Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #163 – Chilis Battle Angel

Battle Angel: La última guerrera; la revista impresa de febrero y una entrevista con Bárbara Enriquez.

February 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

¿Qué películas fueron un fracaso en taquilla este 2018?

Por:

17-12-2018

¿Qué películas tuvieron números rojos y cuáles fueron una decepción este año? Lean aquí nuestro recuento de fracasos en taquilla 2018.

Hagamos memoria: 2017 fue el año donde colapsaron franquicias que habían regresado por el resto del botín (Piratas del Caribe, Transformers, La momia) y el año donde estrellas como TomHanks, Tom Cruise y Scarlett Johansson no atrajeron espectadores por inercia. En 2018 no hubo tantas franquicias colapsadas, pero sí proyectos carentes de originalidad: remakes y reboots se hicieron presentes hasta decir basta… ergo, suman el 40% de los fracasos de 2018.

Lo hemos advertido en otros años: no se dejen engañar. Aunque en algunos casos las ganancias exceden el presupuesto de producción de un filme, puede haber pérdidas considerables, pues en todos los casos falta por restar impuestos y la tajada que se quedan los cines (diferente en cada país) y sumar gastos de mercadotecnia y publicidad (P&A).

7 DECEPCIONES DE 2018

En 2017 decepcionaron –a productores, inversionistas y espectadores­– proyectos como Liga de la Justicia, Baywatch y Transformers: El último caballero. Descubramos quiénes ocupan este 2018 su lugar.

7. La vida misma

Nos la vendieron como “de los creadores de This Is Us” (sí, esa joyita lacrimógena que es una maravilla en televisión) y tenía un elencazo: Oscar Isaac, Mandy Patinkin, Olivia Cooke, Annette Bening y Antonio Banderas. Se estrenó a mediados de septiembre y… fracasó miserablemente. Enpelículas que se han estrenado en más de 2,500 salas de EUA, es el segundo peor debut de la historia, y finalizó con una recaudación ridícula, de apenas $4.1 MDD. En México se estrena el 19 de diciembre.

6. Billionaire Boy’s Club

El elenco ‘juvenil’ prometía maravillas: Taron Egerton (Kingsman, Volando alto), Ansel Elgort (Bajo la misma estrella, Baby Driver) y Emma Roberts (¿Quién *&$%! son los Miller?, Scream Queens). ¿El problema? Se filmó en 2016… y tardó muuucho en estrenarse. Tanto, que el elemento más prominente del elenco pasó a convertirse en persona-non-grata en Hollywood: Kevin Spacey. Su nombre fue elbeso de Judaspara su distribución, pues se estrenó en diez salas y recaudó $1,349 dólares. Ouch. Llegó a estrenarse en Rusia ($0.76 MDD), Ucrania, Taiwán, Japón, Israel y Portugal.

5. El cavernícola (lee aquí nuestra crítica)

Varias buenas películas tuvieron un golpe terrible con la realidad. ¿Ejemplo? Tully: tiene una merecida nominación al Globo de Oro para Charlize Theron, pero sólo recaudó $15.6 MDD globales. A El cavernícola, la nueva animación de Aardman (Pollitos en fuga, Shaun el cordero: La película) le fue peor: sólo pudo recaudar $54.6 MDD globales (y apenas $8.3 en EUA) cuando debía llegar a tres dígitos, pues sus costos de producción ascendían a $50 MDD, más $30 de P&A. Vaya, ni Reino Unido (su tierra natal) la rescató: Shaun el cordero: La película había recaudado $21.9 MDD, siendo el peor resultado de Aardman. El cavernícola bajó más la raya, a sólo $15.8 millones.

4. Malos momentos en el Hotel Royale

Varias propuestas del mercado de ‘cine adulto’ tuvieron una taquilla global minúscula, como Borg vs. McEnroe (¿cuál?) y Suspiria (que aún no debuta en varios mercados, en su descargo), pero quizá los números másdecepcionantes fueron los de Bad Times at the El Royale, que -hasta diciembre– apenas suma $31.5 MDD, es decir, ni siquiera iguala los $32 MDD que costó producirla. De poco sirvió el cast, que incluíaa Dakota Johnson, Chris Hemsworth, Jon Hamm y Jeff Bridges.

Como dato: otro hotel (Hotel de criminales) tampoco fue rentable, a pesar de tener en su alineación a Jodie Foster: costó $15 MDD y recaudó $12.7 MDD globales.

3. Operación Red Sparrow (lee aquí nuestra crítica)

Ciertos proyectos tienen expectativas taquilleras altísimas debido a su protagonista. De Rascacielos: Rescate en las alturas se esperaban mucho más que $304 MDDglobales por una razón: estelariza Dwayne ‘The Rock’ Johnson, quien venía de un éxito total (Jumanji) y un reprise exitoso (Rampage: Devastación) con números de locura en China. Similar situación tenía Jennifer Lawrence con Operación Red Sparrow, filme de acción no-tan-costoso (apenas $69 MDD) pero que apenas arañó los $150 MDD, lo cual hace suponer que quizás aquí hubo una pérdida menor para Fox.

2. El primer hombre en la luna (lee aquí nuestra crítica)

Cuando se escriben estas líneas, First Man ya rebasó los $100 MDD globales. Sus costos de producción no fueron estratosféricos –$56 MDD– y las pérdidas, si las hay, son menores. Entonces, ¿qué hace en esta lista? ¡Ah, malditas expectativas! En efecto: se esperaba demasiado del nuevo filme de Damien Chazelle, tanto en críticas como en taquilla. ¿Y por qué se esperaba tanto? Por ser ‘el nuevo proyecto del director de La La Land’, por sus protagonistas (Ryan Gosling, Claire Foy), por su historia (basada en la vida de Neil Armstrong) y por su ‘pedigrí’, es decir, su perfil para arrasaren premiaciones. Pero nada de eso ha sucedido: casi todos los círculos de críticos y los Globos de Oro la han ninguneado de la peor forma.

1. Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald (lee aquí nuestra crítica)

Hay secuelas que recaudaron menos que sus antecesoras, como Escalofríos 2 ($92.4 MDD globales, vs $150 de su predecesora) o Mamma Mia 2: Vamos otra vez ($393.8 vs $609.8), pero hay un resultado en particular que duele mucho: Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald. Si bien la distancia entre ambas ‘Mamma Mías’ es mayor (aquí quedarán a unos $200 MDD de gap) es terriblemente sintomático el desgaste de esta entrega (sumará $580 MDD, con miras a arañar los $600) vs. Animales fantásticos ($814 MDD), sobre todo si se considera que ésta es apenas la ¡segunda! entrega de cinco. ¿Qué seguirá? ¿Números como los de Han Solo? Aquí hay muchas cosas por replantear, sin duda.

 

10 FRACASOS DEL AÑO

¿Quiénes ocupan el lugar que hace un año fue para El rey Arturo, La momia, Power Rangers, Monster Trucks, Ghost in the Shell y Valerian y la ciudad de los mil planetas? Vamos a descubrirlo. Advertimos: Charlie Hunnam vuelve a aparecer con un proyecto.

10. El cascanueces y los cuatro reinos (lee aquí nuestra crítica)

Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable podría estar en esta lista (no llegó a $200 MDD globales y costó $75, más publicidad), pero sucede que Disney tuvo otros cuatro fracasos mayores. El primero, esta super-producción de $132 MDD que apenas rebasa los $160 MDD en taquilla, lo cual significa que aquí habrá pérdidas. De poco sirvió su impresionante cast que incluye a Keira Knightley, Mackenzie Foy, Helen Mirren, Morgan Freeman y… Eugenio Derbez. ¿Cuál fue su gran problema? Al parecer, que el proyecto carecía de personalidad (y de creatividad).

9. ¿Quién mató a los puppets? (lee aquí nuestra crítica)

Varias ideas “originales” crashearon en taquilla. Desde las muy parecidas a otras, como A la deriva (con $57.0 MDD globales) hasta las ñoñas, como Alfa ($80.5 MDD recaudados vs. $51 de presupuesto) o las que sonaban mejor en papel, como Mi ex es un espía ($75 MDD, vs. $40 de presupuesto). Al final, la más perdedora fue la más absurda: ¿Quién mató a los puppets? Costó $40 MDD (más otros $20 en P&A) y sólo recaudó $27 MDD globales (tres cuartas partes enEUA). Como dato: ni Melissa McCarthy, ni Elizabeth Banks, ni Maya Rudolph hicieron promoción para la película, y en números, ya es el peor debut de McCarthy con un estreno “grande”.

8. Kin: El legado (lee aquí nuestra crítica)

En honor a la verdad, debería tener una peor posición (digamos, en el Top 5 anual), pero como nadie la vio, por eso anda acá, con todo y sus $30 MDD de producción, a los que se suman otros $15 por P&A. Al final, debutó en EUA fuera del Top 10 semanal, en un fin de semana poco competido (Labor Day) y finalizó con sólo $7.5 MDD recaudados en EUA y Canadá, más otros $4.3 de mercados overseas.

7. La chica en la telaraña (lee aquí nuestra crítica)

Entre los reboots que no funcionaron como se esperaba se encuentran Tomb Rider ($273.8 MDD globales) y El Depredador ($160.5 MDD globales), lo cual cancela su futuro (al menos de la primera), pero el fracaso más estrepitoso es este thriller que se olvidó de la trilogía sueca original y del reboot de David Fincher y se instaló como un filme de acción al estilo James Bond… sin ser remotamente James Bond.

The Girl in the Spider’s Web: A New Dragon Tattoo Story sigue en cines: apenas suma $33.3 MDD ($14.7 en EUA) y costó $43 MDD sin publicidad y marketing.

6. El gran huracán categoría 5

En la categoría “churros que fracasaron”, hay niveles. Algunos fracasaron menos, como Misión submarino (ya saben, otro filme genérico con Gerard Butler) y Death Wish (el regreso del regreso del regreso de Bruce Willis, que costó $30 y recaudó $48 MDD globales). Pero el gran fracaso del año es, sin duda, The Hurricane Heist. Costó $40 MDD (más otros $30 de P&A, sólo en EUA), recaudó $30.9 MDD, y ni siquiera China (su mayor mercado, con $13.6 MDD) y México lograron salvarla. Como dato: sus productores en algún punto pensaron hacerla franquicia.

5. Mentes poderosas (lee aquí nuestra crítica)

Fox adquirió los derechos de esta young-adult-novel justo después de anotarse un éxito mesurado con Maze Runner. ¿El problema? Que el género rápidamente lo desgastaron Divergente, Los juegos del hambre, The Giver y otros filmes genéricos. Peor aún: esta producción, a pesar de sus $34 MDD de presupuesto, lucía como una versión barata del universo de los X-Men. En EUA debutó contra Christopher Robin y sólo recaudó $5.8 MDD (octavo lugar), para finalizar con $12.7 MDD. Overseaslas cosas no mejoraron mucho: $28.4, para un total global de $41.1 MDD.

4. Papillon: La gran fuga

El proyecto venía marcado por dos palabras: Red Granite, productora que se presentó en el Festival de Cannes 2011 con bombo y platillo –y Kanye West cantando “Gold Digger”– y que en los años posteriores produjo filmes como El lobo de Wall Street y Dumb and Dumber To. Pero la historia no acaba allí: en el último lustro, Red Granite estuvo envuelta en escándalos que derivaron en demandas judiciales millonarias. Ello complicó la distribución de este (innecesario) remake, en cuyo póster –como dato curioso– no hay rastro de la productora.

La joven distribuidora Bleeker Street llevó a 544 salas de EUA a Papillon: La gran fuga, a finales de verano. Su debut fue desastroso: lugar 16, con $1.09 MDD. Luego de tres semanas, desapareció de las salas, con $2.3 MDD. Fuera de EUA sumó $5 MDD. Debido al embrollo legal, los gastos de producción son desconocidos, pero se asume que hay grandes pérdidas.

3. Un viaje en el tiempo (lee aquí nuestra crítica)

Originalmente (2014) éste sería el siguiente proyecto de Jennifer Lee, guionista y co-directora de Frozen. Serviría para dar un mejor destino al cuento clásico infantil de Madeleine L’Engle, el cual ya había sido grabado en 2001 como una mini-serie por la ABC. Estrenada hasta 2004, la serie era de tal (lamentable) calidad que la propia autora dijo: “Esperaba que fuera mala… y lo es”.

En 2016 se anunció que Ava DuVernay dirigiría un nuevo proyecto y sería la primera mujer afroamericana en manejar un presupuesto superior a los $100 MDD para Disney ($103, siendo exactos). Luego, la casa del ratón puso a trabajar su músculo mercadológico: más de $60 MDD en P&A y hartos acuerdos comerciales (¡hubo hasta una línea de Barbie!). Pero algo falló: la respuesta fue tibia, con apenas $33.1 MDD en EUA en su estreno (Black Panther le ganó… en su cuarta semana), y de allí seguirían descensos de 50% cada semana, hasta apenas arañar –un tanto forzada– los $100 MDD. Overseas las cosas fueron peor: $32.93 MDD. Perdió, en un cálculo conservador, más de $90 MDD.

