Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #155 – Bumbleman impreso

¡La revista impresa de diciembre!

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

El extraño caso de Robert Brad Fitzgerald

Por:

06-01-2009

Ayer, para curarnos el regreso de la vacación, tuvimos la fortuna de ver El curioso caso de Benjamin Button. Debo decir que es, de las películas que seguro nominarán, la que hasta ahora más me ha gustado y la que más armas le veo para conquistar a la Academia. No sólo tiene una buena historia […]

Ayer, para curarnos el regreso de la vacación, tuvimos la fortuna de ver El curioso caso de Benjamin Button. Debo decir que es, de las películas que seguro nominarán, la que hasta ahora más me ha gustado y la que más armas le veo para conquistar a la Academia. No sólo tiene una buena historia bien dirigida, sino buena producción, buen arte, gran maquillaje y buenas actuaciones. Por mucho que decían que era muy larga, yo la disfrute enterita.

Sabemos que Cate Blanchet puede hacer practicamente cualquier personaje. Aquí no es la excepción. Pero sorprende que Brad Pitt haya moldeado un personaje tierno, noble y, sobre todo, creíble, ante una historia sui generis y difícil de aceptar. Reflexionando un poco más sobre éste, su tercer trabajo con David Fincher, me pregunté si habrá sido intencional hacerlo tan parecido a Robert Redford en las etapas de joven y adulto mayor. Es cierto que ya otras veces se había hecho notar esta similitud, pero, aquí se me hizo mucho más marcada. Casi deliberada.

Esto, a mi gusto, le dio aun más emotividad. Fitzgerald escribió El gran Gatsby y el cuento de El curioso caso de Benjamin Button. Así es que ambos actores, iconos generacionales, ahora también están relacionados no sólo por su parecido físico sino por un autor estadounidense. El porte de sus protagonistas, su búsqueda por la mujer ideal, la admiración por la riqueza, la soledad de sus personajes: ahora los dos histriones lo han encarnado. Es más, creo que la figura icónica de Redford en el Gatsby de Jack Clayton (1974) puede, tal vez inconscientemente, revivir aquellos nostálgicos sentimientos vividos por los que ya asistimos ese largometraje. Había que encontrar al nuevo Fitzgerald y lo consiguieron. Con Benjamin Button había momentos en que veía a Gatsby-Redford-Benjamin-Pitt en uno sola persona a través de las décadas. Si todo esto fue a propósito, hay que darle un aplauso a Fincher, pues salió mucho más astuto de lo que se pensaría: traer los recuerdos fílmicos de generaciones anteriores seguramente ayudará en esta época de premiación. Si no, qué buena decisión fue meter a Brad como el lead man.

 

 Pitt en El curioso caso de Benjamin Button.

Redford en En el gran Gatsby de 1974.

 

Colaborador en Cine Premiere desde 2001. Da pláticas, es jurado y ayuda a programar festivales. Los únicos maratones a los que va son de cine.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios