Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Cine

El aro: Capítulo final – Crítica

21-02-2020, 2:53:17 PM Por:
El aro: Capítulo final – Crítica

El aro: Capítulo final no funciona como reboot, ni como remake de la cinta original. Alejada de cualquier susto, la película fracasa en todos sus frentes.

Cine PREMIERE: 1.5
Usuarios: 2
Votar ahora:

Era atrayente que el nombre de Hideo Nakata reapareciera en El aro: capítulo final. Él fue el encargado de dirigir las primeras tres cintas de la serie (que lleva siete), incluida aquella de la cual se hizo un remake con Naomi Watts. Así que se podría pensar que esta historia, cuyo título original es Sadako, tendría el punch de las primeras. Pero el resultado, una respuesta más por sacar todo el jugo posible a una franquicia agotada desde hace tiempo, es desilusionante de principio a fin y más si se tiene el infortunio de ver la versión doblada al español que tiene un trabajo vocal bastante pobre.

Todo empieza con una prometedora secuencia que ocurre en un acantilado. Una anciana camina hasta llegar a una cueva tapada con rocas y relata la historia de una niña abandonada allí por su madre debido a que posee poderes sobrenaturales y una maldad desbordante. Es Sadako. Remueve una piedra y la llama. Entonces la historia corta a un departamento donde una mujer tiene encerrada a una niña (Himeka Himejima) y tiene la intención de quemarla. Pero ocurre algo extraño y la niña, cuya madre sostiene que es la reencarnación de Sadako, termina en un hospital al cuidado de la asistente social Mayu Akikawa (Elaiza Ikeda), quien además atiende a una efusiva y extraña mujer y está desesperada por encontrar a su hermano Kazuma (Hiroya Shimizu), un youtuber que busca ganar seguidores para su canal, El Fantástico Kazuma, con el nuevo reto de buscar lugares escalofriantes.

El elegido es precisamente el departamento en donde estaba la niña. Sin que haya virtudes estéticas ni temáticas, con una historia más confusa que emocionante, sin sustos ni situaciones intrigantes, con más cabos sueltos que una investigación policial mexicana, con actuaciones no sólo poco convincentes sino desesperantes, con elementos inexplicables e incoherentes, El aro: capítulo final no va a ninguna parte. No funciona como reboot ni como continuación de una saga.

Apenas tiene elementos destacables, como ese intento por retomar la aparición de Sadako en la secuencia del pasillo, pero también bastante anodinos, como el supuesto video viral que ahora tiene en YouTube su inexplicable expansión pero que para nada tiene la fortaleza de ese pesadillesco video VHS que a finales de los años 90 nos pusiera atentos al teléfono.

mm Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios