Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #191 – Dora y Joker entran a un bar

Comenzamos hablando de Dora la Exploradora pero llega el protagonismo del Joker en Venecia para crear caos.

September 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Artículos

Dumbo de Tim Burton: En la tierra de los sueños

Por:

29-03-2019
dumbo de tim burton

El cineasta californiano se apoya en todo aquello con lo que ha cautivado al mundo para reinventar uno de los clásicos animados más queridos (y sufridos) de Disney. El pequeño elefante volador no sólo es una de las grandes apuestas del estudio del ratón, sino la producción más ambiciosa en la filmografía de Tim Burton.

Hay algo en la mirada del productor Justin Springer (TRON: El legado) que sólo puede equipararse a la chispa que tiene alguien que está por develar una gran sorpresa. Mientras nos acercamos al set de Dumbo de Tim Burton, su emoción se replica rápidamente en el rostro del equipo de producción de esta cinta, filmada en los icónicos Cardington Studios de Londres. En este lugar que solía ser una base área militar y que, poco después, se transformaría en uno de los estudios de filmación más importantes del mundo, Burton ha construido uno de sus sueños más ambiciosos.

Dentro del plan visionario para revivir sus clásicos animados, Disney ha incluido una versión live action de Dumbo, una de las cintas más importantes de su historia. “Tim fue la primera y única opción para dirigirla”, nos dice Derek Frey, también productor del filme y viejo colaborador de Burton. “Dumbo es uno de los personajes más amados de Disney y teníamos que crear una buena película para la audiencia actual. Pero el reto más grande fue el descifrar cómo poner el estilo de Tim Burton en una historia como ésta”, afirmó Frey.

La sonrisa de Springer a nuestra llegada, sin embargo, nos confirma que ése reto ha sido superado. El mejor ejemplo es la sorpresa que muere por mostrarnos: tras una gruesa cortina negra se encuentra lo que bien podríamos definir como la consolidación de todos aquellos elementos burtonianos que han conquistado al mundo por décadas. Una vieja y tétrica calle es iluminada por la marquesina de Dreamland, un carnaval ambientado en los años 20 y uno de los sets más impresionantes que se han construido en los estudios Cardington.    

Tras cruzar las puertas de la feria caminamos por un pasillo largo que conecta con todas las atracciones del lugar. Por un lado tenemos la entrada a una montaña rusa, adornada con la imagen de un enorme cohete a punto de despegar. Por otro está el vestíbulo de un teatro con temática futurista, que incluye a una familia de maniquíes acompañada de un perro robot. Un anfiteatro y un rostro gigantesco de payaso –digno del imaginario de Burton– completan la decoración del lugar, que guarda al fondo su tesoro más importante: una vieja e imponente carpa, donde tomará lugar la historia de un pequeño elefante de amplias orejas.

Ahí, en medio de esta enorme y detallada escenografía, se puede ver a un Tim Burton muy serio, vestido de negro y con sus icónicos lentes y cabellera despeinada. En sus manos trae un guion que lleva por título “Big Ears”, al que le hace algunas anotaciones, mientras las comparte con el séquito de personas que lo rodean. Al percatarse de nuestra presencia, el director cierra su libreta y nos dice con una amplia sonrisa: “¡Pasen! ¡Bienvenidos a Dreamland!”.

Un clásico reimaginado

“Es un sueño trabajar con Tim”, nos dice el actor Colin Farrell, en medio de una sala con paredes tapizadas de bocetos y llena de mesas con maquetas de los sets que ya han sido construidos por la producción de la película. Farrell actúa ante nosotros como si fuera la primera vez que ve el material que nos rodea. Se toma unos minutos para admirar todo antes de continuar. “Es una historia hermosa”, dice mientras mira un dibujo de Dumbo en el circo. “No queremos hacerla mal”, afirma.

El encanto de Dumbo ha perdurado por décadas. El amor que el público sintió por este pequeño animal hace casi 80 años sigue vigente. La audiencia la descubrió en las salas de cine en 1941, en un momento en el que se vivía bajo la incertidumbre y el miedo provocado por la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, el guion escrito por Ehren Kruger (Ghost in the Shell) echa las manecillas del reloj más atrás y ubica la historia en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, en un ambiente que explora el dolor de la gente y sus esfuerzos por recuperar la paz. “Tim es realmente bueno para encontrar el balance entre honrar  la dulzura de la historia original (o lo que representa la alegoría de un bebé elefante volador) y las preocupaciones del mundo real y los daños causados por la guerra en las familias y en las amistades de la gente, sin involucrarse mucho en ello”, nos dice Colin Farrell.

A diferencia de otros live actions de Disney, cuyas historias copia de las animaciones, la cinta de Burton expandirá mucho la trama original, con nuevos personajes. La animación, después de todo, tuvo una aventura bastante sencilla y corta (es una de las cintas de Disney de menor duración, con sólo 64 minutos). La reimaginación de Tim Burton, en este sentido, será liderada por el personaje de Farrell: Holt Farrier es una estrella circense que debe abandonar a su familia para unirse a la guerra, donde permanece por cinco años y pierde un brazo. A su regreso al circo de Max Medici (Danny DeVito), Holt se enfrenta al mayor reto de su vida: criar a sus hijos sin su esposa, quien murió durante su ausencia, al mismo tiempo que trata de adaptarse a un mundo muy distinto al que dejó años atrás.   

Mr. Burton y sus niños peculiares

“¿Alguna vez han visto la fotografía de Tim disfrazado en Halloween cuando era niño?”, pregunta Colin a los periodistas. “Hay una foto suya en Internet; no sé qué edad tenga porque está debajo de un disfraz que él y su mamá crearon. El disfraz es un prototipo de Jack Skellington, el protagonista de El extraño mundo de Jack. Esa imagen es un testimonio de lo que pasa si se le da la libertad necesaria a la imaginación de un niño durante su infancia. Es muy conmovedor que 20 o 30 años después, ese niño sigue tratando de descubrir cosas y creando historias que tocan a tantas personas”.

Además de los millones de fans que han sido inspirados por el cineasta, hay una larga lista de colaboradores que han seguido los pasos del realizador y que, en conjunto, han creado grandes historias. Dumbo es la consolidación también del “equipo Burton”. Para esta gran apuesta fílmica, el cineasta se apoya en viejos conocidos para llenar de espectacularidad la historia. Desde los ganadores del Oscar Colleen Atwood (diseñadora de vestuario) y Rick Heinrichs (diseño de producción), hasta el compositor Danny Elfman, así como un elenco formado por Eva Green, Alan Arkin, Michael Keaton y Danny DeVito.

Con todos ellos, Tim Burton está listo para reinterpretar un clásico inolvidable del cine de animación, a fin de reafirmar su título como uno de los cineastas más visionarios de la historia.

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios