Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #144 – Depredadores millonarios

El depredador, Locamente millonarios

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

Entrevista con Becky Albertalli, autora de Yo, Simón, Homo Sapiens

Por:

12-04-2018
Yo soy Simón Becky Albertalli

La autora del libro en el que está basada la cinta Yo soy Simón, platicó en exclusiva con Cine PREMIERE sobre su novela y la adaptación.

Este fin de semana se estrena una de las películas juveniles más esperadas de este año: Yo soy Simón, la cual está basada en la novela escrita por Becky Albertalli, Simon vs. the Homo Sapiens Agenda (o como se titula en español, Yo, Simón, Homo Sapiens). El libro –que obtuvo el premio William C. Morris de la American Library Association y además estuvo en la primera lista del National Book Award de 2015–, ha sido un éxito desde su publicación, el cual sólo ha aumentado desde el anuncio de su adaptación a la pantalla grande a cargo de Greg Berlanti (mejor conocido por su trabajo en el Arrowverse).

La historia del libro y la novela siguen a un chico llamado Simón que hace un amigo por internet gracias a que ambos comparten el mismo secreto. Sin embargo, Simón se ve chantajeado por uno de sus compañeros de la escuela y esto lo obliga a tomar decisiones que tienen un impacto en sus amigos y en su familia, así como en el chico del que se enamora a través de los correos electrónicos que se envían con frecuencia.

Con motivo del estreno de Yo soy Simón, platicamos en exclusiva con Becky Albertalli, la mente maestra detrás de este fenómeno, quien nos habló un poco sobre su trabajo con jóvenes de la comunidad LGBTQIAP+ antes de escribir el libro, las influencias para escribir el personaje de Simón y los libros que le gustaría ver adaptados al cine algún día.

Leí que trabajaste con niños del colectivo LGBTQIAP+ durante una década antes de escribir Yo, Simón, Homo Sapiens. ¿Qué aprendiste de esa experiencia y cómo afectó la historia de Simón?

Es una gran pregunta con una respuesta complicada. Antes de convertirme en escritora, fui psicóloga clínica y trabajé principalmente con jóvenes, además de tener la oportunidad de tratar con muchos adolescentes y niños de la comunidad LGBTQIAP+. En ese tiempo, llegué a conocer algunas de las problemáticas que los jóvenes de la comunidad tenían y eso me dio una dirección muy útil para continuar investigando, en particular, la importancia de las redes sociales para chicos como Simón. No obstante, es importante enfatizar que Simón no está basado en nadie con quien haya trabajado y cada aspecto de mi trabajo como psicóloga permanece completamente confidencial. No lo uso para mi ficción.

Simon vs. the Homo Sapiens Agenda es un título muy cool para un libro juvenil, ¿te molestó que lo cambiaran para la adaptación a la pantalla grande?

De hecho estoy muy feliz con el cambio, ¡es una frase del libro! Llegué a comprender que abreviar el título era una señal de que Fox quería que este filme llegara a la mayor cantidad de gente y fuera lo más accesible posible para los jóvenes que lo necesitaran más. Love, Simon funcionaba mejor para fines de mercadotecnia (es más fácil para escribir en un hashtag, más fácil de recordar, etcétera). Creo que hace una buena dupla con el título del libro y captura un momento muy importante de la historia.

Una de las cosas que no dijiste en el libro –y la película tampoco resuelve del todo– fue si Simón perdonó a Martin. Lo que hizo puede ser considerado un acto de violencia. En un mundo donde las redes sociales son tan relevantes, ¿cuál es tu punto de vista de este tipo de ataques?

No voy a contestar si Simón perdonó a Martin porque van a descubrir más de eso en mi siguiente libro, Leah On The Offbeat. Sin embargo, creo que es importante enfatizar que las acciones de Martin son totalmente reprochables. Él tomó algo muy importante de Simón y, bajo otras circunstancias, él puedo haber puesto a Simón en peligro. Sacar del clóset a alguien nunca es aceptable. Eso no necesariamente significa que Martin es una mala persona o que no se convertirá en alguien mejor en el futuro, pero no hay excusa para la violencia de sus acciones tanto en el libro como en la película.

Una de las cosas que más disfruté del libro y de la película fue que desde el principio, incluso cuando está en el clóset, Simón dice: “soy gay”. Es una afirmación poderosa y, de cierta manera, honesta con la audiencia respecto al personaje que van a conocer. ¿Por qué crees que todavía es importante decirlo y cuál es tu opinión de las historias donde los autores o los directores sugieren, pero no dicen explícitamente la sexualidad de sus personajes?

Creo que hay espacio para todo tipo de historias. En el caso de Simón, él estaba muy cómodo con pensar en él como gay, incluso antes de estar preparado para decirlo en voz alta. Otros personajes –y personas– quizá no se sienten tan cómodos con las etiquetas o quizá todavía no llegan a ese punto y está bien. Puede dar mucho poder ver a un personaje reclamar algo así y también sé que la comodidad de Simón con ser gay ha ayudado a otros a sentirse más cómodos con esa etiqueta u otras, pero también creo que hay valor en las historias que se aproximan a esta temática de forma distinta. Diferentes historias tocarán a distintas personas.

¿Por qué crees que los libros –específicamente la categoría young adult–, están más avanzados respecto a temas de diversidad y representación que cualquier otro medio de entretenimiento? ¿Qué nos impide ver más personajes como Simón en el cine, por ejemplo?

Los libros siempre van a estar a la vanguardia con este tipo de avances y la comunidad young adult, en particular, ha empujado los límites en lo que concierne a la representación de minorías. No sé que pase detrás de cámaras en los estudios de cine que hace que su progreso sea más lento, pero imagino que el problema es, en parte, económico. Las películas requieren inversiones financieras gigantes. Por ejemplo, Yo soy Simón –que relativamente fue un filme de bajo presupuesto– costó $17 millones de dólares en producir, más los gastos de publicidad. Las editoriales también invierten mucho en sus libros, pero los números no están cerca de igualar esas sumas, entonces están dispuestos a tomar más riesgos. Ojalá, en el futuro, veamos más filmes LGBTQIAP+ en desarrollo conforme los estudios empiecen a comprender su potencial.

En la comunidad literaria, los autores rara vez tienen un problema con identificar su libro como una historia LGBTQIAP+. Sin embargo, en lo que refiere a las películas, los directores usualmente se muestran renuentes a etiquetar su película de cierta manera. ¿Qué opinas sobre esto? ¿Por qué crees que este tipo de vacilación no ocurre con otras minorías o grupos sociales?

Es algo similar a los puntos que te señalé antes. Los estudios no quieren tomar riesgos financieros e imagino que están tratando de evitar alejar a la gente que podría ser su audiencia. La publicidad de Yo soy Simón cambia esa dinámica y nunca esconde que Simón es gay. Pero incluso así, hay un énfasis importante en la idea de que Simón es un joven normal y con el que te puedes identificar. Ésta fue una decisión creativa totalmente voluntaria; Greg Berlanti tuvo que caminar una línea muy delgada para encontrar la mayor audiencia posible y, al mismo tiempo, retratar esta específica e importante experiencia. Y la experiencia de Simón es eso, una sola experiencia de vida. Es muy importante que los directores de cine continúen realizando más historias, que sigan construyendo sobre el trabajo de Greg, y hagan más contenido que celebre la diversidad de la comunidad LGBTQIAP+.

Como escritora, ¿la película te dijo algo nuevo sobre el proceso creativo que requiere la escritura?

La respuesta es: absolutamente sí. El filme, en particular el guion de Isaac Aptaker y Elizabeth Berger, fue una inspiración para mí mientras escribía Leah On The Offbeat y What If It’s Us. Me encontré pensando en escribir momentos que se sintieran más grandes y cinematográficos y con emociones más elevadas, es decir, momentos que sólo ves en el cine. Trato de no comparar el libro con la película –ambos se complementan y no se supone que sean lo mismo–, pero desde una perspectiva general, la película fue una influencia muy grande para mí [como escritora].

Si pudieras convertir cualquier libro en una película ahora, ¿cuál sería y por qué?

Me gustaría mucho ver They Both Die At the End de Adam Silvera (aunque preferiría que ese libro fuera una serie de televisión). También muero por ver The Hate U Give, Dumplin’, To All The Boys I’ve Loved Before y The Miseducation of Cameron Post; todas han sido filmadas, pero todavía no se estrenan en cines. Y también The Sun Is Also a Star y The Strange Fascinations of Noah Hypnotik –otras de mis favoritas–, ¡y que están en proceso de desarrollo! Y When Dimple Met Rishi. Tengo una larga lista de libros que me gustaría ver en la pantalla grande.

Yo soy Simón estrena en México este fin de semana a través de 20th Century Fox mientras que la secuela de la novela, Leah On The Offbeat escrita por Becky Albertalli, será publicada en Estados Unidos el próximo 24 de abril. Asimismo, no te pierdas nuestro podcast de esta semana, en el que hablamos sobre la cinta protagonizada por Nick Robinson.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • More Happy Than Not (Autor: Adam Silvera)
  • Two Boys Kissing (Autor: David Levithan)
  • Anything Could Happen (Autor: Will Walton)

Soy fan de los slasher y me gustaría vivir en una película de terror. De grande quiero ser como Sidney Prescott. Algún día escribiré un best seller. Me gustan los libros, las series y obviamente, el cine.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios