Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #167 – Capitana marzo

Capitana Marvel y la edición impresa de marzo

March 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Dragon Ball Super: Broly – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

11-01-2019
broly

La emoción de la vigésima y más larga película de la saga de Akira Toriyama se estrena en México, con uno de los mejores trabajos de doblaje en la historia. Dragon Ball Super: Broly es extraordinaria, para propios y extraños.

Título original: Dragon Ball Super: Broly
Año: 2018
Director: Tatsuya Nagamine (One Piece Film: Z))
Actores: René García, Mario Castañeda, Gerardo Reyero
Fecha de estreno:11 de January de 2019 (MX)

Transcurrieron 18 años antes de que una nueva película de Dragon Ball llegara a la actual generación. Dragon Ball Z: La batalla de los dioses (2013) fue un fenómeno mundial de tal impacto, que terminó de sacar a su creador Akira Toriyama de su semiretiro, continuando las aventuras de Son Goku y los Guerreros Z en una nueva serie anime en TV, obsequiando una segunda película (La resurrección de Freezer, en 2015) cuya trama se integraría en Dragon Ball Super, aunque se omitiría casi por completo en el manga original.

Pero en México y América Latina el fenómeno cobró una magnitud mayor, ante el hecho de que –en una situación preocupante parecida al caso de Los Simpson– los actores de doblaje que originalmente dieron voz a la serie hace años estaban ausentes de una moderna remasterización de nombre Kai. El que miles de fans de toda América Hispanohablante alzaran su voz (à la genkidama de Goku en la saga) y pidieran el regreso de sus voces favoritas terminó en un emotivo regreso a nuestra infancia, con las voces que permanecen hasta ahora en nuestra memoria auditiva.

broly

 

Dragon Ball Super Broly es, fácilmente, la mejor película del personaje hasta el momento. La cinta no sólo trae de regreso al villano más amado por los fans de Dragon Ball (estadísticas de diversos países lo confirman), sino que el tratamiento que se ha dado a todo el producto en sí es extraordinario. Habrá quien diga que este personaje ya se presentó hace años y hasta se sobreexplotó (Broly tuvo su primera aparición en El poder invencible en 1993, con dos secuelas poco brillantes en 1994, pero sin integrarse al canon del manga y serie anime). Pero la realidad es que Broly ha estado en boca de todos, incluyendo los fans que no habían nacido en su presentación hace 25 años. Por cierto, quienes amaron la película Dragon Ball Z de 1999 (decir el título sería un gran spoiler), van a quedar encantados al ver cómo cierto personaje superpoderoso se vuelve parte del canon también (con todo y sus dos versiones previas fallidas).

Los 100 minutos de Dragon Ball Super Broly están bien narrados –excepto por un prólogo que llega a sentirse demasiado largo–, centrándose en la acción (como fuera en la época dorada de la saga DBZ), sin caer en monólogos y flashbacks innecesarios. El trabajo impecable del animador Naohiro Shintani queda patente no sólo al traer de vuelta diseños y estilo de buenos anime de los años 90, sino combinando con maestría efectos digitales con animación tradicional (no perfectos, pero sí mejores a lo que vimos en Mazinger Z: Infinity, por ejemplo). La historia (que por fin se vuelve parte del canon) cuenta no sólo el origen del saiyajin exiliado Broly y su padre Paragus, sino que por fin vemos una narración clara del origen de otros dos personajes clave: Kakaroto (Goku) y Vegeta.

gogeta

Tal como se venía rumorando (y de hecho confirmó Toriyama antes del estreno en Japón), Broly llegó para quedarse con un tratamiento más digno que el que Hollywood le ha dado a archivillanos que, de la nada, ahora son “antihéroes”. Es cierto: los guiños al villano exiliado estilo Star Trek II: La ira de Khan y el origen de Superman llegan a ser algo descarados (Toriyama siempre ha dicho que Kal-El es su superhéroe favorito, ¡vamos!). Pero la naturaleza “maligna” de Bardock y la introducción de la linda mamá de Goku (Gine) establecen una ligera diferencia, y de hecho, nos dejan con la pista de que podría no ser la última vez que sepamos de ellos. El tratamiento a Freezer postarco de supervivencia en la reciente serie es sencillamente genial, y la caracterización que le brinda Gerardo Reyero en español es exquisita.

Hay que decirlo. Dragon Ball Super Broly no es perfecta. El primer acto se llega a sentir ligeramente excesivo en tiempo, hay un tremendo hoyo narrativo con el padre de Broly, la absurda omisión de no mencionar a la saiyajin Kale del Universo 6, al ver a Broly en modo berzerk y algunas inconsistencias con el físico y calidad de dibujo en algunos personajes secundarios (la alienígena Chili de pronto luce despampanante, abusando un poco del fanservice, para en la siguiente escena aparecer extremadamente delgada). La música también se siente extraña para la saga, aunque por alguna razón deja de sentirse ajena, en especial en la batalla climática. En fin, detalles que sólo los más puristas o exigentes encontrarán inquietantes.

Lo que sí es impecable es el doblaje, a cargo de Mario Castañeda, René García, Gerardo Reyero y Ricardo Brust: tras dos películas y una serie recientes, todos se escuchan de forma más natural y orgánica. La dirección de Eduardo Garza lleva a los personajes habituales y los nuevos rostros a un nivel elevadísimo de entrega, calidad, humor y hasta seriedad (Brust quedó afónico tras grabar esos asombrosos gritos de Broly). El casting a personajes como Gine con Mireya Mendoza, Angélica Villa como Chili y hasta el inaudito regreso al doblaje de Roberto Sen como Paragus, José Luis Castañeda como Nappa y hasta el mismo Brust se conjuga en una fiesta auditiva no sólo nostálgica para fans, sino digna de aplauso para todo aquel que aprecie el buen doblaje. Aplauso a la inteligentísima decisión de traer como narrador a Rubén Moya (He-Man), tomando el cetro del legendario y recién fallecido, José Lavat.

broly

Por último, pero no menos importante: aunque la película lamentablemente no se creó para formatos 3D, la experiencia de “sentirla” en salas 4DX es absolutamente espectacular, especialmente en la larga y emocionante batalla entre Broly, Goku y Vegeta. ¡Es algo que todo fan debe vivir, y que difícilmente se repetirá! Gran parte de la taquilla japonesa se centró en este formato allá, por lo que la sincronía de movimientos proviene directamente de Toei Animation.

Este 2019, la saga Dragon Ball cumplirá 35 años de existencia, y aunque sabemos que Akira Toriyama y Toei tendrán más sorpresas para festejar, sin duda la película de Broly demuestra, por sí misma, por qué este anime/manga es uno de los más amados por miles de fans alrededor del mundo.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:

Editor de anime y manga en Cine PREMIERE, y colaborador en web y revista desde 2006. Me especializo en anime/manga, comics, doblaje, tecnología y videojuegos. Mis sagas favoritas: Doctor Who, Star Trek, Dragon Ball y Star Wars. Batimaníaco, geek ochentero y hardcore game.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios