Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Listas

Datos curiosos sobre Mafalda y Quino, su creador

30-09-2020, 5:27:00 PM Por:
Datos curiosos sobre Mafalda y Quino, su creador

El ilustrador murió un día después del 56° aniversario de Mafalda.

Este miércoles 30 de septiembre supimos sobre el sensible fallecimiento del humorista argentino Joaquín Salvador Lavado, mejor conocido como Quino y quien fuera creador de la aclamada tira cómica Mafalda. El ilustrador dejó el plano terrenal a sus 88 años de edad, pero su legado le sobrevive y sobrevivirá en los anales de la historieta latinoamericana, gracias (sobre todo) al personaje de una niña sumamente crítica respecto los problemas políticos, económicos y sociales que ensombrecen nuestro mundo.

Vean a continuación ocho datos curiosos sobre Quino y sus memorables viñetas, retomados en su mayoría del libro Toda Mafalda, una antología publicada originalmente en 1993.

Primeros años

Hijo de inmigrantes españoles, Joaquín Salvador Lavado Tejón nació un 17 de julio de 1932 en la ciudad de Mendoza, Argentina. Siete años después comenzó la escuela primaria, donde enfrentó las mismas dificultades que de alguna manera definen la vida estudiantil del pequeño Felipe, mejor amigo de Mafalda en las tiras cómicas.

«Me angustiaba tanto que en los primeros tres meses tenía malas notas, pero después terminaba el año con notas altas, aunque nunca era el primer alumno y eso me daba bronca», llegó a declarar el ilustrador.

A sus trece años, concluida la primaria, Quino se inscribió en la Escuela de Bellas Artes de Mendoza, la cual abandonó en 1948 para perseguir su sueño: ser un dibujante humorístico.

Servicio militar

Después de un infructuoso intento por conseguir trabajo y vender sus ilustraciones en Buenos Aires, Quino tuvo que cumplir con su servicio militar en 1953. Aquél fue un año en que sintió «que nunca iba a salir de ahí y tenía ganas de matar a todos».

Por otro lado, ¿cómo olvidar que un par de tiras de Mafalda estuvieron dedicadas a la también denominada conscripción, que fuera obligatoria en Argentina hasta 1994? El hermano mayor de Manolito vuelve a casa después de aquel periodo de formación militar, y ello propicia que Felipe tenga pesadillas sobre ser conscripto en un futuro. ¡Afortunadamente el Llanero Solitario estará ahí para protegerlo!

Nace Mafalda

En 1963, Quino recibió el encargo de crear una historieta que publicitara una nueva línea de electrodomésticos de la marca Mansfield. Tales productos debían aludirse sutilmente en las viñetas, mientras éstas contaban una historia con personajes cuyos nombres comenzaran con la letra «M». Esta campaña finalmente nunca vio la luz, pero su protagonista estaba destinada al éxito: una niña de nombre Mafalda.

Ostentando una curiosidad muy peculiar para su edad, aquella infante tenía la labor de inundar a sus padres con preguntas de diversa índole. Su primera aparición pública tuvo lugar el 29 de septiembre de 1964, a través de la revista Leoplán.

Los personajes

Sólo tres tiras cómicas de Mafalda fueron publicadas en Leoplán, antes de que Quino se mudara con su personaje al semanario Primera Plana. Durante varios meses, las viñetas únicamente fueron protagonizadas por la niña y sus padres —de nombre Joaquín y Raquel—, hasta que el 19 de enero de 1965 se sumó el imaginativo Felipe al repertorio de personajes. Más adelante, en ese mismo año, el autor dejó Primera Plana y aterrizó en El Mundo, publicación donde debutaron el codicioso Manolito, la enamoradiza Susanita y el pensador Miguelito.

El Mundo cerró el 22 de diciembre de 1967, justo cuando iba a nacer Guille, el hermano menor de Mafalda. La historieta fue reanudada seis meses después, con aquel bebé ya nacido y Quino colaborando en el semanario Siete Días Ilustrados. Ahí apareció por primera vez la explosiva Libertad, la última en integrarse a la familia, en 1970.

Dibujos animados

Después del 25 de junio de 1973, Quino ya no volvió a crear más tiras cómicas de Mafalda. En ese entonces, la televisión argentina comenzaba a emitir dibujos animados con los personajes de la historieta, debido a que el creador había firmado un contrato con el productor audiovisual Daniel Mallo. Así vieron la luz 52 cortometrajes, de no más de cinco minutos de duración, que en 1981 serían recopilados en cinco episodios titulados: El mundo de Mafalda, Mafalda va a la escuela, Los juegos de Mafalda, Mafalda y la sopa y Los sueños de Mafalda.

A esta serie le siguió el largometraje Mafalda: La película, dirigido por Carlos D. Márquez y estrenado en diciembre de 1982.

Más allá de las tiras

Si bien ya no hubo más tiras cómicas de Mafalda, sus personajes aún tuvieron apariciones esporádicas en campañas de bien público. Por ejemplo, en 1977 Quino aceptó la solicitud del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) de ilustrar la campaña mundial de la difusión de la Declaración de los Derechos del Niño.

Años después, Mafalda y Manolito protagonizaron una campaña de odontólogos sobre higiene bucal en Argentina. Y por si no fuera suficiente, la niña viajó a tierras europeas para ser la imagen de una campaña electoral en España.

Por otro lado, algunos personajes de Mafalda cerca estuvieron de ilustrar el álbum «El sur también existe» del cantautor barcelonés Joan Manuel Serrat. Quino creó una tira especial para el disco, pero finalmente no fue utilizada.

Llegada a Italia (y al mundo)

A partir de 1968, las viñetas de Mafalda comenzaron a gozar de enorme reconocimiento en el extranjero. A la par de que Quino y su esposa Alicia Colombo viajaban por primera a vez a Europa, en ese mismo año algunas de sus tiras fueron traducidas al italiano e incluidas en la antología Libro dei bambini terribili per adulti masochisti («Libro de los niños terribles para adultos masoquistas»), publicada en Milán.

Un año después, Quino publicó su primer libro fuera de Argentina, titulado Mafalda la contestataria. Éste contó con un prólogo del célebre filósofo y escritor Umberto Eco, quien se declaró un gran amante de la historieta y destacó su relevancia para entender a la Argentina de aquel entonces.

La sopa

En innumerables viñetas, la pequeña Mafalda declara su odio hacia los conflictos bélicos, la injusticia, la inequidad y tantos otros problemas que enferman al mundo, y que la niña opta por representar con un globo terráqueo postrado en cama, cual paciente de hospital. Sin embargo su aversión también apunta a algo tan trivial como la sopa, lo cual es emblemático en ella.

Quino ha declarado que, cuando niño, tampoco le gustaba la sopa. Pero también ha dicho que este alimento, en las tiras cómicas, en realidad consiste en «una alegoría de las dictaduras militares que gobernaron Latinoamérica en las décadas de los sesenta, setenta y ochenta, y que la población se ‘tenía que tragar’» (vía).

Entren aquí para conocer un listado de Cine PREMIERE sobre las diez mejores tiras gráficas de Mafalda. ¿Cuál es su favorita?

datos curiosos mafalda quino
mm Tengo muy mala memoria. Por solidaridad con mis recuerdos, opto por perderme también. De preferencia, en una sala de cine.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios