Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Artículos

En el set de El Escuadrón Suicida: la calma de una segunda oportunidad

05-08-2021, 3:37:44 PM Por:
En el set de El Escuadrón Suicida: la calma de una segunda oportunidad

El Escuadrón Suicida compartió estudios en Atlanta con cierta producción "amiga" de Marvel.

El viernes 20 de julio de 2018, James Gunn fue despedido de Disney, casa matriz de Marvel Studios, por unos tuits con bromas de mal gusto que el director había publicado hacía 10 años o más. Dos días hábiles después, el martes 24, el entonces presidente de Warner Bros. Pictures le dijo al productor y amigo de James Gunn, Peter Safran: “Háblale a James Gunn y dile que lo que quiera hacer aquí en Warner Bros, lo queremos también. Sólo que nos diga lo que necesita que hagamos nosotros”. Lo que el director querría sería otra oportunidad de comandar a un grupo de inadaptados: el Escuadrón Suicida.

Aunque no fue una decisión que Gunn tomó inmediatamente, al final no quiso dejar pasar la oferta, ahora que ya no tenía ningún compromiso con Marvel. Gunn decidió darle la noticia al presidente del estudio del ratón, Alan Horn, y posteriormente, también le informó al presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, sobre su deseo de trabajar con DC.

“¿Es Superman, verdad?”, le preguntó Feige. Sin embargo, y aunque el Hombre de Acero llegó a ser una posibilidad, Gunn le dijo que su destino estaría con El Escuadrón Suicida. “Sólo por favor haz una buena película… una gran película”, fue la respuesta de Feige.

El Escuadrón Suicida fue presentado por primera vez en 1955 con la serie de cómics The Brave and the Bold, en los números 25 a 27 –como dato curioso, los siguientes tres números presentarían a otro equipo famoso: la Liga de la Justicia–, pero fue la segunda presentación del grupo de villanos la que enganchó con James Gunn. John Ostrander fue el escritor encargado de darle un nuevo giro a estos chicos malos en los años 80: presentó a la directora de las misiones suicidas, Amanda Waller (Viola Davis en las películas) y le dio un toque bélico y de misiones de guerra a las historias. Eso fue lo que más atrajo a Gunn.

“Fue el Ostrander básico, las bases de sus historias, las que me inspiraron a hacer la película y quería apegarme y ser honesto a eso. No creo que esté adaptando historias de Ostrander, más bien siento que si él hubiera continuado escribiendo y con total libertad, el resultado habría sido algo como esta película. Es como una secuela a esas historias”, nos dijo en exclusiva James Gunn desde el set de El Escuadrón Suicida.

Naturalmente, el director debía aprovechar y darle un cameo especial al escritor de cómics que hizo que se enamorara del equipo. En la película, John Ostrander es el médico que coloca el chip mortal que hace que exploten las cabezas de quienes no siguen las órdenes de Amanda Waller.

El camino dividido en dos del cómic del Escuadrón Suicida es, de cierta forma, un reflejo de los directores que la han adaptado. La primera vez que el equipo llegó al cine fue en 2016 de la mano de David Ayer, director que, aunque afirma haber puesto su corazón en la película –y a pesar de contar con un gran reparto encabezado por Will Smith, Viola Davis, Margot Robbie y hasta la presencia del Joker interpretado por Jared Leto–, obtuvo duras críticas. Ayer incluso citó a Emiliano Zapata y la llamó la mejor experiencia de su vida:

El Escuadrón Suicida, de James Gunn, llega entonces con la promesa de darle al equipo un segundo aire. A unos días de estrenarse, David Ayer señaló que ya no hablaría más sobre su relación de amor-odio con su película y sobre las decisiones que tomó el estudio sobre el corte final –con lo que dejó a un lado la visión del cineasta–. Ayer fue una especie de “marginado” mientras dirigía una película de marginados. James Gunn entró a DC –al menos al inicio– como un marginado de Marvel para liderar la segunda película.

Visita a Corto Maltese

Noviembre de 2019. Llegamos a los estudios Trilith (también conocidos como Pinewood) en Atlanta, Georgia. Desde el 2015, este lugar ha servido como casa marvelita, pues es aquí en donde se han rodado la mayoría de las películas de la Fase 3, incluidas Avengers Infinity War y Endgame. Sin embargo, ahora el equipo de villanos de DC ha invadido el lote más grande, que incluye exteriores –justo donde se construyó Wakanda para la batalla final de Infinity War–, una playa creada para la primera secuencia y una prisión.

Al llegar, parte del equipo de Warner Bros. nos explica que la supuesta «rivalidad» entre Marvel Studios y DC es, básicamente, la de los fans: en realidad y al menos en lo que respecta a su capital creativo y humano, ambos universos son producciones amigas que se visitan unas a otras. «Ahí se está filmando en este momento WandaVision, y el elenco y equipo de producción nos han visitado y nosotros a ellos», nos informan al señalar otro lote de los estudios Trilith, «la verdad, todos somos amigos«.

El productor Peter Safran, quien le llamó a James Gunn para abrirle la puerta a DC, nos recibe en el set contento con el trabajo del director: «La película no es una secuela de la película de David Ayer ni un reboot, sino es la versión de El Escuadrón Suicida de la mente de James Gunn”.

Safran ha sido el encargado de producir todas las películas de terror del universo de El Conjuro y, de paso, las más recientes de DC: Shazam! y Aquaman. También llegó a producir la serie de videos para internet que dirigiera James Gunn: PG Porn, compuesta por sketches que se mofaban de los guiones de la industria del porno y en la que participaban estrellas de esas películas junto a actores como Nathan Fillion o el mismo Gunn. Ahora, la dupla de Peter Safran y James Gunn se enfrenta a una producción gigantesca:

“Son enormes las construcciones para esta película porque James quería rodarla y que se diferenciara de Guardianes de la Galaxia. Quería capturar casi todo a través de efectos prácticos, en lugar de requerir pantalla azul. Así que el equipo de diseño de producción construyó alrededor de 80 metros de playa en el patio de los estudios, con un enorme tanque de agua y una máquina para hacer olas. Cientos de árboles que nos ayudarían a construir la playa y la jungla. Cuando vean el set interior que es el más grande de los estudios, es simplemente increíble”.

La base de Jotunheim fue construida en su totalidad.

Un par de horas más tarde nos llevan a un lote al aire libre, en donde la playa de 80 metros con tanques de agua se ha transformado en el exterior de Jotunheim, el escenario donde se desarrolla la batalla principal del último acto de la película. Aquí se ha construido la base del edificio circular, destruido después haberse liberado al enemigo de la cinta. Sólo quedan los rastros de rocas, armas y Jeeps a nuestro alrededor. A diferencia de lo que hemos atestiguado en otros sets, como Spider-Man: De regreso a casa o Avengers Endgame, enmarcados siempre por pantallas verdes, en El Escuadrón Suicida el apoyo digital para recrear los escenarios será casi nula.

Comienza a llover y aprovechan para llevarnos al interior del lote principal, en donde James Gunn está preparando la escena que rodará esa tarde: una que involucra a los actores John Cena, Idris Elba y Daniela Melchior. En la mañana, antes de nuestra llegada, Polka Dot Man (David Dastmalchian) hizo gala de su terrible enfermedad: Idris Elba lo descubre cubierto de bolas de colores en sus rostro. Ahora es el turno de la transgresión de King Shark, quien intentará comerse a una de sus compañeras. «Es este momento de tensión el que estamos por filmar”, nos comenta Gunn.

¿Qué no son del mismo equipo?, preguntamos. «Sí lo son… pero no», responde el cineasta, «todos ellos son villanos. Una de las cosas graciosas sobre escribir esta película es que, por ejemplo, con Guardianes de la Galaxia, sí, todos ellos son un grupo de rechazados y tienen diferencias. Pero sabes que en el fondo todos son buenas personas y que formarán una familia al final, quizá algunos mueran o quizás no, pero serán una familia. Y con El Escuadrón Suicida una de las cosas graciosas es que hay muchas tonalidades de gris, o sea, hay personajes que al principio son malos que terminarán siendo un poco buenos, otros que al principio son malos y terminan todavía más malos, y otros que son un punto intermedio pero que son almas torturadas, casi todos son así. Es más que nada tener estos continuos dilemas morales en todos estos personajes que son malos y tienen algo de bondad en ellos».

James Gunn permanece calmado, risueño. No hay rastro de reserva, aunque podría haber sido complicado recibir a la prensa después de asuntos como su despido de Disney (ya revocado para cuando pisamos el set) o su trabajo con la “competencia” de Marvel Studios. Para sorpresa de los y las periodistas, Gunn es el primero en sacar el tema.

“Lo maravilloso de haber sido despedido, es que me tomé un tiempo libre. No trabajaré en nada solo me cuidaré a mi mismo. Y eso fue algo muy bueno para mi espíritu y mi alma, y creo que me hizo mejor persona. Después de ese tiempo sentí la urgencia de hacer algo creativo, me dije: ok, ya hice lo que tenía que hacer para alcanzar un status o solvencia económica u otras cosas en la vida, lo que realmente me apasiona es contar historias y volver a eso. En ese momento me puse a trabajar en tres proyectos que eran dos películas y una serie de televisión, una de ellas era El Escuadrón Suicida”.

Algunos minutos más tarde, el director comienza a preparar los ensayos para lo que será la escena, que se está rodando a tres cámaras. Seguimos dentro del estudio, pero al mismo tiempo estamos parados en medio de la jungla. Un ruido extraño despierta a parte del Escuadrón. La secuencia se enfoca especialmente en mostrar la peculiar piyama de Peacemaker: unos calzones tipo trusa blancos. Nada a lo que John Cena no esté acostumbrado si tomamos en cuenta su pasado como luchador de la WWE.

Es difícil imaginar cómo se hubiera filmado la escena en una locación real. «Creo que rodar en una jungla real habría sido extremadamente difícil», comenta Gunn, «es decir, antes que nada, en las junglas llueve todo el tiempo. Si estuviéramos en el trópico habría además insectos que incluso llegarían a meterse al equipo. En algún momento nos llegamos a preguntar cómo obtendríamos los sonidos de la jungla, si sería un mix externo o solamente interno del set. Construimos toda la playa que vieron en el set que está al exterior de aquí y eso era simplemente enorme. Todos los árboles eran reales y los pasamos ahora aquí. Íbamos a rodar en el bosque que está cerca de los estudios pero incluso el aire mismo y la neblina es un problema, y obvio los insectos, todo».

De acuerdo con el cineasta, el estudio les proporciona un mayor control sobre la luz y diversos elementos. «Al principio tenía mis dudas porque rodamos también un una jungla falsa con Guardianes de la Galaxia Vol. 2 y no fue de mis partes favoritas porque no se veía real. Pero era un planeta alienígena, así que eso nos daba chance de jugar con lo falso. Con esa experiencia pudimos ahora recrear mejor algo real y estoy muy contento con el resultado».

Después de observar 20 minutos de rodaje –que se traducirán a poco más de seis segundos en pantalla–, salimos del estudio y nos sorprende la noche en Atlanta. Decenas de personas entran y salen de las oficinas principales a los estudios: los que nos llevan de regreso al hotel, el equipo de catering –alimentos– quienes que sirven café, bebidas o hasta helado. Cada persona con una vida detrás. El frío es mucho mayor al que hacía en la tarde y no podemos evitar pensar en John Cena vestido solo con sus calzones.

Sigue la cobertura de El Escuadrón Suicida

«James Gunn había visto El infierno»: Joaquín Cosío sobre su llegada a El Escuadrón Suicida

Una Harley Quinn diferente: Margot Robbie en el set de El Escuadrón Suicida

«Por primera vez pude crear un espectáculo de principio a fin»: James Gunn sobre El Escuadrón Suicida

El Escuadrón Suicida – crítica de la película

mm Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios