Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #111 – La forma de la maravilla

La forma del agua y La rueda de la maravilla

Enero 2018

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

El hombre que vio demasiado

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

12-06-2017

El documental ganador del Ariel en 2016 presenta la historia, los miedos y las impactantes anécdotas del destacado fotógrafo mexicano Enrique Metinides.


  • Título original: El hombre que vio demasiado

  • Año: 2015

  • Directora: Trisha Ziff (La maleta mexicana)

  • Protagonistas: Enrique Metinides

  • Fecha de estreno: 16 de junio de 2017

En cada esquina, diariamente hay un vocero o un puesto de
periódicos que se convierte en una ventana a la realidad de nuestro país. Más
allá de esos diarios, cuyos encabezados hablan de política o sucesos
trascendentes en México y el mundo, existe un sector de medios que, desde
siempre, han impactado y creado polémica por las imágenes y los temas que
abordan.

La nota roja –tan polémica, amarillista y descarnada–, tiene una
larga e importante historia dentro del periodismo mexicano conformada por infinidad de
personas talentosas que, noche a noche, viven pegados a un radio –y ahora a las
redes sociales– en busca de la noticia que impactará al país a la mañana
siguiente.

Dentro de todos ellos, destaca un personaje icónico dentro
de la historia de los reporteros gráficos. Durante 50 años, Enrique Metinides, fotógrafo del diario La
prensa,
logró capturar las imágenes más impactantes y
desgarradoras de la nota roja mexicana. Todas ellas se convierten en el eje central del documental mexicano El hombre que vio demasiado.

Viajando por una delgadísima línea entre el morbo y el
fotoperiodismo, la directora y curadora de fotografía Trisha Ziff (La maleta mexicana, 2011) logra presentar las imágenes de Metinides de una forma en la que nos cuentan mucho
más allá que la sangre y la violencia que las compone.

Aquí vemos la historia y las anécdotas de un hombre que se ganó el cariño
y el respeto de todo su gremio. Los testimonios de quien lo admiran y respetan, se entrelazan con un gran archivo iconográfico que nos muestra
la trayectoria de Metinides, el destacado fotógrafo mexicano y, al mismo tiempo, presenta a Enrique, el padre de familia
y el hombre con miedos y obsesiones que tenía el estómago suficiente para
retratar a una mujer que murió atrapada entre dos carros y que luego pasaba noches
enteras llorando por todo lo que sus ojos habían presenciado. Ambos construyen a un personaje cuyo trabajo ha sido admirado por las voces más respetadas del mundo tanto de la fotografía como del periodismo. 

La selección de fotografías presentadas –que en algún momento fueron
exhibidas en el Foto Museo Cuatro Caminos y que componen el filme ganador del
Ariel 2016 a Mejor documental– se convierte en una muestra de la idiosincrasia
mexicana que nos ha hecho tan “tolerantes” a este tipo de imágenes, lo cual sigue sorprendiendo al mundo entero. En algún punto, el documental incluye el
testimonio de Dan Gilroy, director de Primicia mortal, quien recuerda que muchos reporteros gráficos de Los Ángeles le contaron que las imágenes más
sangrientas que no podían vender a las televisoras de EE.UU. se convertían en
el material que más compraban los medios mexicanos.

Este documental, que corrobora que nos hemos convertido en espectadores involuntarios de la violencia y el terror que
azota a México, cierra de una manera sorprendente. Y es que al final de la
cinta, Enrique Metinides –este talentoso y suertudo hombre que vio demasiado– mira fijamente a la cámara y nos cuenta el miedo que le provoca la realidad que
hoy ensombrece a nuestro país. Él, que tuvo enfrente infinidad de cuerpos sin vida y guarda en su memoria muchas historias desgarradoras, se sincera y cuenta que prefiere no enterarse
de todo lo que pasa en nuestro país por que, de lo contrario, el miedo lo
paralizaría.

Y con ese nudo en el estómago que te provoca dicha
revelación, al término de los créditos finales del filme, Trisha Ziff realiza
un pequeño y merecido homenaje a Rubén Espinosa, fotoperiodista de la revista Proceso, quien fue asesinado junto a
cuatro personas en la Ciudad de México en 2015. 

Como tantos otros filmes de no ficción mexicanos, lamentablemente El
hombre que vio demasiado
tendrá una exhibición muy limitada. Sin embargo,
como esa larga lista de títulos, merece que luchemos por verla. Y no solamente
por “apoyar” al cine mexicano, sino por que aquí hay una historia
fantástica que merece ser vista y, sobre todo, que nos solidariza con esos
tantos valientes periodistas y fotógrafos mexicanos que lamentablemente han
perdido la vida en el ejercicio de su profesión y que no merecen ser olvidados. 

mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios