Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Días de terror: REC, Viernes 13

Por:

16-02-2009

  Este fin de semana, no sé por qué impulso, me dio por ver películas de terror, una de las cuales tenía atrasada ya por algunos meses. Sí, REC es una fregonería, una cinta que con un formato que no es tan novedoso (ver The Blairwitch Project) nos estremece hasta los huesos. Contrario a lo […]

 

Este fin de semana, no sé por qué impulso, me dio por ver películas de terror, una de las cuales tenía atrasada ya por algunos meses. Sí, REC es una fregonería, una cinta que con un formato que no es tan novedoso (ver The Blairwitch Project) nos estremece hasta los huesos. Contrario a lo que me pasó en Cloverfield, donde los subtítulos me gritaban en cada fotograma que estaba viendo una película (la quiero ver en DVD, con audífonos, en la penumbra), aquí, a pesar del acento español, me metí en la trama, brinqué, apreté los dientes y me espanté genuinamente. No pienso ver, al menos no por ahora, el remake gringo, que de seguro le resta intensidad terrorífica a la trama. Vivo en un edificio, y pensar en tener que salvarme con el gordo que me cae mal, o la vecina chismosa, o el perro del 8 que huele mal, me causó mucho, mucho terror. Los valores de producción son de lo mejor, en uno de esos casos en que la dirección se mueve casi imperceptible. como si no fuera todo un "follón" recrear un edificio de departamentos y encima ir de arriba a abajo con la cámara. La explicación del fenómeno zombie/vampiro me pareció, además, bastante respetable, en como juega con la fe y la razón. Por si fuera poco, ayer en la noche G y yo nos lanzamos a ver Viernes 13, esperando reírnos más que tensionarnos: yo terminé con un dolor de hombros infame, víctima de la tensión. Sí, están los topless obligatorios (y reiterativos), las escenas de sexo puberto, la tensión sexual, los descabezados… (y otro ingrediente, que las minorías, es decir el asiático y el afroamericano, son los únicos que no tienen escarceos eróticos)… pero también hay muy buen manejo de cámaras y de la tensión fílmica. Los fanáticos de la serie ya comenzaron a echar el grito al cielo por los cambios que han hecho a su venerado concepto… que si Jason no debe correr, que si, que si, que si… yo lo que sé es que la película cumple, y que me (nos) mantuvo tenso en todo el camino de regreso a casa, y ya entrada la madrugada, cuando escuché un rechinido y unos pasos pesados, terribles, sobre el techo.

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Notas relacionadas

Comentarios