Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #188 – Había una vez un podcast

Había una vez… en Hollywood; El juego de las llaves y The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley.

August 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

El artista anónimo – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

24-05-2019

El artista anónimo emerge como un homenaje a los artistas olvidados o desdeñados en un nuevo mundo de tecnologías ilimitadas y máscaras autoimpuestas.

Título original: Tuntematon mestari (One Last Deal)
Año: 2018
Director: Klaus Härö
Actores: Heikki Nousiainen, Pertti Sveholm
Fecha de estreno:24 de May de 2019 (MX)

En un momento de El artista anónimo (Tuntematon mestari), un abuelo malhumorado porque su nieto recién llamó “basura” a magníficas piezas de arte, lo lleva al interior de un museo. En una combinación de planos medios, close-ups, y visitantes paseándose entre la cámara y los protagonistas, le muestra una pintura al joven imberbe. Se trata de la obra «Payaso» de Unto Koistinen y, con sus 77 años a cuestas, Olavi (Heikki Nousiainen, determinante) le dice al chico que ese cuadro cuesta cerca de 10 mil euros en una subasta. “¿Diez mil euros por Ronald McDonald?”, espeta su nieto con los brazos cruzados. Inmediatamente después, ante el «Retrato de Hilda Wiik», le indica que aquella obra de Maria Wiik ascendería a 30 mil euros y, finalmente, ante “Hacia la noche”, de Hugo Simberg, lo asombra al decir que su precio podría ser de hasta 200 mil euros.

Estos dos personajes, un anciano que ya vivió y un chico con miles de posibilidades por delante, son una alegoría de la pintura de Simberg que acaban de observar. Olavi es un hombre mayor dedicado a comprar obras en subastas para, posteriormente, venderlas en su pequeña tienda de arte arrasada por la indiferencia. El chico es su nieto, y tras una vida de desconocimiento y distancia, deben trabajar juntos. Olavi quiere hacer un último gran trato que podría salvar el tesoro de su vida: su negocio. Siente una abrumadora certeza de que un retrato sin firma pertenece en realidad al pintor ruso Ilya Repin, quien aunque recibió influencia impresionista siempre mantuvo un estilo más cercano a los pilares de la vieja escuela como Rembrandt.

el artista anónimo

En la cinta, Olavi y Otto inician una investigación con escenas de suspenso, pese a que el filme es un drama.

El artista anónimo emerge como un homenaje a los artistas olvidados o desdeñados en un nuevo mundo de tecnologías ilimitadas y máscaras autoimpuestas, a aquellos ojos capaces de descubrir la magnificencia detrás de las Bellas Artes. Olavi trata de sensibilizar a su nieto, de mostrarle el camino de la apreciación artística, y de la misma manera conecta con el espectador a través de una sencilla puesta con predominantes tomas abiertas, una nostálgica composición y una ambientación que, aunque tiene lugar en la actualidad, por momentos pareciera ser de época.

Por medio de cada recoveco y departamento involucrado, El artista anónimo esgrime un punto de vista artístico; ensalza cómo la producción en masa ha acribillado el interés en la pintura, en el trazo, en la técnica. Pero también es una muestra de las turbulencias que el mundo del arte encierra con tal de mantener una fachada de prestigio y «conocimiento» (esnobismo). En ese sentido, es brutal, porque, a final de cuentas, para el director finlandés Klaus Härö y la guionista Anna Heinämaa, lo más valioso no son las pinturas –con todo lo que simbolizan e implican–, sino las personas.

Gracias a las actuaciones y temáticas, la película va más allá de ser sólo una historia de reencuentro entre un abuelo y su nieto.

En un principio nos percatamos de que la soledad de Olavi es premeditada. Por algún motivo instauró una muralla entre él y su hija, que su nieto –un extraordinario Amos Brotherus, quien muestra ecos de rebeldía, ambición y anhelo de atención– paulatinamente penetra. Y, sin embargo, las reflexiones en torno a aquello que Olavi considera preciado hierven, porque en un momento dado, tanto los personajes como nosotros no tenemos más que cuestionarnos: ¿cuánto valor real hay en aquello que atesoramos?

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • The Square (Ruben Östlund, 2017)
  • Al mejor postor (Giuseppe Tornatore, 2013)
  • El gran secreto (Brian Klugman, Lee Sternthal, 2012)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios