Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

El cine y la crisis financiera

Por:

05-08-2011

Para aquellos que tenemos la enfermiza rutina de leer los periódicos todos los días esta semana se ha visto nublada por una sensación que ha pasado de un pequeño temor al terror absoluto. La razón es simple: más de un encabezado anuncia la posibilidad real de que el mundo en general entre de nuevo a una crisis […]

Para aquellos que tenemos la enfermiza rutina de leer los periódicos todos los días esta semana se ha visto nublada por una sensación que ha pasado de un pequeño temor al terror absoluto. La razón es simple: más de un encabezado anuncia la posibilidad real de que el mundo en general entre de nuevo a una crisis financiera. Mal augurio para los que pensábamos que tras el descalabro de 2008 lo peor ya había pasado. No se necesita ser economista para darse cuenta que esas grafiquitas tan monas que ilustran el comportamiento de las Bolsas en distintas parte del orbe y que parecen el dibujo de un rayo hecho por un niño no anuncian nada nuevo.

Lo que nunca se dice, ni en diarios ni en cadenas de televisión que pasan noticias las veinticuatro horas del día, es quién demonios es el culpable de esta terrible recesión en la que este globalizado planeta se encuentra actualmente. Sin duda se trata de más de un responsable y los gobiernos, receptáculo común del odio popular, sin duda son uno de ellos, ya por corruptos, ya por ineficaces, y varios de los funcionarios que los componen merecen descalificación absoluta y el oprobio de sus pueblos. Sin embargo, a estos al menos se les ve la cara y en forma tan literal que bien podríamos imprimir sus rostros y ponerlos sobre la pared para jugar a los dardos. A mí, sin embargo, los que me hacen hervir la sangre de rabia no son tanto estos politiquillos tan saturados de discursos y riquezas ajenas sino los otros, los que nunca se ven, los que no aparecen en ningún canal ni en la plana de periódico alguno, esos señores tan perfumados y trajeados que, de facto, son los verdaderos amos del dinero. A estos tipejos tan carentes de escrúpulos que especularían hasta con su madre si ésta pudiera colocarse a subasta en el mercado sí que les deseo una vida triste y aburrida -sé que me quedo corto, pero a veces me gana lo decente- y un reencarnación en papel de baño, cucaracha o pájaro dodó para que su extinción fuese tan estúpida como veloz.
 
Por fortuna tenemos el cine, ese cine que a veces, pese a no ser la más demandada de sus funciones, hace el amago de denunciar algunas de las incontables injusticias que comete el ser humano de cuando en cuando, con proyectos respaldados por gente tal vez no objetiva o imparcial pero sí valiente. J. C. Chandor es justamente uno de ellos. Joven e impulsivo -tuve la suerte de entrevistarlo-, se jugó prácticamente todo su patrimonio, pese a tener un bebé recién nacido, en la producción de Margin Call, película que, si no recuerdo mal, filmó en apenas tres semanas, pues se debía de buscar el tiempo en que pudieran coincidir sus protagonistas, todos ellos pesos gordos: Kevin Spacey, Jeremy Irons, Paul Bettany, Simon Baker, Demi Moore, etc. El filme narra las veinticuatro horas previas al derrumbe de una compañía ficticia (inspirada en Goldman Sachs, Lehman Brothers o cualquiera de estas firmas tan filántropas y caritativas) en las que se nos permite ver el tipo de manejos que probablemente se realizaron previo al colapso de los mercados en 2008. Vale la pena verla, no nada más por el placer de ver a Irons y a Spacey compartiendo pantalla, sino también porque da rostro y cuerpo a esos C.O. que, lejos de perder alguno de sus milloncitos con esta crisis, aumentaron sus impúdicas ganancias.
 
Aquí el póster:
 
En cuanto al documental, me parece obligatorio dedicar un par de hora de nuestras vidas a la revisión de Inside Job, filme que ganó el Oscar concedido a este género en la ceremonia pasada y que, como se anunció en su promoción alrededor del mundo, puede llegar a ser más terrorífico que cualquier película de zombis y vampiros panteoneros. Por demás, la cinta arranca acertadamente con el problema de Islandia, país que inexplicablemente (bueno, la cinta revela en gran medida el hilo negro del caso) fue uno de los más afectados con la crisis, y además se anima a cuestionar a algunos de los protagonistas y testigos principales de este cisma económico, así como a expertos de primer orden, entre ellos André Strauss-Kahn, antes de que un polémico lío sexual lo alejara de la pre-candidatura presidencial en Francia y la dirigencia del FMI y, cómo no, la actual directora del mismo, Christiane Lagarde. 
 
Sin más, aquí el trailer:
 

¿Algún otro filme o documental que hable sobre la crisis financiera les llega a la mente?,
¿Qué piensan de la película de Michael Moore?,
¿y qué de esa serie de películas "teóricoconspiratorias" que pueden mirarse en Internet y que reciben el nombre de Zeitgeist?
 
 
 
mm

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Notas relacionadas

Comentarios