Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #143 – Gaby Meza con Z y La monja con J

Gaby Meza nos acompaña para hablar de La monja y El día de la unión.

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

Furia a 33,000 pies de altura

Por:

25-11-2008

El increíble Hulk se estrena en DVD, pero yo me enfrenté a su ira subido en un avión.

Tras un confuso intento por hacer sentido al ser dirigido por Ang Lee, el hombre verde volvió a la pantalla grande durante el verano pasado, pero ahora interpretado por Edward Norton en el papel estelar (claro: powered up por los impresionantes efectos visuales que siempre acompañan a este tipo de cintas). Yo me topé con él mientras volaba sobre el Estrecho de Bering a las 3 de la mañana según mi reloj biológico. Al ver los esfuerzos que Banner hace, recluido en las favelas de Río de Janeiro, por controlar su ira y su pulso utilizando un reloj Polar, no pude evitar pensar en mi propio pulso. Y es que he de confesarlo: me aterran los aviones. Supongo que mis pulsaciones deben de haber estado por encima de las 120/minuto durante el larguísimo trayecto a Phuket, Tailandia. De hecho deben de haber superado las 169/minuto en momentos de turbulencia… suficiente como para que Banner se transforme en Hulk.

La película, dirigida por Louis Leterrier, es muy distinta a la versión de Ang Lee. Ésta sigue más el formato de la típica cinta de acción, sin entrar en grandes detalles en torno al conflicto existencial de Banner/Hulk. De hecho, el clímax es la impresionante golpiza que se propinan Hulk y Abomination (el marino Emil Blonsky, interpretado por Tim Roth, quien se somete a una sobredosis extrema de rayos gama). Pero en realidad no hay mucho más. Aunque la gran sorpresa es ver el cameo final de Robert Downey Jr. en su papel de Tony Stark (¡!) que confirma la posibilidad de que Iron-Man y Hulk convivan en una futura cinta…

El DVD de The Incredible Hulk viene cargado de material especial que incluye los mini documentales Becoming the Abomination, Becoming the Hulk y comentarios del director, Louis Leterrier, entre muchas otras cosas.

Mi conclusión personal en torno al filme: si a Bruce Banner le da miedo volar, ojalá jamás me toque viajar en el mismo avión que él. ¿Se imaginan una turbulencia a 33,000 pies de altura? ¿Su pulso a 170/minuto? ¿La furia? ¿La transformación? El final.


 

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios