Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE 103 – Vuelven con Issa López

Nos acompaña Issa López, directora de la película Vuelven.

Noviembre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS TV

Game of Thrones “The Dragon and the Wolf” – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 5
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

28-08-2017
Game of Thrones The Dragon and the Wolf

Nuestra crítica del capítulo final de la séptima temporada de Game of Thrones con spoilers. Y ahora, sólo quedará una última temporada para definir al gran ganador del Trono de Hierro.

Título original: Game of Thrones "The Dragon and the Wolf"
Director: Jeremy Podeswa (Game of Thrones "Dragonstone")
Actores: 

Advertencia: la siguiente crítica incluye spoilers

Los últimos episodios de Game of Thrones suelen generar sentimientos encontrados entre las audiencias. Casi todos ofrecían importantes alusiones al futuro de la serie, pero su ritmo semilento parecía condenarlos al olvido tras los siempre impactantes penúltimos capítulos. El objetivo era claro: asentar las emociones y prepararnos para las siguientes temporadas.

‘The Dragon and the Wolf’ rompió esta maldición con un guion que se caracterizó por los cambios en el ritmo, lo que le permitió explorar toda clase de emociones, intrigas y revelaciones, para finalmente dejarnos ansiosos por el retorno de la serie. Y es que el invierno ha llegado, pero los peligros van mucho más allá del muro.

El episodio comenzó con el anhelado encuentro entre Cersei Lannister, Daenerys Targaryen y Jon Snow, y que se extendió con sus respectivos aliados. El resultado fue una de las secuencias mejor orquestadas en toda la serie, que prescindió casi completamente de los diálogos y se centró en las miradas de nuestros personajes para construir un momento de altísima tensión.

Sería absurdo hablar de todos los engaños posteriores a la reunión, pero basta decir que el gran logro del capítulo radicó en que su director logró transportarnos de vuelta hasta la primera temporada. En aquel entonces, Cersei Lannister aseguró que “en el juego de tronos ganas o mueres”. Siete años después, la fémina mantiene esta misma estrategia, pues cuando todos pensábamos que aceptaría una tregua contra el invierno, prefiere sacrificar el bienestar de los Siete Reinos en beneficio de su propia corona.

Esta estratagema parece dejarle más sola que nunca: con un bebé maldito desde las profecías, a la merced de un tirano como Euron Greyjoy y dependiente de un ejército extranjero. Por si esto no fuera suficiente, los engaños le han valido un rompimiento definitivo con Jaime Lannister, quien parece dispuesto a recuperar el honor perdido con una marcha solitaria al norte en defensa de la vida.

Parece muy poco probable que este capítulo marque el adiós definitivo entre Cersei y Jaime, recordando viejas profecías que señalaban la muerte de la leona a manos de un hermano menor. ¿Y quién mejor para lograrlo que un viejo matarreyes sediento de justicia?

Esta misma secuencia refrendó a Jon Snow y Daenerys Targaryen como los grandes héroes de nuestra historia, quienes son capaces de sacrificar alianzas en beneficio de la honestidad. Acciones nobles, pero sumamente peligrosas cuando recordamos el destino de personajes como Ned Stark, quienes cayeron víctimas de sus propios principios.

La situación se torna más preocupante con el anticipado romance entre ambos personajes. Todos nos emocionamos ante ese último encuentro, pero lo historia nos dice que Westeros no es el mejor lugar para establecer una relación sentimental. Por otro lado, tampoco pensamos que Daenerys acepte que Jon Snow se ubique como el nuevo candidato al trono, aun cuando consideramos poco probable que el antiguo bastardo abrace la posibilidad.

De cualquier modo, pareciera que algunas opciones para nuestros protagonistas se tornan positivas ante el anticipado retorno de Theon Greyjoy, quien parece recuperar parte de su dignidad para partir en busca de su hermana. La misión podrá sonar intrascendente en este punto de la historia, pero cobra especial importancia cuando consideramos que el joven de hierro podría entorpecer los planes marítimos de Euron Greyjoy. La redención parece inminente, pero resulta imposible saber si será suficiente para salvar la vida en la última temporada.

En el frente de Invernalia, tampoco podemos olvidar la tan anhelada muerte de Petyr Baelish, quien luego de siete temporadas de intrigas, finalmente sucumbió ante el reencuentro de la manada. Parecía absurdo que cualquier personaje –incluso uno tan astuto como Meñique– fuera capaz de engañar a tres Stark que han sufrido una importante evolución a lo largo de nuestra historia. Más importante aún es que Sansa dictó la sentencia, Bran la corroboró y Arya la ejecutó. Algunos podrían pensar que estas acciones violan las viejas enseñanzas de Ned Stark, cuando lo cierto es que consolidan la casa como una auténtica unidad. Es así como la manada sobrevive.

Y como era de esperarse, la séptima temporada nos llevó de vuelta al norte, con un Night King fuertemente armado que ha descifrado la clave para quebrar el muro. Este desenlace fue predecible, pero no por ello menos espectacular, con una estructura virtualmente destruida ante las llamas del gélido Viserion. Todos sabemos cuál será su primer destino: Invernalia.

Pareciera que las dos primeras víctimas de este ataque fueron Tormund Matagigantes y Beric Dondarrion, quienes poco pueden hacer ante el caos que se avecina. Las armadas combinadas de Jon Snow y Daenerys Targaryen también lucen insuficientes ante un adversario de este tipo. Finalmente las habilidades de Bran tampoco parecen de gran ayuda hasta ahora, pues el joven aun tiene mucho por aprender antes de consolidarse como el auténtico Cuervo de tres ojos.

Por mucho tiempo pensamos que los dragones eran la clave en la victoria humana, pero ahora lucen como el peor adversario para nuestros héroes. Y es precisamente este último giro el que nos permite ubicar la séptima temporada entre las mejores de todo Game of Thrones. Quizá algunos episodios fluyeran con excesiva rapidez, pero lo que menos necesitábamos eran más momentos innecesarios tras algunas temporadas semilentas que parecían ganar tiempo para la publicación de The Winds of Winter.

El invierno está aquí, las amenazas en Westeros se mantienen y la victoria parece imposible. Sabemos que llegará, pero el camino será tortuoso. Las fatídicas palabras de George R.R. Martin resuenan más fuerte que nunca: no esperen un fin feliz.

Los 5 mejores momentos

5. La partida de Jaime

La locura de Cersei se disparó con la muerte de sus hijos; la nobleza de Jaime regresó tras su viaje con Brienne. Parecía sólo cuestión de tiempo para que los hermanos se distanciaran y ahora sólo queda esperar para descubrir si Jaime será el asesino de viejas profecías.

4. El juicio a Meñique

Petyr Baelish nunca fue un gran guerrero, pero su astucia le permitió comenzar una guerra para su propio beneficio. Sin embargo, ni siquiera él pudo contra una manada reunida e integrada por algunos de los personajes más poderosos de todo Westeros.

3. La reunión

Cercei, Daenerys, Jon, Jaime, Tyrion, Theon, Jorah y los Clegane fueron sólo algunos de personajes presentes en la más importante reunión de toda la serie. La tensión podía sentirse en todo momento y los resultados suenan desastrosos para nuestros héroes.

2. Jon y Daenerys

La largamente sonada teoría de R+L=J finalmente fue confirmada y convirtió a Jon Snow –o Aegon Targaryen, como ustedes prefieran– en el auténtico heredero al Trono de Hierro. Todo suena bien, ¿pero cómo afectará a la recién comenzada relación con Daenerys Targaryen?

1. La destrucción del Muro

Todos lo veíamos venir, pero aun así sufrimos cuando pasó. La gran defensa contra el invierno ha sido destruido y ahora los caminantes tienen el paso libre hasta los Siete Reinos.

mm

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios