Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Desbocados (2008)

Por:

10-12-2008

La incoherencia pueblerina   Cuando uno lo piensa a fondo es muy triste realmente. El cine mexicano reciente no es capaz de retratar con dignidad territorios ajenos ya no se diga a la ciudad, sino al Distrito Federal. Las pocas cintas exitosas y logradas abocadas sobre el interior del país son la excepción que confirma […]

La incoherencia pueblerina

 

Cuando uno lo piensa a fondo es muy triste realmente. El cine mexicano reciente no es capaz de retratar con dignidad territorios ajenos ya no se diga a la ciudad, sino al Distrito Federal. Las pocas cintas exitosas y logradas abocadas sobre el interior del país son la excepción que confirma la regla de que fuera de la Ciudad de México, no existe México. Y en lo que llega la que al parecer será la opera summa del cada vez refinado realizador Juan Antonio de la Riva Érase una vez en Durango, llega la nueva cinta, memorable por desastrosa, del TVprotegido René Cardona III (Keiko en peligro 90, Serafín, la película 01), titulada simplemente Desbocados (México, 2008).

 

La cinta intenta retratar, siempre con la mayor carga de sordidez e histeria, el triángulo amoroso formado por el geólogo Daniel (Armando Araiza), la ama de casa insatisfecha Abril (Tania Robledo), y el bigotón sin carisma ni presencia Casimiro (Gerardo Albarrán), éste último antiguo novio de Abril. A la ecuación amorosa se une el par de patanazos Albino (Radamés de Jesús) y Celerino (Mario de Jesús), instalados siempre en el grito pelón y la mueca grotesca dizque para imponer.

 

Anotamos en el párrafo anterior que la cinta intenta, porque desde el primer plano un montaje por completo salvaje despedaza desbocadamente cualquier atisbo de propuesta visual. Al no quedar nada visual sólo queda el guión, en el cual cualquier atisbo de propuesta subliteraria es despedazado al sumar sin ton ni son una serie de ocurrencias por completo incoherentes y sí, finalmente desbocadas hasta con ¡tesoro de oro incluido! Lo único coherente en esto es esa feria de fetichismos alrededor del cuerpazo de la Robledo, pero ¿y qué? ¿No hay nada más?

 

Desbocados, con la aparición especial de uno de los hermanos Almada, quiere ser una de esas  gloriosas joyas del churro protagonizadas por aquellos. Pero hasta para lograr eso hay que tener algo de dignidad y Desbocados ni por accidente la tiene.

 

>>>>>>>>>

 

Desbocados 4

 

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

Comentarios