Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #129 – Han Solo

Han Solo: Una historia de Star Wars, Deadpool 2, 13 Reasons Why

Mayo 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

TOPS Listas

¿Qué películas fracasaron en taquilla este 2017?

Por:

18-12-2017

¿Qué películas tuvieron números rojos y cuáles fueron una decepción este año? Lean aquí nuestro recuento de fracasos en taquilla 2017.

2017 fue un año donde colapsaron franquicias que sólo regresaron por el resto del botín (¡Hola, Jack Sparrow y Optimus Prime!). También fue el año donde estrellas como Tom Hanks, Tom Cruise y Scarlett Johansson no atrajeron espectadores por pura inercia: todos tienen proyectos que arrojan pérdidas. Finalmente, 2017 será el año en el que El rey Arturo, La momia y los Power Rangers intentaron hacer un glorioso comeback… y no lo consiguieron. Repasemos qué sucedió este año que se tradujo en pérdida$$$ para sus respectivo$$$ productore$$$ y distribuidore$$$.

5 fracasos “falsos”

Películas que parecen fracasos o decepciones… pero no lo fueron:

  • Barry Seal: Solo en América (lee aquí nuestra crítica). Costó $50 MDD y recaudó $135 globales, acercándose a quedar ‘tablas’. En todo caso, decepciona para ser Tom Cruise.
  • Las aventuras del Capitán Calzoncillos: La película (lee aquí nuestra crítica). Está al fondo del top taquillero de Dreamworks Animation (lugar 32 de 35 global). Pero no hay tragedia: recaudó $125 millones y costó $38.
  • El círculo (lee aquí nuestra crítica). ¡Tom Hanks! ¡Emma Watson! Pintaba para ser un éxito mayúsculo, pero tenía un material base guango, un presupuesto moderado ($20 MDD) y una mala fecha de estreno. Aquí no pasó nada.
  • ¡madre! (lee aquí nuestra crítica) Costó $30 millones y va en $44.5. Quizás pierda dinero, pero gana con el impacto que consiguió. Es de aplaudirse que Paramount apostó al arriesgado proyecto de Darren Aronofsky.
  • La Torre Oscura (lee aquí nuestra crítica). Su salvación fue su presupuesto moderado ($60 MDD). Su perdición, la taquilla global ($112 MDD). Su tragedia fue que un mes después debutó otra adaptación de Stephen King (Eso), ésta sí exitosa.

 

5 secuelas que nadie pidió

Aquí entran secuelas, precuelas, spin-offs, reboots que llegaron (muy) tarde:

  • Amityville: El despertar (lee aquí nuestra crítica). Llegó 12 años después de su antecesora y recaudó $742 dólares (sí, $742).
  • Siete años tardó en regresar Jigsaw. Recaudó $100 MDD globales, pero es la séptima (de ocho) en ingresos de la franquicia.
  • Jeepers Creepers 3. La 1 y la 2 promediaron $60 MDD globales… en 2001 y 2003. Esta, 14 años después, recaudó $2.3 MDD.
  • La verdad incómoda 2 (lee aquí nuestra crítica). Tardó 11 años en volver Al Gore… pero siempre es importante un update del cambio climático.

 

5 franquicias que ya debían terminar

Continuaciones de franquicias exitosas que NO fueron salvadas por la taquilla global:

  • Alien: Covenant (lee aquí nuestra crítica). Prometeo recaudó $403.4 globales. Consciente de ello, Fox quiso más dinero, pero sólo recaudó $240.7. Mal día para la tripulación.
  • Cars 3 (lee aquí nuestra crítica). A nivel global quedó $80 millones detrás de Cars y $180 de Cars 2. En el universo Pixar, es la 18 de 19 (inflación ajustada), delante de Un gran dinosaurio.
  • Inframundo: Guerras de sangre (lee aquí nuestra crítica). Hizo la mitad de su antecesora ($160 mdd globales). Al parecer, tenemos otra franquicia agotada.
  • Locos por las nueces 2 (lee aquí nuestra crítica). No recaudó ni la mitad de su antecesora, un éxito sorpresivo ($28 vs $60 MDD en EUA). ¿Open Road hará la tercera parte ya anunciada, en vista de que esta costó $43 millones y hay números rojos?
  • Los Pitufos en la Aldea Perdida. El live-action de 2011 triunfó con $563 MDD globales. La secuela colapsó ($342 MDD), y esta entrega Sony decidió hacerla animación, ahorrándose $50 MDD en costos. Resultado: $197.2 MDD globales.

 

5 DECEPCIONES DE 2017

5. La cura siniestra

Tras el incidente de La entrevista, Gore Verbinski canceló su proyecto de thriller en Corea del Norte, con Steve Carell. Su plan B fue éste, para el cual requería $40 MDD. Antes de su estreno, Fox invirtió en una confusa campaña de fake news. En EUA finalizó con $8.1 MDD (la suma esperada para su fin de semana de estreno) y en mercados overseas, con $18.5 MDD. Se fue directo al baúl del olvido.

4. Guardianes de la bahía (lee aquí nuestra crítica)

Efron y Johnson. Un update al estilo Comando especial (de drama televisivo a comedia en celuloide). Al final, un flop en EUA (apenas $58 MDD) y un resultado cumplidor en el resto del mundo, con $120 MDD. La nostalgia no vendió, y lo mismo pasó con My Little Pony (+$52 MDD globales) y CHiPs, que apenas rebasó los $25 MDD que costó producirla.

3Liga de la Justicia (lee aquí nuestra crítica)

Hasta el 14 de diciembre sumaba $618 MDD globales (enfilándose a los $700). Sin duda, la reunión de los superhéroes más populares (no nos hagamos) terminó debajo de las expectativas, que rondaban los $1,000 MDD. Basta ver qué pasó en México: Batman vs Superman recaudó $630 MDP, mientras que ésta terminará $150 MDD detrás. Al menos en China es la primera del DCEU que rebasa los $100 MDD.

2. Transformers: El último caballero (lee aquí nuestra crítica)

La franquicia está emproblemada. Se había anunciado que este filme marcaba el inicio de una nueva era, hecha para complacer al mercado chino. Pero el resultado no fue el esperado: recaudó $605.4 MDD globales ($600 menos que Era de la extinción). En China pasó lo mismo: $228 MDD, $100 menos que su antecesora. Paramount ha confirmado que 2018 llegará el spin-off de Bumblebee.

1. Tulip Fever

El proyecto tuvo un laaaaargo y tortuoso camino para llegar a la pantalla grande. En 2004, Miramax y Dreamworks decidieron invertirle $48 MDD, pero se vino abajo porque el esquema de inversión incluía evasión de impuestos. Diez años después, The Weinstein Company resucitó el proyecto, pero con un presupuesto de $25 MDD (y otros $10 para publicidad). Su gran tragedia fueron los ¡siete! cambios de fecha de estreno entre 2015 y 2017 (algunos a dos semanas del debut), lo cual hizo que los críticos especularan sobre la calidad del filme. Al final, apenas sumó $2.42 MDD en EUA y $5.5 MDD overseas. Lo más triste es que fue el último estreno comercial de The Weinstein Company, justo antes del escándalo de Harvey Weinstein.

 

10 FRACASOS DEL AÑO

No se dejen engañar: aunque en algunos casos las ganancias exceden al presupuesto, hay pérdidas considerables, pues falta por restar impuestos y la tajada que se quedan los cines (diferente en cada país) y sumar gastos de mercadotecnia y publicidad.

Sólo caben 10, pero estuvieron muy cerca de entrar The House (el peor resultado de Will Ferrell para un blockbuster), Life: Vida inteligente (que costó $58 MDD y apenas arañó los nueve dígitos globales) y Rock Dog, animación china que se camufló de look occidental y fracasó miserablemente (costó $60 MDD y recaudó $40 MDD globales, uno de ellos en México).

10. El espacio entre nosotros (lee aquí nuestra crítica)

En 2014 Relativity empujaba el proyecto… hasta que sobrevino la bancarrota del estudio. Entonces pasó a manos de STX. Su fecha de estreno se movió tres veces en 2016: julio, agosto y diciembre. Cuando vieron que era un plan suicida debutar frente a Rogue One, la mandaron al 3 de febrero, en el fin de semana del Super Bowl. Al final, sólo recaudó $15 MDD globales (mitad en EUA y mitad overseas), por lo que no quedó ni a medio camino de los $30 MDD que costó producirla.

9. Suburbicon (lee aquí nuestra crítica)

Los hermanos Cohen escribieron este guion en los años 80, y hacia principios de siglo se esbozó su producción (con Clooney involucrado). El proyecto (de nuevo) fue sacado del archivero en 2016, cuando en el Festival de Berlín de 2016 halló distribuidor (Paramount). Su estreno en el Festival de Venecia de este año fue un desastre. A los $25 MDD de producción se sumó una amplia campaña de marketing. De nada sirvió: recaudó $5.8 MDD en EUA y obtuvo D- en CinemaScore.

8. La momia (lee aquí nuestra crítica)

De las grandes producciones que se estrenaron este año y resultaron mucho menos exitosas que sus antecesoras (Piratas del Caribe 5, Transformers 5, Jigsaw) ésta es la gran perdedora. ¿La razón? En realidad, aquí no hay pérdidas (recaudó $409.1 MDD globales, costó $125 y otro tanto de publicidad + impuestos), pero su tragedia es mayor: mató al incipiente Dark Universe, que pretendía ser la franquicia estrella de Universal en la próxima década.

7. Power Rangers (lee aquí nuestra crítica)

La historia es bien conocida: Haim Saban se hizo millonario con sus personajes y en 2010 recuperó los derechos que tenía Disney, que estaba haciendo nada con la propiedad. En 2014, Lionsgate dio luz verde al proyecto, buscando su siguiente Juegos del hambre o (ejem, ejem) Divergente. De hecho, pensaba hacer entre cinco y siete filmes. La estrategia parecía marchar: el primer trailer tuvo 150 millones de visitas en 48 horas, por lo que invirtió fuerte en publicidad y buscó socios comerciales (Krispy Kreme, IGN). La película debutó con $40.3 MDD en EUa, pero su desempeño posterior fue una tragedia, cerrando con $85.36 MDD.

Fuera de EUA registró fracaso tras fracaso (en Rusia fue clasificación +18, porque hay un personaje gay). En China, su última esperanza, sólo recaudó $4.2 MDD. ¿Hay futuro para una producción que recaudó $142.3 MDD globales y costó $100 MDD? Ño.

6. Valerian y la Ciudad de los mil Planetas (lee aquí nuestra crítica)

En 2015, Luc Besson empezó a buscar quién le diera $180 MDD, pues Europacorp (su productora) sólo aportaría el 20%. El dinero llegó de socios (sobre todo chinos) con los que Besson ha estrechado lazos a lo largo de los años. Los problemas en EUA fueron dos: STX como distribuidor (Lucy tuvo a Sony) y un estreno en la misma fecha que Dunkerque. Quizá por ello sólo sumó $40.47 MDD. De su taquilla overseas ($184.7 MDD), Francia aportó $33, y China, $18.4. A Japón llega en enero.

5. Ghost in the Shell: La vigilante del future (lee aquí nuestra crítica)

En 2014 Dreamworks arrancó la adaptación live-action. El menor de sus problemas fue quién distribuiría (primero Disney, luego Paramount). La elección de Scarlett Johansson fue lo que levantó toda clase de críticas. Al final, se gastaron casi $200 MDD: $110 en la producción y el resto en publicidad. Recaudó $169.8 MDD globales, siendo sus territorios top China ($41.3 MDD… ok) y EUA ($40.56… fracasote). En Japón, donde es material de culto, recaudó $9.3 MDD. En suma, las pérdidas se estiman en $60 MDD.

4. Blade Runner 2049 (lee aquí nuestra crítica)

Tras el éxito de The Blind Side (sí, de Sandra Bullock), la productora Alcon empezó a financiar proyectos. Fracasó con Punto de quiebra y Transcendence (la de Johnny Deep, el fracaso #1 en nuestro recuento de 2014). Apostó entonces por Blade Runner 2049, un proyecto donde invirtió $75 MDD (y Sony, otro tanto igual).

Alcon cambió su fecha de estreno (12 de enero de 2018) para competir por los Oscares. Al final, en EUA sólo recaudó $91 MDD, 50% menos de lo esperado. En mercados overseas tampoco le fue bien: $155 MDD, y sólo $10.9 en China. Evidentemente, sus $256.8 MDD globales no alcanzan para cubrir $150 millones de producción, los $130 de marketing, lo que le toca al exhibidor (los cines) y al fisco (impuestos). Las pérdidas se estiman $80 MDD. Duele… mucho.

3. La promesa (lee aquí nuestra crítica)

El billonario Kirk Kerkorian pasó décadas intentando levantar el proyecto de una épica acerca del genocidio armenio… hasta que murió en 2015. Sus socios siguieron adelante: se inventaron Survival Pictures e invirtieron $90 MDD, lo cual la convierte en una de las mayores producciones independientes de la historia.

Como ningún distribuidor grande quería problemas con Turquía, finalizó con Open Road, que la programó para el 21 de abril (el comienzo del genocidio se conmemora el 24 de abril de 1915). A pesar de su A- en CinemaScore y su campaña de $10 MDD, sólo recaudó $8.22 MDD (taquilla final) en EUA y $2.3 MDD overseas. Los productores insisten en que no importa tanto la taquilla como educar al público sobre la Historia. Como sea, sus pérdidas se calculan en +$90 MDD.

2. Monster Trucks (lee aquí nuestra crítica)

Es un capricho del expresidente de Paramount, Adam Goodman (a quien corrieron, obviamente), porque “su hijo de 4 años se imaginó un monstruo dentro de una camioneta”. Obtuvo luz verde en 2013 y le asignaron $150 MDD, pues alguien pensó que esto podría ser una franquicia tipo Transformers. Su fecha de estreno se movió cuatro veces en tres años. Gastaron $60 MDD en anuncios de tele y otras estrategias de marketing, pero apenas recaudó $64.5 MDD globales: 52% en EUA y 48% overseas. Sus pérdidas se calculan en $110 MDD.

1. El rey Arturo: La leyenda de la espada (lee aquí nuestra crítica)

Guy Ritchie empezó a planear este proyecto en 2010, como Arthur & Lancelot, pero lo canceló cuando trepó de $90 a $130 MDD. En 2014 lo retomó, con la idea de que fuera una franquicia de ¡seis! filmes. La primera película se filmó, se presentó a audiencias de prueba y la respuesta obtenida obligó a costosos reshoots (al parecer, es una tradición de WB gastar montañas de dinero para solucionar un problema). El presupuesto se trepó a $175 MDD y vinieron dos cambios de fecha de estreno. Finalmente arribó una semana después de Guardianes de la Galaxia Vol. 2. Sus acumulados fueron muy tristes: $39.17 MDD en EUA y $109.5 overseas.

Con apenas $148.7 MDD globales, quedó fuera del Top 50 de 2017, y sus pérdidas se calculan entre $120 y $150 millones, con lo cual se convierte en una de las cinco películas con mayores pérdidas, junto con John Carter, Marte necesita mamás, El Llanero Solitario y 47 Ronin.

Fuentes:

mm

Fan-from-hell de los números de cine. Fue editor de revistas de negocios (no, de allí no viene su amor por los números). Hoy es experto en reportes de taquilla y en content marketing(marketing contento... #OkNo).

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios