Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine Coberturas NOTICIAS

Festival de Toronto 2017: Alexander Payne encoge al mundo

Por:

10-09-2017

Alexander Payne sorprende por su originalidad con Downsizing, mientras que Aaron Sorkin debuta como director con el pie derecho.

El Toronto International Film Festival (TIFF por sus iniciales) inició el jueves en la noche y promete ser como lo reza su lema: “el festival de festivales”. Aquí, algunas de las películas que se estrenan por primera vez  terminan por coronarse como las sorpresas del año ( y cuya carrera empieza en los festivales anteriores, Cannes, Berlín y el casi gemelo Festival de Venecia), mientras que muchas otras se abren un camino todo trazado hacia la siguiente temporada de premios. El festival de Toronto es el que reúne todos esos proyectos que lucharán por llevarse las palmas como las mejores películas del año.

Estas son nuestras primeras impresiones de las cintas que se proyectaron los primeros días, desde que el festival de Toronto arrancara el pasado viernes 7 de septiembre.

El mundo encogido

Con la acreditación de prensa en mano ¡pudimos empezar a disfrutar de algunas de las casi 150 proyecciones tan solo del día sábado!

Empezamos con la nueva película de un cineasta estadounidense que lleva la palabra “autor” sellada en cada una de sus realizaciones. Se trata de Alexander Payne, el griego nacido en Omaha, Nebraska. Experto en hacer comedias agridulces: Señor Schmidt, Los descendientes, Entre copas (Sideways) o mi consentida Nebraska, Payne filma la vida real con distancia cómica. Esta vez con  Downsizing, el cineasta lleva la fantasía y el humor hacia la ciencia ficción y a un mundo donde parte de la humanidad decide por voluntad propia ser encogida, para así consumir menos y salvar al planeta.

Se trata de un experimento científico irreversible en el que nuestro protagonista –el inocentón y buen tipo Paul (Matt Damon)– decide participar. Pero la sociedad alternativa de los “small peoples”, que viven en Leisure Land, no tardará en reproducir los mismos errores y las mismas injusticias que la nuestra. Payne muestra una visión desencantada de nuestra humanidad, egoísta y excluyente; sin embargo, lo que hace con un fantasioso sentido del humor en un principio (el procedimiento para encoger a la gente que no busca ser creíble ni por un segundo o una memorable escena entre Paul y su esposa) pierde fuerza cuando la película se torna en una crítica política en primer grado. Por supuesto, el tema político tiene mucha relevancia hoy,  pero termina por hacernos sentir que el principio y el final no pertenecen del todo al mismo conjunto.

Aun así, es definitivamente una de las películas más originales e interesantes en lo que va del año.

Downsizing está protagonizada por Kristen Wiig, Matt Damon y Christoph Waltz.

El debut de Aaron Sorkin

La siguiente parada en al sala de proyecciones fue una muy grata sorpresa: un filme mucho más clásico y más apegado al gran cine estadounidense de investigación criminal. Molly’s Game es la primera realización de Aaron Sorkin, guionista de Moneyball y de Red social  entre otros. Impecable en cuánto a la dirección de la estupenda Jessica Chastain –que ningún director se había atrevido a vestir de manera tan sexy–, y a la gran interpretación de Idris Elba, la cinta además debe mucho a su edición y a su anécdota basada en la vida real: la del ascenso y la caída de una excampeona de esquí, que dirigió durante años un casino clandestino a donde iban a jugar Tobey Maguire, Ben Affleck y Leonardo DiCaprio entre otros.

Es una bomba lista para explotar en las manos de Hollywood y que podría fácilmente cortar las alas de una carrera hacia los premios que serían ampliamente merecidos…

Jessica Chastain e Idris Elba, protagonistas de Molly’s Game.

De Francia e Israel

Seguí mi día con la proyección de Numéro une (Número una) de la cineasta francesa Tonie Marshall, un estudio minucioso de las influencias y de las eminencias grises que andan en  los bastidores de las altas esferas de la república francesa. Con un fabuloso elenco encabezado por Emmanuelle Devos y Suzanne Clément,  el filme ofrece una visión desencantada de la pretendida igualdad de género que rige los círculos de poder.

Marshall pone un elemento criminal y de suspenso a los diferentes chantajes  y presiones que ejercen hombres  y mujeres sobre una brillante funcionaria pública, que un grupo de feministas intenta colocar como directora de la compañía nacional de agua.

Finalmente, cerramos el día con Foxtrot, cinta israelí que anunciaron ganadora del León de Plata en Venecia casi a la misma hora en que iniciaba su primera función en Toronto. Está narrada en tres partes y tres tiempos: el anuncio de la muerte de un hijo soldado, el hijo durante la guerra y los padres, seis meses después del trágico evento. Foxtrot cuenta con un maravilloso guion que desafortunadamente sufre de un exagerado último giro de tuerca y con imágenes cautivadoras que hacen eco al cine de Yorgos Lanthimos.


Y el Festival de Toronto apenas empieza….

 

Notas relacionadas

Comentarios