Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #188 – Había una vez un podcast

Había una vez… en Hollywood; El juego de las llaves y The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley.

August 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Galveston – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 3.5
Votar ahora:

Por:

15-03-2019

Con Galveston, Mélanie Laurent se mantiene firme en sus preocupaciones temáticas: los lazos familiares y entornos abusivos alrededor de la figura femenina.

Título original: Galveston
Año: 2018
Directora: Mélanie Laurent (Plunger)
Actores: Ben Foster, Elle Fanning
Fecha de estreno:15 de March de 2019 (MX)

Mélanie Laurent, actriz francesa famosa por sus roles en Los ilusionistas, Beginners: Así se siente el amor y, principalmente, Bastardos sin gloria, de Quentin Tarantino, pone en pausa su trabajo frente a la cámara para pasarse detrás de ella. Con Galveston realiza el cuarto largometraje de su carrera como directora, y nuevamente deja a flor de piel sus preocupaciones temáticas, las cuales giran principalmente en torno a la figura de la mujer. En sus filmes, Laurent traza lienzos familiares (Les adoptés), situaciones opresivas (Respira) o historias de redescubrimiento (Plonger), siempre con personajes femeninos en diferentes estancias de su vida. Usualmente ellas lidian con los lazos familiares que las rodean. Pueden medirse ante la pérdida y la tragedia; pueden ser adolescentes redescubriendo o forjando su identidad, o adultas en depresión posparto.

Galveston, en cambio, arranca a partir de la perspectiva de Roy (Ben Foster), un criminal de poca monta enviado a una misión por parte de su jefe (Beau Bridges) a la cual debe asistir “sin armas”, advierte el corrupto líder. Al final, en una secuencia que incluye un pequeño plano secuencia y una dosis de alta tensión, Roy se percata que la encomienda es una emboscada. ¿El motivo? Una mujer. Sin embargo, en medio de la acción por salvar su vida observa a Rocky (Elle Fanning), una joven prostituta de rojizo atuendo y manos maniatadas.

Galveston

Una parada en Orange, Texas, cambia la dinámica entre los dos protagonistas, pues la película tiene acercamientos a una road movie.

El protagonista la ayuda a escapar y ambos se escabullen con el objetivo de preservar sus vidas. Laureant alinea esta adaptación de la novela homónima de Nic Pizzolatto –quien también escribió el guion– con su trabajo previo al mostrarnos a una protagonista solitaria, sumergida en un contexto abusivo, pero con ambiciones familiares y de estabilidad emocional.

Fanning viste a Rocky de una mezcla de vulnerabilidad, inocencia y corrupción gracias a las escenas brutales alrededor de su personaje: una chica de 19 años que apenas está descubriendo su lugar en el mundo y aceptando las implicaciones de ser mujer. Por su parte, Foster impregna a Roy de un ansia de redención a la vez que lidia con reflexiones existencialistas, depresión y episodios iracundos.

Galveston

Rocky es una chica con un pasado turbulento acostumbrada a mentir para salir avante.

Tal vez la mayor fortaleza de su personaje es la exploración de cómo el «salvador» de una mujer puede ser el verdugo de otra, aunque Roy no se ha desafanado de su tendencia a perder los estribos. A Galveston –el primer filme de Laurent enteramente hablado en inglés– no le interesa en sumergirnos en un mundo en blanco y negro, sino vapuleado por un descarnado gris, por los dilemas y la manera en que las decisiones diarias moldean el carácter y nuestro destino.

Por eso, cuando en el tercer acto el guion de Pizzolatto se descarrila de los tintes fatalistas y la oscuridad que había asentado desde su construcción, se rompen los propósitos primarios y la tonalidad. Una vez que el filme parece haber concluido con un desolador giro de tuerca, hay un epílogo desorientador por su empeño en culminar en un «tenor feliz». No obstante, una vez más el pulso de Laurent es firme para retratar aspectos realistas que damos por sentado, o los dramas cotidianos  que oprimen a numerosas mujeres, ya sea en un poblado francés o en un soleado paraje estadounidense.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • El demonio de Neón (Nicolas Winding Refn, 2016)
  • Bastardos sin gloria (Quentin Tarantino, 2009)
  • Respira (Mélanie Laurent, 2014)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios