ellos.

El último acto de la cinta es el que más sufre por esto, cuando vemos el despertar político de Taylor. Sería una excelente forma de retratar la pérdida de miedo y necesidad de aprobación, pero el documental decide no enfocarse en esas emociones, sino en la impotencia de una superestrella que no puede cambiar el mundo por sí sola. También es interesante, pero al mismo tiempo es inherentemente menos cercano. Cuando nos alejamos un poco de Taylor como persona, salen a flote las dudas sobre la intención del documental y de la maquinaria que está detrás.

Miss Americana no deja de ser entretenido. Los vistazos al proceso de composición de sus canciones son divertidos e interesantes, aunque algunos se sientan más como curiosidades que no conectan temáticamente con el resto del documental. La película dibuja a una estrella inteligente y consciente de sí misma, el problema es que nos deja con las ganas de romper todavía más la barrera para realmente conocer a la persona detrás.

Apasionado de la animación y el cine de romance. Mi director favorito es David Fincher. Y me gusta el rap.

Ver comentarios

Comentarios Comentarios