2. Robin Hood (lee aquí nuestra crítica)

A pesar del ‘¡meh!’ creativo y económico que resultó la versión de Ridley Scott en 2010, ¡cuatro! estudios dijeron “no hay suficientes Robin Hood en nuestros cines” (¿?) y lanzaron sus proyectos: Disney (Nottingham & Hood); Sony (Hood); Warner Bros (sin título) y Lionsgate (Robin Hood: Origins). Al final, Sony decidió escribir Marian, un spin-off sobre el interés amoroso de Robin Hood, con Margot Robbie (del cual no ha pasado nada), y Lionsgate avanzó con su proyecto, con Taron Egerton a la cabeza, y cuyo presupuesto ascendió a $100 MDD.

Su fecha de estreno se fijó en Thanksgiving… y se convirtió en el ‘Peter Pan (2015)’ de 2018, con miras a terminar con menos de $40 MDD. Overseas suma $45 MDD, y ni su último mercado (Alemania, en enero) la salvará de ser una catástrofe con pérdidas cercanas a los $100 MDD. ¿Moraleja? Dejemos descansar la época medieval, pues en 2017 el mayor fracaso del año fue El rey arturo.

1. Han Solo: Una historia de Star Wars (lee aquí nuestra crítica)

Empecemos por lo que todos sabemos: no hay un presupuesto ‘oficial’ para este spin-off, pero se puede estimar en $250 MDD (más marketing y publicidad, obvio).

Ahora vayamos a lo que se discutió durante todo el verano: ¿cómo fue posible que pasáramos de $1,056 MDD globales de Rogue One (el spin-off previo) a sólo $352 MDD este verano con la historia de un personaje amadísimo en la mitología Jedi? ¿En qué punto se esfumaron $650 millones de dólares? El fracaso de este filme será objeto de estudio durante años, y hoy se asoman tres hipótesis.

La primera es “demasiados escándalos”. El haber quitado a los directores originales (Phil Lord y Chris Miller) no tuvo un efecto en la calidad del filme que fue prácticamente filmado de nuevo por Ron Howard. Han Solo, como filme, fue bien recibido por la crítica y por la audiencia. Pero tanto escándalo terminó por hacer que muchos espectadores decidieran no ir a ver un filme tan emproblemado.

La segunda fue la saturación. En las dos trilogías anteriores, se dejaba un espacio de varios años (a-ñ-o-s) entre una y otra entrega. Ello permitía que cada nuevo filme fuera celebrado como un evento. Y seamos honestos: hay franquicias que, por su ritmo, permiten hasta tres filmes por año (MCU) o uno por otoño (¿Crepúsculo?) En este caso, Los últimos Jedi se había estrenado en diciembre, es decir, cinco meses de distancia. Peor aún: debutó una semana después de Deadpool 2.

La tercera fue su naturaleza de spin-off’. Es cierto: a diferencia de los ‘Episodios’, que conectan grandes arcos narrativos y varias historias en paralelo, los spin-off tienen un alcance más reducido. No era un must-see para quienes no son fans de la saga. Al final, Han Solo debutó en Memorial Day en EUA, con $103.0 MDD en sus primeros cuatro días (se esperaban $170-180) y luego perdió 64% en su segunda semana, así hasta llegar a su recaudación final en EUA: $213.7 MDD.

En mercados internacionales apenas sumó $179 MDD, para un total de $392.8 MDD. Si damos por hecho sus $250 MDD de producción (con todo y que se filmó dos veces) y sus $150 MDD de publicidad y mercadotecnia, la película debía haber sumado –de menos– $650 MDD para salir tablas. Ello quiere decir que sus pérdidas se acercan a los $200 MDD.

No, en esta ocasión la fuerza no acompañó a Disney ni a Star Wars. Lo más grave es que nuevos spin-offs fueron cancelados y que el futuro de la saga es incierto.

Fuentes:

Fan-from-hell de los números de cine. Fue editor de revistas de negocios (no, de allí no viene su amor por los números). Hoy es experto en reportes de taquilla y en content marketing(marketing contento... #OkNo).

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios