Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #129 – Han Solo

Han Solo: Una historia de Star Wars, Deadpool 2, 13 Reasons Why

Mayo 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

10 razones para ver Divorce Temporada 2

Por:

21-01-2018

Lo nuevo de Sarah Jessica Parker y Thomas Haden Church estrena en HBO y te decimos razones para ver Divorce temporada 2.

Este domingo 21 de enero llega a HBO Divorce temporada 2, la comedia negra protagonizada por Sarah Jessica Parker y Thomas Haden Church, una pareja que luego de una separación traumática (trama principal de la primera temporada), están aprendiendo a reconstruir sus vidas de forma independiente. A lo largo de ocho intrigantes capítulos, donde las risas y situaciones incómodas de la vida real no faltarán, verás cómo el humo del incendio ocurrido durante la primera temporada, finalmente se empieza a disipar.

A continuación, 10 razones por las que no puedes perderte Divorce temporada 2:

La vida después de Sex and the City

El primer reto para Divorce fue hacer que la gente no viera a Frances, uno de los personajes principales, como una continuación de Carrie Bradshaw, el icónico personaje interpretado por Sarah Jessica Parker en Sex and the City. Para conseguir esta diferenciación, la actriz recibía el guión antes, y participó en la formación del personaje. “Ella no quería que la vincularan con Carrie, por eso da una actuación diferente, y nos esforzamos en hacerla ver distinta: no usa tacones –ni siquiera podría costear unos Manolo Blahnik–, no lleva escote, y su maquillaje y cabello son diferentes”, nos explica Jenny Bicks, showrunner y productora ejecutiva de Divorce, con quien nos reunimos en Los Ángeles durante la presentación de las novedades de HBO para este año.

Bicks, quien también fue productora de Sex and the City, y por ende había trabajado antes con Sarah Jessica Parker, confiesa que hay una relación de respeto mutuo, y mucha confianza. “Sarah aportó mucho a la construcción del personaje, e incluso recuerda frases específicas de su personaje, Frances, que dijo en la primera temporada”, ríe Bicks.

Risas, risas, y más risas

Para hacer reír al espectador se necesita más que una simple comedia. Con esto en mente, los guionistas de Divorce han logrado un perfecto balance entre los límites de la comedia y el drama. “No diría que [Divorce] es una comedia, si acaso, es más bien una comedia muy oscura, que utiliza el humor de forma muy gradual. Repetimos un poco la fórmula que usamos para Sex and the City: te haremos reír en un episodio, y en el siguiente te haremos llorar”, explica una simpática y sencilla Jenny Bicks, quien además nos adelanta que encontraremos momentos memorables de comedia (como la caída –literal– del personaje que interpreta Molly Shannon, que se da en un momento muy dramático de su personaje, Diane).

Te volverás adicto

La problemática relación entre la pareja protagonista (y recién divorciada), Frances y Robert, es un verdadero melodrama que te llevará a través de sus matices. Jenny Bicks hizo la tarea y nos detalla que, en la actualidad, la gente no se cansa de hacer maratones de sus series favoritas: pusieron mucho esmero en contar una historia emocionante, y en crear episodios estimulantes, que simplemente te dejarán enganchado y preguntándote: ¿qué podría pasar en el siguiente capítulo? O, ¿cómo diablos podrá Frances recuperar el cariño de sus hijos, o triunfar en la vida con tan poca experiencia en los negocios?

Personajes muy reales y complejos

Desde la primera temporada, en Divorce se han construido personajes interesantes que coexisten entre ellos en situaciones muy cercanas a la realidad. Todos conocemos a alguien que se ha divorciado, ¿cierto? Y, como explica Jenny Bicks: “La serie intenta presentar las complejidades de encontrar una pareja para pasar el resto de tu vida, y seamos honestos, a veces, simplemente no la encuentras, y todo está bien”.

El amor en 2018

“Cuando hicimos Sex and the City, a finales de los noventa, no pudimos explorar conceptos que hoy nos resultan muy normales, como salir con alguien que conociste por internet, simplemente porque en ese entonces ni siquiera existía la posibilidad”, explica Jenny Bicks. En pleno 2018, Divorce es una visión de cómo son las relaciones en la actualidad, y las lleva a la pantalla chica con situaciones como Frances, el personaje interpretado por Sarah Jessica Parker, utilizando Tinder por primera vez en su vida (a sus más de 45 años), y enfrentándose al rechazo virtual.

“También pusimos al personaje de Thomas Haden Church, Robert, a salir con una mujer muy ruda después del divorcio. Se trata de una mujer intensa que se enamora de él, porque convierte lo que él creía que eran defectos (gracias a su ex esposa), en cualidades”, agrega Bicks.

La tendencia de la soltería

Además de la pareja protagonista, más de una pareja del show atraviesa complicaciones en su matrimonio, están divorciadas, o al límite de la separación. Como una especie de reafirmación, Divorce es, más que una serie sobre el divorcio per se, una invitación a buscar lo que te hace feliz, sin creer que la felicidad está necesariamente al lado de alguien. O, como lo explica Jenny Bicks: “El matrimonio no es para todos, ni tampoco algo obligatorio en tu vida”.

Girrrrrl Power

La premisa de que una mujer es independiente, y perfectamente capaz de sobresalir sin la necesidad de un marido, es una que resulta bastante popular entre las series de televisión y películas hoy en día. Y los creadores de Divorce lo saben. “Frances se casó antes de cumplir treinta y eso hizo que no pudiera descubrir quién era ella misma, o qué quería hacer con su vida, cosa que les pasa a muchas mujeres hoy en día, quienes a sus cuarenta y tantos se siguen pretuntanto lo mismo. No se trata de encontrar una pareja, se trata de encontrarte a ti misma”, dice Jenny, quien busca, una vez más, empoderar la figura femenina a través de una historia madura.

El toque Peretz

Jesse Peretz, además de dirigir el Piloto de la segunda temporada de Divorce, y cuatro capítulos adicionales, es un director bien conocido por participar en series que empoderan a las mujeres. Entre su filmografía destacan episodios en Girls, GLOW, Orange is the New Black, Nurse Jackie, New Girl, The Mindy Project, entre otros. Así que, si buscas un toque de situaciones inesperadas, donde las mujeres muestran su lado más fuerte y menos predecible, Divorce es para ti.

Hay un mensaje

Los mensajes positivos siempre se agradecen en los programas de televisión, por eso, Jenny nos comparte el mensaje principal de la serie y, si eres una persona en busca de motivación, la razón por la que no debes dejar de ver ésta segunda temporada: “No tienes que estar casada para ser feliz, y si no eres feliz en tu matrimonio, puedes divorciarte. Da miedo salir de un matrimonio, pero siempre es mejor salir e intentarlo, porque allá afuera hay muchas posibilidades”.

Premios a la vista

Si eres de los que confía en una serie cuando obtiene nominaciones a grandes premios, deberás entregarte a Divorce. La primera temporada obtuvo dos importantes nominaciones: a los Emmy, por Mejor Cinematografía lograda con una sola cámara (como en 2001 también fue nominada Sex and the City), y a Mejor Actriz en una serie de comedia, para Sarah Jessica Parker. Sí, aunque sabemos que hasta ahora sólo se trata de nominaciones, no descartamos que para este año, se apunten otro par, o incluso algún premio para la segunda temporada.

mm

Se formó desde temprana edad en el mundo editorial, en el territorio del cine y la música, para años después conocer las delicias de trabajar en revistas de estilo de vida. Autodidacta –y orgullosa de serlo– atesora experiencias como sus entrevistas a Steven Spielberg, Ridley Scott y Alfonso Cuarón, entre muchos otros.

Notas relacionadas

Comentarios