Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #206 – Zapata Story

Marriage Story y Esto no es Berlín

December 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

La exposición de Guillermo del Toro exhibirá piezas nunca antes vistas

Por:

05-05-2019
exposicion guillermo del toro

Entrevistamos en exclusiva a Eugenio Caballero desde Guadalajara, ciudad que abrigará la próxima exposición de Guillermo del Toro. Como curador de En casa con mis monstruos, nos explicó por qué es una exposición sumamente importante.

En casa con mis monstruos no sólo es un espacio donde se expondrá parte de la obra de Guillermo del Toro como creador de historias para la pantalla, sino también un lugar donde conoceremos al director, productor y escritor desde lo más personal. Su niñez, su vida, su carrera y cómo los monstruos siempre formaron parte de él.

Eugenio Caballero, reconocido diseñador de productor y director de arte ganador de un premio Oscar por su trabajo en El laberinto del Fauno, es el curador de esta exposición que recorre la vida y obra de Guillermo del Toro. En esta entrevista, nos cuenta todo el proceso de curaduría de En casa con mis monstruos, la importancia de la exhibición para él y las distintas sorpresas que nos esperan en el MUSA de Guadalajara a partir del 1 de junio hasta el 27 de octubre de este año.

eugenio caballero en casa con mis monstruos

Esto no es nada de lo que se había visto antes.  

De alguna manera tiene ciertas líneas de lo que se ha exhibido antes, pero es una exposición completamente nueva. Primero porque nosotros dividimos esta exposición en tres columnas temáticas que se mezclan entre sí. Una de ellas, es Guillermo como coleccionista, es decir, son piezas que no tienen que ver con su obra como creador, sino que fueron parte de su inspiración, objetos que le gustan a él y que ha coleccionado.

Por otro lado está él como creador, que son cosas relacionadas a sus películas y series. Mientras que la tercera es una colección de arte predominantemente mexicano que dialoga tanto temáticamente como a nivel inspiración, que provienen de importantes autores en la formación de Guillermo. Y ahí tenemos cosas que evidentemente, como vienen de colecciones mexicanas, no han estado exhibidas. También se exhibirá el 50% de la colección personal de Guillermo. Yo tuve la libertad de escoger con Guillermo las piezas que a mí me gustaban de la colección.

Fui a sus casas a sacar las que a mí me gustaban. Lo hablamos juntos e hicimos una selección final. Por supuesto muchas de estas piezas ya han estado exhibidas tanto en LACMA, como en Toronto y en Minneapolis. Eso se debe a que son las piezas más interesantes, cada curador tiene sus propios intereses. Y en cada una de las otras exhibiciones, la colección de Guillermo fue completada también con distintas piezas. En LACMA había cosas que estaban en la colección del Museo de Arte Popular, una colección de cómics muy importante que creo que estuvo en Minneapolis. Y en este caso lo que nosotros quisimos fue anclar a Guillermo en México y en Guadalajara también. Y, de alguna manera, poner todas estas obras a dialogar.

eugenio caballero en casa con mis monstruos

¿Cómo poner a dialogar estas obras? Me lo imagino como una tienda de antigüedades en la que te encuentras una cosa de Hellboy, acá una cosa de El Santo y atrás de ti está algo referente a Lovecraft. ¿Cómo darle orden y cómo escoger junto con Guillermo qué vendrá en la exposición?

Su casa tiene orden, es decir, su casa con todo y que es maravilloso entrar como a este gabinete de curiosidades; en donde por más que vas, siempre descubres cosas nuevas. Pero Guillermo la tiene dividida de acuerdo a temas, también. No sé, es decir, tiene su cuarto de lluvia, uno más de monstruos y así. Entonces, por supuesto hay cosas en todos lados, pero sobre todo en los halls de entrada y eso. Pero a mí lo que me parece más interesante es que Guillermo convive con todas estas piezas; es decir, no es un museo. La cocina está llena de piezas maravillosas, en donde escribe está lleno de imágenes inspiradoras, en el cuarto lluvia… Este cuarto que construyó porque a él le gusta y le inspira  la lluvia; en Los Angeles no llueve, entonces quería un cuarto que tuviera la sensación de lluvia a toda hora.

¿Ese cuarto estará aquí?

Hay un guiño a ese cuarto, sí.

¿Hay posibilidad de que tú puedas decir: Esto es lo más raro que me llegué a encontrar en Bleak House, dentro de todo lo raro?

Hay muchas piezas, hay piezas de magia negra… Bueno, lo de magia negra no me gustaría mencionarlo, pero hay cajas de alquímicos que son maravillosos, hay una colección de patologías médicas que es interesantísima también. Bueno, por supuesto, lo que sí me gusta mucho es que no me gustaría hablar de una pieza, porque en realidad, todas estas piezas que vienen de lugares completamente distintos, al final tienen una coherencia en el todo.

O sea, lo que vale en realidad, más que las piezas mismas –aunque tienen mucho valor– es el conjunto de esto. Para mí, lo más importante del proceso de curaduría y diseño de esta exhibición, es que me doy cuenta de la coherencia que existe en el mundo de Guillermo.

La visión que tiene acerca de los monstruos, que no es básicamente el monstruo como todos lo entendemos, sino es más una metáfora simbólica de la imperfección o de una belleza distinta. Y cómo él entiende la infancia, también. Yo me sorprendía mucho al ver ciertas cosas que no esperaba ver en su colección, pero que después entendí por la coherencia. Tanto arte original para películas clásicas de animación, que todos hemos visto de niños, que no son necesariamente oscuras.

Me imagino que hay una gran cantidad de revistas, cómics, películas… todo lo que él siempre ha dicho que le encanta de México, de su ciudad. ¿Cómo conjuntar eso con lo que ya se ha visto? ¿Qué va a haber de mexicano en esta exposición?

Hay cientos de piezas de arte mexicano, de cultura popular mexicana. Tenemos cosas como: aquí está el puesto de revistas donde Guillermo compraba sus cómics de niño. Está la cámara con la que hizo su primera película. Sus primeros cortos. Hay muchas cosas que lo han anclan aquí, Guillermo lo decía en su comunicado de hoy que el MUSA, este lugar, está a dos cuadras de las casas donde él creció. O sea, hay una cuestión que a mí me parece muy importante que sea aquí. Una cuestión casi energética. Aquí comenzó todo, que esa formación de este niño que, de alguna manera se crió entre sus padres y abuelos leyendo enciclopedias de patologías médicas y que era un niño hipocondríaco. Él dice que los monstruos entraron a él cuando era niño, que hizo un pacto con ellos, para que no lo siguieran molestando. Todas esas anécdotas pasaron a dos cuadras de aquí. Entonces es muy simbólico que sea ésta la sede. Justamente los símbolos, como en los cuentos de hadas que tanto le gustan a Guillermo, están muy presentes en la obra de Guillermo.

Hablando de historias presentes en la obra de Guillermo, también hay personas clave en su obra. Desde Rigo Mora a Karla Castañeda; es decir, una larga historia de personas. ¿De quién más habrá objetos aquí en la exposición?

No nos da espacio para toda la gente que es tan importante para Guillermo. Creo que todas esas personas están en su obra como tal. Y sí se verán, pero nos hemos concentrado bastante en cosas que tienen que ver más con las películas de Guillermo, en ese sentido. Tenemos cosas de Chronos que son objetos preciosos que no han estado exhibidos, tenemos dibujos originales de Guillermo desde La hora marcada hasta los primeros dibujos conceptuales de Cronos, además de sus libretas que son maravillosas.

Me decías que estabas muy contento por lo que traen entre manos.

Sí. Ha sido muy divertido. No solamente lo de la colección que es el centro y la maravilla, sino para mí también el haberme metido al mundo de Guillermo, con todo y que ya lo conocía, pero te tienes que meter mucho más y para mí la admiración crece y crece todo el tiempo. Y, por otro lado, para mí también fue muy divertido formar este espacio que es un hermosísimo museo, en esta especie de laberinto que evoca la construcción de Bleak House. A nivel cromático, a nivel atmósfera, a nivel materiales, también. Lo que se quiere dar es una experiencia sensorial importante, que acompañe todo esto.

Yo creo que es una exposición que, además, está muy cuidada en general, en todos sus aspectos. Y, de alguna manera, es el reflejo de cómo trabaja Guillermo. Guillermo en cada una de sus películas tiene una meticulosidad por el detalle que es sorprendente e incluso inusual. A mí me ha tocado vivirlo en carne propia (ríe). Y eso está muy bien, porque las ideas tienen anclas o tiran dardos para muchos lados. Por un lado tiene un discurso simbólico, que es importante, pero también tiene una postura clara política y una postura clara social y todas estas cosas que hacen de las obras más personales de Guillermo, obras de alto calibre que realmente han acercado a un público mucho mayor al género. La verdad es que el género es un pretexto para hacer cosas de otras cosas que son personalísimas. Guillermo del Toro tiene un estilo propio, más que seguir algún tipo de género.

Sobre El Laberinto del Fauno, ¿hay algo que tú, como director de arte, hayas tenido guardado y que hayas aportado para esta exposición?

Hay algunas cosas, sí. Hay una linda cosa que va a pasar dentro de poco, tenemos aquí la escultura original del monolito. Y el monolito es el umbral, es el arranque de la película, de alguna manera. El monolito lo tenía Guillermo, pero yo tenía el ojo. Y, entonces, en este momento, aquí lo vamos a juntar. A ver si no al ponerlo otra vez se produce la magia del Fauno.

Ojalá que sí…

Yo creo que ya está. Yo creo que está metida en esto. Para mí, cuando me invitaron Raúl Padilla Estrella y sobre todo Guillermo a hacer esto, para mí tenía también una dosis muy grande de magia.

eugenio caballero en casa con mis monstruos

Entiendo que fue hace más de un año…

Hoy, hace un año, entré por primera vez a la casa de Guillermo. Bueno, entré por primera vez a escoger piezas.

¿Qué estaba pasando en tu vida hace un año cuando te invitaron al proyecto?

Estaba pasando un poco lo mismo que siempre. Estaba terminando algunos proyectos, estábamos en la posproducción de Roma. Estábamos haciendo todo el trabajo de efectos visuales de Roma. También estaba en el desarrollo de una película en Inglaterra.

¿Y qué pasó por tu cabeza en el momento en que te dijeron?

Pues mucha emoción, pero ha crecido. Esta exposición se ha ido a un lado que ni siquiera yo podía haber soñado. Es verdaderamente una exhibición que yo considero importante. Importante por el nivel de las piezas que están, lo que dicen y el tamaño, es muy grande.

Si pudieras robarte algo de la casa de Guillermo, ¿qué sería y por qué?

Pues es que hay tantas cosas. A él me lo robaría (ríe). En realidad, ahorita que lo pienso mejor, creo que no me robaría nada porque justamente, lo que te decía, es que todas estas obras funcionan en conjunto. Yo creo que si las aíslas pierden fuerza. O sea, los autores me odiarán por lo que estoy diciendo, pero para mí tienen una coherencia muy grande.

En ocasiones resulta complicado crear exhibiciones inspirada en algunas personas. Sé que es una pesadilla poder recolectar las cosas de todo el mundo. En este caso, ¿todo vino de la casa de Guillermo? ¿O había algo de otros lugares?

Sí, muchos de los props y los vestuarios. Los dueños son las empresas productoras. Los vestuarios vinieron de las distintas empresas productoras, los props también. Habían varias cosas que compilar. Hay cosas que pertenecen a Spectral Motion y a Mike Elizalde, que es uno de los escultores que han trabajado de manera cercana. Hay cosas que pertenecen a DDT de España, que también tuvimos que traer; piezas que no hayan estado expuestas, precisamente por lo difícil de conjuntarlas. Las piezas vienen de más de 20 colecciones, desde museos en México hasta colecciones privadas. Y, por supuesto, las casas de Guillermo y la gente que ha trabajado con él.

¿Habrá algo tecnológico que creará algún tipo de experiencia multimedia?

Sí la hay, pero no te la voy a decir porque es una sorpresa.

eugenio caballero en casa con mis monstruos

¿Qué hay además de esto para ti?

Pues estoy decidiendo. Estoy esperando alguna película que me prendiera. Después de Romano he hecho otra película. Me he dedicado a otras cosas por estas cuestiones que te decía de buscar balance en la vida, pero por ahí hay un proyecto que me está llamando la atención. En el momento que se concrete, se los podré compartir.

Me imagino que estás emocionado por tu nominación al Ariel…

Sí, por supuesto, y a los Platino. Son premios que me gustarían mucho. El Ariel me sigue emocionando como la primera vez. Tengo ya muchas nominaciones, creo que 8 o 9, pero me sigue emocionando como la primera vez. Son mis pares, es la gente con la que yo me formé, son mis colegas.

¿Tú también tienes tu mini colección, no de monstruos, pero de cosas?

Sí, tengo mis muebles, como diseñador de producción. Me gustan los muebles, los juguetes, los libros antiguos. Sobre todo son esas tres cosas. Tengo especial debilidad por las lámparas.

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios