Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #202 – Doctor polvo

Doctor Sueño

November 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

FICM 2019: «Ser un cineasta en Brasil es resistir», director de Bacurau

Por:

22-10-2019
Bacurau

El director brasileño Juliano Dornelles asistió al FICM 2019 para presentar Bacurau, cinta que muestra la resistencia de un pueblo amenazado.

Ese pueblo ha dejado de existir. Está solo y a la buena de Dios: con sus calles de terracería y habitantes que han aprendido a organizarse entre sí, tanto para vivir su cotidianidad como para sobrevivir a la violencia. Para el sistema, sin embargo, no son parte del mapa. Están aislados. No importan.

Esta descripción se ajusta a los escenarios de al menos tres películas presentadas en el 17 Festival Internacional de Cine de Morelia. Ambientadas en esos poblados latinoamericanos que se han convertido en tierra de nadie, ellas son Sanctorum, cinta mexicana que explora la criminalización del campo; Polvo, el debut de José María Yázpik como director; y Bacurau, cinta brasileña ganadora del   Premio del Jurado en Cannes

Ésta última; sin embargo, retoma elementos del cine de género y del spaguetti western para ofrecer al espectador momentos de catarsis –especialmente tras lo sucedido en la ciudad de Culiacán la semana pasada–, pues muestra a un pueblo que se une en su soledad (y con un par de armas) para gritar un rotundo ¡No! Dirigida por Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles, Bacurau es en este sentido hermana de Aquariuspelícula anterior de Mendonça Filho y en la que Dornelles fungió como diseñador de producción, que muestra a una mujer que se rehusa a ser desalojada de su casa. Ambas películas son gritos de resistencia, sobre personas viviendo en lugares que, para el sistema, han desaparecido ya.

«La resistencia, en este contexto político y social, sería no ceder y no sacrificar tus propias creencias y valores», nos cuenta Dornelles, durante su paso por el FICM 2019. «Hay muchos niveles de resistencia y desafortunadamente estamos viviendo un momento en que se están discutiendo cosas fundamentales: hay personas muriendo en Brasil por ninguna razón, solo por ser negros, por ejemplo».

Bacurau

De acuerdo con el cineasta, quien también escribió el guion junto con Mendonça Filho, el actual contexto social brasileño, bajo el gobierno de Jair Bolsonaro, llama por sí mismo a la resistencia. El pueblo de Bacurau en la cinta, que desaparece de pronto de los mapas, espejea la dirección que el país latinoamericano ha tomado, así como sus desigualdades, los procesos de colonización y la violencia. «Para mí, ser un cineasta en un lugar como Brasil significa ser la resistencia. Trabajar con arte y cultura es resistir. Algunas personas dicen que es ser valientes, otros dirían que estamos locos (ríe).  Pero la resistencia es eso, es ser tú mismo».

¿El cine en Latinoamérica es entonces un forma de no desaparecer, de no convertirnos en pueblos fantasmas? «Sí… en la última escena en Bacurau, tenemos una lista de nombres y algunos de esos nombres son personas reales que han sido asesinadas por las fuerzas the opresión y es una idea que me gusta. Quizá en 50 años algunas personas vean la película y les dé curiosidad el por qué están ahí y empiecen a investigar quiénes fueron. Sí, el cine es archivo, es memoria», señala el director. 

Bacurau

Dornelles y Kleber Mendonça Filho han trabajado juntos por 16 años, diez de los cuales se dedicaron, entre otras cosas, a desarrollar Bacurau. «Vimos esta oportunidad en 2009. Queríamos hacer una película brasileña honesta, muy cercana al tipo de cine que nos gusta», nos dice. «Kleber y yo hablábamos mucho del cine alemán, del que se hizo en los años 70, americano, australiano, italiano, del que somos fans: el de John Carpenter, Sergio Leone, David Cronenberg. George Miller y su Mad Max». 

Filmada en la región brasileña de Rio Grande Do Norte, Bacurau contó con la participación y el apoyo de los habitantes de los pueblos aledaños, quienes conectaron rápidamente con la historia de esta comunidad que, a través de una trama a ratos hilarante, a ratos sangrienta, humilla al gobierno incompetente. «Ésta es una película es sobre un grupo fuerte de personas, todos podrían ser nuestros amigos. Empezamos a vivir con estas personas. Ellos tenían sus propias historias, muy relacionadas a lo que sucede en la película. Son maravillosos. Aun hablamos en redes sociales. Fuimos ya con la película lista a este lugar hicimos esta proyección gigante l aire libre, para 3000 personas, bajo un cielo lleno de estrellas. Fue mágico. Eso es lo que amo de hacer películas con personas reales. Fue uno de los mejores momentos de mi vida», concluye Dornelles.

 

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios