Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

El ático

Calificación Cine PREMIERE: 2
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

12-12-2016

The Disappointments Room, con Kate Beckinsale, es una cinta del tipo “casa embrujada” que se sale poco de la fórmula y no logra sorprender.


  • Título original: The Disappointments Room

  • Año: 2016

  • Director: D.J. Caruso (Standing Up)

  • Actores: Kate Beckinsale, Mel Raido, Lucas Till

  • Fecha de estreno: 16 de diciembre de 2016

Si no fuera por el elenco y el director involucrados, seguramente esta película hubiera pasado sin pena ni gloria por la cartelera de nuestro país. Como un obra  menor enfocada sólo a los aficionados al género y algún otro incauto que no quiera complicarse la vida a la hora de escoger qué ver el fin de semana. El asunto, y lo que hace la diferencia, es que el rol principal va por cuenta de la siempre versátil y cumplidora Kate Beckinsale –esta vez, luciendo una llamativa cabellera rubia– y en los controles se encuentra D.J. Caruso, realizador cuya filmografía (a pesar de algunos altibajos como Soy el número cuatro), incluye títulos relativamente bien logrados y hasta interesantes como Paranoia. Por desgracia, esto no alcanza más que para hacer más llamativo el producto. Escrita por el mismo Caruso, en conjunto con el actor estadounidense Wentworth Miller –recordado por su participación en Prison Break y como el autor del guion de Stoker–, la trama nos cuenta cómo Dana, David y su hijo pequeño, en busca de un nuevo comienzo, se mudan a la que aparenta ser la casa de sus sueños. Todo va de maravilla, hasta que descubren la puerta cerrada de una habitación que no aparece ni siquiera en los planos de la construcción. La mujer hará todo lo posible por encontrar la llave y así poder abrirla, sin saber que al hacerlo, enfrentará cosas malignas que conectarán directamente con su pasado y cambiarán su vida por completo. 

El ático o The Disappointments Room (algo así como “El cuarto de las decepciones) por su título original, se instala en la tradición de las historias de casas embrujadas y sigue sin parpadeos lo que dicta la receta, tomando como impulso principal la obsesión de la protagonista, alrededor de la cual se sustentan los puntos de tensión y el conflicto. Esto no sólo se convierte en lo más interesante de la propuesta, sino en lo poco que realmente funciona, pues el resto es sólo un armado de tópicos y convencionalismos –con la respectiva vuelta de tuerca–, que parte de una buena premisa y denotan cierto oficio, pero que nunca terminan de despegar. Beckinsale, por su parte, a pesar de lo arriba mencionado y la inexistente química con su coprotagonista, Lucas Till, cumple con creces, pues aunque sus compañeros de reparto intentan ponerse al nivel, lo poco perfilado de sus personajes hace que se queden en el bosquejo. Algunos de ellos incluso se pierden en la intrascendencia. Totalmente desperdiciados.

Sin embargo, no todo está perdido, la premisa engancha y existen momentos rescatables, sobre todo en la primera mitad, que es cuando se nota un mayor esmero en la construcción de las atmósferas y el ritmo tiene cierta consistencia, pero eso es todo. Así pues, estamos ante una película de suspenso con apuntes de terror y muchas pretensiones, pero que navega en la mediocridad. Y aunque puede llegar a ser envolvente, resulta anticlimática y al final sorprende muy poco, algo lamentable pues eso pareciera que era su principal apuesta.

mm

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios