Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

A 31 años del terremoto: la corrupción se asoma en 7:19

Por:

19-09-2016

Demián Bichir protagoniza la cinta 7:19, que narra el calvario de dos hombres atrapados en los escombros.

“No se asusten”, decía una sonriente Lourdes Guerrero al público del Canal de las Estrellas. “Son las 7 de la mañana con 19 minutos y 42 segundos”. El estudio se balanceaba de un lado a otro. “Sigue temblando un poquitito”, agregaba tratando de conservar la calma, “pero vamos a tomarlo con una gran tranquilidad”. Segundos más tarde, la transmisión se cortaba, y la Ciudad de México quedaba en ruinas…

Hablar de México y de sus tragedias más recientes es enlistar una interminable serie de eventos que han marcado a nuestra nación y que pocas veces, y con años de retraso, han sido abordados por el cine. Este hecho, por ejemplo, ha sido retomado por apenas un puñado de cintas, de las cuales Trágico terremoto en México (Dir. Francisco Guerrero, 1987) fue la primera valiente en hacerlo. Sin embargo, ninguna lo hizo con verdadera ambición dramática. “Las cosas ocurren cuando tienen que ocurrir”, afirma Demián Bichir, protagonista de 7:19 (Dir. Jorge Michel Grau), que narra la historia de dos personas que quedan atrapadas bajo los escombros de un edificio gubernamental, derrumbado debido a la corrupción en su construcción.

Es cierto que el tiempo es sabio, pero ¿por qué nadie había llevado este pasaje desastroso del país a la pantalla grande? Muchos podrían hablar de prudencia, otros de censura, pero para Bichir, “el cine tiene su propio tiempo y hay muchas historias que a los cineastas no les importa o desconocen. O también llega el momento adecuado para tratarlas. Oliver Stone hizo JFK mucho después del asesinato del presidente. No necesariamente pasa de manera automática cuando suceden los eventos”. Lo cierto es que este tipo de historias no llegan de forma fluida al público. Antes era por censura, ahora es por distribución. Así lo afirmó el cineasta Carlos Bolado el año pasado en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, quien dijo que lo que importa a la hora de hacer este tipo de cine es quién te está viendo. “Cuando hay millones de espectadores es cuando [a los del gobierno] les preocupa. Ahora hay una cierta libertad que no existía cuando el cine tenía más impacto y existía la RTC [Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía]. Ellos tenían que ver la película y darte autorización para proyectarla. Pero ahora hay otro tipo de censura que es la distribución. Se pueden hacer muchas películas con libertad pero cuando hablas de copias y tiempo en cartelera es cuando te estrellas contra la pared”.

Un buen ejemplo podría ser Fraude: México 2006, documental de Luis Mandoki sobre las polémicas elecciones presidenciales de ese año. A pesar de que el filme fue un éxito en taquilla, el director denunció “mano negra” en su exhibición: “En algunos complejos, cuando compras, por decir, ocho boletos, te dan cinco con el título de mi película y el resto con el nombre de otra, y les dicen que con ese boleto ‘pueden entrar a ver el documental’, pero esa entrada, al tener otro nombre, no se contabilizaba al documental”, le dijo el cineasta al diario La Jornada en 2007. “Si hubiera esa preocupación del mexicano por conocer su historia”, agrega Bolado, “al final no seríamos solamente estos mismos que sí queremos contar estas historias…”.

A 31 años del desastre

Apenas el año pasado se anunciaron tres cintas más sobre el terremoto del 85: Muerte a domicilio, dirigida por Felipe Cazals y protagonizada por Diana Bracho (cuya producción se ha cancelado por falta de presupuesto); la serie de cortometrajes La habitación, que contará distintas etapas de la historia de México y en la que Bolado hará el episodio referente al terremoto. El tercer proyecto, por su parte, es El día del temblor, dirigida por Kuno Becker y cuyo presupuesto alcanza los $60 MDP para recrear el desastre de las calles de la Ciudad de México. Si –tal y como afirmaba el legendario cineasta Jean-Luc Godard– “la fotografía es verdad y el cine es una verdad 24 veces por segundo”, ahí siguen en espera esas miles de historias que han golpeado al país y que bien podrían ser retomadas por el cine que, además de entretener y divertir, logra ser también un agente de cambio, que toca corazones y que abre conciencias.


mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Notas relacionadas

Comentarios