Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #202 – Doctor polvo

Doctor Sueño

November 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

Easter egg de El Camino recalca la demencia de Todd

Por:

20-10-2019

¿Ustedes lo notaron?

La secuela para la serie Breaking Bad estrenó el pasado 11 de octubre en la plataforma Netflix. Para el creador Vince Gilligan, la reciente película no era estrictamente necesaria, pero sí consistió en un regalo para todos los fervientes seguidores de aquel aclamado show. A través de un complemento al arco de Jesse Pinkman, de uno que otro easter egg y de variados flashbacks, El Camino alude a nuestros personajes favoritos… aunque también a los que más odiamos.

¿Cómo olvidar al psicópata Todd Alquist? Aunque fue una adhesión tardía al programa —apareció hasta la quinta y última temporada— bastaron un par de capítulos para consagrarlo como uno de los matones más despreciables. Su personalidad siempre apuntó a alguien con nula empatía, inconsciente sobre sus propios crímenes. Esta condición lo llevó a asesinar a personas inocentes, sin el menor recelo, asumiendo siempre que era lo correcto. 

Uno de estos homicidios es evocado en El Camino gracias a un easter egg relativos a Todd. Cabe advertir que a continuación habrá spoilers, tanto de la película como de la serie Breaking Bad

En la película de Netflix, protagonizada por Aaron Paul, un flashback nos revela la peculiar convivencia que, durante todo un día, sostuvieron aquel antagonista y Pinkman (éste último ya era esclavo de la pandilla de Jack Welker). Todd llevó a su propia casa al prisionero para que lo ayudara a esconder un cadáver. Jesse termina en el dormitorio de Todd y ahí descubre una tarántula encerrada en un tanque de vidrio. Lo insólito es que a esta «mascota» ya la habíamos visto antes en Breaking Bad (vía ScreenRant).

En el capítulo donde Walter White, Pinkman y Todd materializan el robo a un tren, todo parece haber salido bien para los ladrones. Sin embargo, pronto caen en cuenta de que un niño (en el lugar incorrecto en el momento incorrecto) fue testigo del atraco. Todd no lo piensa dos veces y decide dispararle, ante un horrorizado Jesse. De la motoneta donde viajaba la joven víctima cae una jarra de vidrio… Ahí estaba la misma tarántula que figura en El Camino. 

¿Fue una auténtica preocupación por el arácnido lo que lo llevó a adoptarlo? ¿O Todd lo habrá considerado como un trofeo por su «hazaña»?  

Tengo muy mala memoria. Por solidaridad con mis recuerdos, opto por perderme también. De preferencia, en una sala de cine.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios