Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
NOTICIAS

¿Por qué Disney podría ser el estudio más afectado por la pandemia?

10-04-2020, 8:49:21 AM Por:
¿Por qué Disney podría ser el estudio más afectado por la pandemia?

La estrategia de negocios empleada por Disney no ha sido suficiente para evitar los problemas originados por el coronavirus.

La acumulación de compañías y franquicias realizada por The Walt Disney Company parecía una idea infalible en una industria que cada vez da mayor prioridad a las superproducciones. Como prueba sólo basta recordar un histórico 2019 con seis películas –6.5 si se considera Spider-Man: Lejos de casa– que superaron la barrera de los $1,000 mdd y una que rebasó los $2,000 mdd hasta convertirse en la más taquillera de la historia. Una tendencia que debía mejorar todavía más con la adición de Fox.

Pero entonces llegó el COVID-19, que obligó a postergar los títulos de primavera y verano para una reestructuración absoluta del calendario de estrenos. Casi todos los estudios enfrentaron el reto sin mayores problemas al ocupar plazas de competencia mínima o indirecta, o con el reemplazo de cintas propias. Más complicado fue el caso del ratón, que batalló por reacomodar una amplia lista de propiedades donde el más mínimo cambio enfrentaba títulos propios o detonaba toda una reacción en cadena en sus franquicias más importantes.

Mulan

Un nuevo calendario

Disney sufrió los efectos de la pandemia muy pronto, con Mulan y Los nuevos mutantes pospuestas indefinidamente el 12 de marzo, unos días antes de que iniciaran las cuarentenas europeas. Esto al considerarse que sus estrenos programados para el 27 de marzo y 3 de abril no podrían desarrollarse con normalidad, destacando además que la primera podría sufrir graves afectaciones económicas sin las ganancias provenientes de China, cuyas salas se encontraban cerradas. El caso de Black Widow fue distinto, pues su apertura programada para el 27 de abril se mantuvo inamovible durante varios días, lo que generó rumores sobre un potencial traslado a Disney+ que nunca se concretaron.

Mientras la mayoría de los estudios aprovecharon la segunda y tercera semana de marzo para anunciar las nuevas fechas de sus proyectos más importantes, Disney esperó hasta los primeros días de abril para hacerlo. Una tardanza que ha sido atribuida a los cambios radicales en toda la agenda, no sólo de este año, sino hasta 2022.

Mulan pasó al 24 de julio para ocupar la plaza de Jungle Cruise la cual fue enviada al 30 de julio de 2021 para tomar una de las posiciones más importantes del verano ante Indiana Jones 5, cuyo retraso obligado en la filmación le relegó al 29 de julio de 2022. No menos dramática fue la situación del Marvel Cinematic Universe, con Black Widow tomando el 6 de noviembre de The Eternals, que pasa al 12 de febrero para detonar una reacción en cadena que afectó a todos los títulos confirmados por ahora: Shang-Chi, Doctor Strange and the Multiverse of Madness, Thor: Love and Thunder, Black Panther II y la secuela de Capitana Marvel.

Black Widow

Destaca además el caso de Soul de Pixar que mantiene su fecha original del 19 de junio, con la que se convertiría en el primer estreno Disney poscrisis, una situación que todavía podría cambiar y afectar directamente a Raya and the Last Dragon programada para el 25 de noviembre y que ahora comparte estreno norteamericano con la postergada Sin tiempo para morir. Finalmente, la nueva versión de West Side Story agendada desde un inicio para el 18 de diciembre y que originalmente sólo debía preocuparse por la competencia de Dune, ahora tiene una nueva competidora en Top Gun: Maverick que se movió al 23 de diciembre, lo que a su vez podría afectar la apertura limitada de The Last Duel de Fox programada para el 25 del mismo mes.

Más dramático es el caso de Artemis Fowl y los títulos de la propia Fox, recientemente renombrada 20th Century Studios. La primera, programada para el 29 de mayo, perdió su estreno en salas y fue enviada a Disney+, un duro golpe ante un proyecto de $125 mdd y con importantes aspiraciones para iniciar una franquicia. En el caso del segundo, The King’s Man, Death on the Nile y Everybody’s Talking About Jamie mantienen sus plazas originales de otoño, destacando además la adición de The French Dispatch de Wes Anderson para el 16 de octubre. La gravedad radica en que el estudio no ha notificado cuál será el destino de Los nuevos mutantes que potencialmente los incorporará a los hijos del átomo a Marvel, y La mujer en la ventana, que tiene fuertes aspiraciones a la temporada de premios en la figura de Amy Adams.

Artemis Fowl

Problemas detrás de cámaras

Los dilemas cinematográficos no serían tan graves si Disney mantuviera sus otras fuentes de ingresos como es el caso de sus parques temáticos, que junto con sus cruceros y otras experiencias representaron el 45% de sus ganancias del 2019. Sin embargo, el ratón tuvo que cerrar los ubicados en territorio asiático en enero y extendió las medidas al resto del mundo en marzo, en ambos casos sin fecha de reapertura programada. Se estima que esto genera pérdidas diarias que van de los $20 a los $30 mdd y que podrían llegar hasta los $500 mdd totales [vía]. La cifra podría aumentar todavía más por los costes fijos y las fuertes sumas invertidas en sus recientes expansiones, algunas de las cuales no han generado los beneficios esperados.

A esto sumemos las afectaciones que padecerá su cadena deportiva ESPN con la cancelación de eventos como la March Madness, la suspensión temporal de torneos profesionales como la NBA y la MLB, así como el retraso de un año de los Juegos Olímpicos de Tokio. Finalmente, la partida de Bob Iger como CEO ocurrida en febrero generó incertidumbre entre los accionistas al ser considerado uno de los grandes líderes en toda la historia de la compañía, así como responsable de uno de sus periodos más gloriosos.

La situación se complica todavía más por su reciente compra, que invirtió una suma superior a los $71,000 mdd para la adquisición de Fox para quedar con una deuda cercana a los $50,000 mdd [vía].

Quizá estos golpes habrían sido menos graves con un éxito cinematográfico previo a la crisis del COVID-19, lo que no pasó con Unidos. La primera cinta de la era pos-Lasseter y que marcaría el regreso absoluto de Pixar a las historias originales no pudo concretar los festejos con una segunda semana en cartelera que coincidió con las cuarentenas europeas y las restricciones estadounidenses para reducir los contagios. Todo esto aunado al nerviosismo de algunos sectores de la audiencia resultó en una taquilla desastrosa de apenas $102 mdd que le convirtieron en la peor recaudación en toda la historia de Luxo Jr.

Onward

El futuro de Disney

Con la industria cinematográfica completamente detenida, las esperanzas del estudio recaen casi completamente en Disney+, que en los primeros días de abril rebasó los 50 millones de suscriptores gracias a su expansión en Alemania, Austria, España, India, Italia, Reino Unido y Suiza. Una cifra con la que supera los 30 millones de Hulu, pero que aún está lejos de los 167 millones de Netflix. De cualquier modo, todo apunta a que estos números crecerán exponencialmente en los próximos meses con la incursión en cada vez más territorios, destacando Latinoamérica y Japón para finales de este año.

Especialistas financieros piensan que esta combinación podría detonar en la mayor operación financiera de todos los tiempos, con Apple siendo capaz de adquirir Disney. Así lo considera el analista Bernie McTernan [vía], quien asegura que “aquellos con horizontes a largo plazo, como las compañías de mega capitalización con grandes saldos de efectivo y cuyo patrimonio superó a Disney en las últimas tres semanas, como Apple, podrían aprovechar la volatilidad. La ventaja de adquirir Disney sería asegurar su estrategia de contenido / transmisión y posibles sinergias al agregar el ecosistema emergente de Disney a la plataforma iOS […]. Disney + podría resolver el problema de contenido de Apple, ya que AppleTV + ha tenido un comienzo relativamente lento”. De momento, el gigante tecnológico no se ha pronunciado al respecto.

Hace apenas unos años, The Walt Disney Company lucía como el mayor gigante del entretenimiento y destinado a cambiar la industria para siempre. Hoy su posición es distinta, con un modelo que le ha puesto contra las cuerdas en plena crisis mundial.

The Mandalorian

mm Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios