Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Disgrace: ¿desgracia?

Por:

16-02-2009

Los que me conocen saben que hay dos escritores que me obsesionan en particular: Philip Roth y J.M Coetee. Ambos son, sin encontrar una mejor palabra, "cabrones": su visión literaria es como un bisturí que corta, con la ínfima presión del lenguaje, la piel de la humanidad. Sacan a relucir sus vicios, sus verdades a […]

Los que me conocen saben que hay dos escritores que me obsesionan en particular: Philip Roth y J.M Coetee. Ambos son, sin encontrar una mejor palabra, "cabrones": su visión literaria es como un bisturí que corta, con la ínfima presión del lenguaje, la piel de la humanidad. Sacan a relucir sus vicios, sus verdades a medias, sus pecados. Y la bondad, sí, escondida. El año pasado se dieron sendas adapaciones cinematográficas de sendas novelas de estos escritores, el uno newjersiano, el otro sudafricano pero en realidad ciudadano del mundo. Primero, fue Isabel Coixet con The Dying Animal,a la que bautizó Elegy y dio vida con las actuaciones de Ben Kingsley y Penélope Cruz… La crítica ha aceptado bien este filme, e incluso alguien renuente como nuestro corresponsal en Madrid, Jaime Iglesias, la aplaude (ver Cine PREMIERE de marzo 2009, pronto en tu puestp/local cerrado favorito). La que me preocupa es la adaptación de Disgrace, novela a la que desde hace año le tengo cariño, que fue mi verdadero bautismo en lo que a buena literatura se refiere. Coetzee, en un estilo quirúrjico, repito, narra la vida de David Lurie, un académico de Ciudad del Cabo cuya existencia cae en un profundo abismo después de que lo corren de su universidad por tener relaciones como una joven alumna, De ahí, conoce los temores y las heridas de un país como el suyo, y como el nuestro, México, para el caso: una tierra de nadie lacerada por conflictos ancenstrales, por luchas perennes entre los que lo dominan todo y los que no dominan nada, por llagas terribles que el tiempo no sanará. Con este enorme paquete, le dieron el papel principal a John Malkovich, de cuyas capacidades histriónicas dudo un poco. Al principio del proyecto se hablaba de Ralph Fiennes en el papel principal… pero Malkovich…. esperemos que Disgrace no sea una real desgracia.

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Notas relacionadas

Comentarios