Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #192 – Especial TIFF

Toronto International Film Festival y Midsommar.

September 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Diamantino – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

28-08-2019
diamantino-critica

Los elementos cósmicos, fantásticos y los guiños a James Bond, hacen de Diamantino una montaña rusa temática.

Título original: Diamantino
Año: 2018
Directores: Gabriel Abrantes (Palácios de Pena), Daniel Schmidt (The Unity of All Things)
Actores: Carloto Cotta, Cleo Tavares, Anabela Moreira
Fecha de estreno:23 de August de 2019 (MX)

La comedia portuguesa Diamantino nos abre los brazos con una advertencia: nada de lo que ocurre en pantalla es real ni pretende narrar la historia de un futbolista verídico. Esta aclaración parece adecuada –y cautelosa– una vez que observamos a Diamantino Matamouros (Carlotto Cotta): jugador atlético con más de una similitud con Cristiano Ronaldo, la luminaria lusitana del balompié. Su semejanza es casi como la de dos gotas de agua, son prácticamente clones –y algo habrá sobre la clonación más adelante–, comparten prácticas altruistas, posición en la cancha y liderazgo en la selección.

No obstante, los elementos cósmicos, fantásticos y los guiños a James Bond, hacen de esta montaña rusa temática, una aventura singularísima. Diamantino es famoso, y justo un día antes de jugar la final del Campeonato del Mundo, pasa el tiempo en compañía de su familia en su yate. Ahí, lo que parece una visión extraña deja una impronta profunda en su ser: un grupo de refugiados aparece en el horizonte dentro de una lancha. Viajan hacinados, cabizbajos. Traen consigo desarraigo y pérdida; dolor y angustia, aunque nada material.

diamantino

Carlotto Cota hace una interpretación loable al mezclar ternura e ingenuidad, para, de esa forma, romper con los estereotipos vinculados con la fama y el dinero.

Este encuentro marca el entierro de su carrera. Diamantino cierra una Copa del Mundo de forma vergonzosa, aunque con toques fantásticos –como maravillosos y rosados perritos gigantes dentro de una cancha de futbol producto de su imaginación–. Aquí la equiparación del balompié con el arte y de un estadio con una catedral ilustran con puntualidad la religiosidad tras el deporte más popular del orbe. Una tragedia personal, sin embargo, reencamina a Diamantino lejos del balompié para, mediante una combinación de géneros cinematográficos, hilvanar rasgos del cine de espionaje con imágenes oníricas, elementos científicos y varias críticas de corte político-social.

A primera vista, semejante combinación podría escucharse ambiciosa, pero los directores Gabriel Abrantes y Daniel Schmidt conducen su obra con cautela y veracidad, pese a sus ornamentos irreales. Para lograr el cometido, la actuación cálida e inocente de Carlotto Cota es pieza clave de un engranaje donde cualquier elemento fuera de lugar podría implicar el colapso de todo.

diamantino

Las hermanas de Diamantino son las villanas principales de la cinta y quienes cometen un acto que sume al protagonista en una crisis existencial y de valores.

La figura de Diamantino, entonces, es un pretexto para desarrollar un argumento intrincado donde se cuestionan prácticas como la clonación y la avaricia científica sin ningún tipo de faro ético –a la Black Mirror–. Nos muestra, con elementos descabellados y hasta cierto punto fársicos, que el futuro nos alcanzó, todo visto desde los ojos inocentes de un niño-hombre. Una víctima de trata, no sexual, sino de la ciencia y la política.

Este conflicto es sólo un de las numerosas cosas que Abrantes y Schmidt quieren plasmar. A lo largo del filme hay un humanismo imperante que critica la obtusa mentalidad capitalista, fundida con temas de fraude y lavado de dinero, con un desinterés absoluto por quien resulte el chivo expiatorio. Igual de importante es el combate de Diamantino a las mentalidades supremacistas. Especialmente a quienes, desde el gobierno, se empeñan en cerrar fronteras y marginar a quienes, ya sea por motivos de violencia, persecución o hambre, buscan refugio y les es negado. ¿No es abrumadora y tristemente familiar?

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Lxs chicxs salvajes (Bertrand Mandico, 2017)
  • La leyenda del tío Boonmee (Apichatpong Weerasethakul, 2010)
  • El libro de la imagen (Jean-Luc Godard, 2018)

 

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios