Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

GIFF 2017: Peter Weir habla de lo que significa ser un cineasta

Por:

30-07-2017

“Debo crear una atmósfera en donde al actor le sea imposible no ser el personaje”.

El directro australiano Peter Weir, homenajeado del GIFF 2017, ofreció una conferencia magistral en la que charló largo y tendido acerca de sus inicios, retos, oportunidades y las dificultades que ha tenido a lo largo de su carrera. 

Weir, responsable de películas como La sociedad de los poetas muertos (1989), Gallipoli (1981), Testigo en peligro (1985), entre otras, tiene claro que el pilar fundamental de cualquier proyecto cinematográfico es su director; sin embargo éste debe tener presente a la audiencia a la hora de trabajar. “Siempre estoy pensando en qué pensarán [al ver la película], qué sentirán y en qué es lo que quiero que sientan”, compartió a los asistentes.

Una de las películas más relevantes en la carrera del cineasta es The Truman Show (1998), protagonizada por Jim Carrey, decisión que fue cuestionada por el mundo del séptimo arte, ya que el comediante canadiense no parecía ser la mejor opción para el papel. Contrario a lo que todos pensaban, Carrey ofreció una interpretación que le valió el Globo de Oro a Mejor actor en 1999. En cuanto a su manera de dirigir a sus actores, Weir contestó que “el peor escenario sería trabajar con un actor que fuera conservador”, pues a la hora de rodar una película, la actuación no existe. “Los actores deben convertirse en el personaje, de cierta manera sin actuación. Y yo debo crear una atmósfera en la que sea imposible no ser el personaje”, explicó el cineasta, quien obtuvo una nominación a Mejor director en los premios Óscar por The Truman Show.

Así como es importante acertar en la selección del casting para que una producción tenga éxito, Weir considera igual de indispensable que el cineasta mantenga abierta la puerta de su inconsciente durante el rodaje. “Si estás aburrido, puedes soñar despierto y a partir de ese sencillo acto se estimulará el hábito de contar historias”, finalizó el homenajeado de la vigésima edición del Guanajuato International Film Festival 2017.


Durante su paso por el festival, el cineasta presentó su película Picnic At Hanging Rock (1975), sobre unas jóvenes que, al irse de día de campo, desaparecen. 

Foto: Eduardo Islas

Notas relacionadas

Comentarios