Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #199 – Películas favoritas

Películas favoritas de los últimos 25 años.

October 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Coberturas

El desfile de Día de muertos en la CDMX

Por:

29-10-2017

Así se vivió el desfile de día de muertos en la Ciudad de México.

Las horas pasaban y la gente seguía llegando a paseo de la Reforma, icónica vía de la Ciudad de México por la que pasaría el Desfile de Día de Muertos. Entre algodones de azúcar, sangrías preparadas, papas de carrito y hasta cocteles de fruta, chicos y grandes esperan pacientemente que comience el desfile. “Estamos aquí desde las dos y media”, dice una señora que llevó a sus tres hijos y un amigo de ellos al desfile. “Independiente de que el desfile vaya a ser bueno o malo, quisimos venir a distraernos”, finaliza la señora y voltea a ver sus 4 pequeños, quienes entre gritos y juegos apaciguan la larga espera bajo el sol.

Antes de que comience la celebración, los diálogos entre la gente no se pueden distinguir tan bien, pero en cuanto pasa la primera caravana que abre el desfile haciendo honor a las víctimas y los ciudadanos que apoyaron en el 19S, las voces se unen en una sola: ¡Gracias! ¡Bravo! Así, al unísono los mexicanos agradecen y recuerdan lo sucedido el pasado 19 de septiembre. “¿Por qué están llorando, mamá?”, pregunta una pequeña al ver a varias personas que hacen una pausa para dejar de aplaudir y limpiar sus lágrimas. “Porque les da sentimiento, hija”, contesta la madre.

Desfile de día de muertos

Y es que el Desfile de Día de Muertos logró tocar fibras sensibles para todos los mexicanos, pero también supo cómo sacarnos una sonrisa, una carcajada o una cara de asombro ante el espectáculo que nos presentaron. El desfile, entonces, se traslada a la era prehispánica con “México profundo”, un recorrido por la representación de la muerte según nuestros antepasados. Aquí somos testigos del nacimiento de Mictlán, el lugar de los difuntos, una pirámide con cráneos incrustados sobra la que bailan dos hombres y encaran a la multitud que les aplaude. La primera faceta de la celebración termina y a continuación empieza “México mestizo”, donde nos muestran la conquista de México y cómo ambas culturas se entrelazaron.

A través de las “Danzas Macabras” plasman el miedo y la incertidumbre de nuestros antepasados ante la llegada de una nueva religión. Además de la llegada de una nueva doctrina, durante la época de la Colonia nacieron nuevas tradiciones y maneras de entender el cielo y el infierno. Para representar ambos conceptos, un diablo y un ángel de proporciones gigantes desfilan por paseo de la Reforma.

Entre gritos, aplausos, celulares y cámaras al aire, da inicio “México lindo y querido”. El tercer recorrido histórico comienza con la época de la Revolución, una locomotora con Adelitas y revolucionarios se abre paso hacia el Zócalo.

Detrás de ellos vienen dos caravanas homenaje a dos grandes caricaturistas del país: Guadalupe Posada y Rius. Después, mostrando una etapa más contemporánea de México, llegan dos calaveras adornadas con graffittis. El último acto de esta etapa son las tribus urbanas; quinceañeras, danzantes y hasta mariachis aparecen en escena bailando al ritmo de canciones alusivas a Día de Muertos.

“México lindo y querido” fue la etapa que cerró la primera parte del desfile. Lo mejor está por empezar: el Carnaval de las Calaveras. Automóviles con gigantescas calaveras adornadas con penachos, calaveras demonios con bailarines disfrazados de sus secuaces animan a la gente a bailar en Reforma. La pareja de calaveras disfrazados de novios listos para el altar provocan gritos de “¡Beso, beso!” entre los asistentes y entonces sucede: el beso entre la muerte.

Desfile de día de muertos

Aplausos porque el amor no termina, incluso, cuando la vida sí. Termina el Carnaval de las Calaveras entre gritos y vitoreo. A la gente se le puede escuchar diciendo que el festival “estuvo muy bonito” o que les “quedó espectacular”.

Algunos caminan en dirección al centro –donde terminará el desfile– , otros emprenden camino hacia sus casas y algunos más se ponen de acuerdo para ir a cenar cerca de ahí. Al terminar el Desfile de Día de Muertos y el Carnaval de las Calaveras se respira en el aire que a México la muerte no le da miedo, al contrario, la honra y la celebra siempre porque al morir se renace.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios