Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Cine

GIFF 2020: ColOZio, una hilarante oda al fracaso

25-09-2020, 3:09:04 PM Por:
GIFF 2020: ColOZio, una hilarante oda al fracaso

Cine PREMIERE conversó con su director, Artemio Narro, en el marco del Festival Internacional de Cine Guanajuato 2020.

Ambientada en marzo de 1994, ColOZio cuenta la historia de dos jóvenes en alucinógenos y un oficinista con resaca que, partiendo del entonces México, D.F., emprenden un accidentado viaje en carretera hacia la ciudad de Tijuana. Su misión es evitar el asesinato de Luis Donaldo Colosio, un evento que los protagonistas han presagiado con tres días de anticipación y que, de concretarse, les supondrá un fracaso personal. Porque, ¿cuántos favores no habrá para quienes salven al hipotético presidente del país?

Gestación del fracaso

El director de la película, Artemio Narro, tendría entre 17 y 18 años cuando murió aquel candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Lo curioso es que percibió la noticia del mismo modo en que sus personajes predijeron el homicidio dentro de la ficción: viendo la televisión, en casa, con amigos y completamente drogado.

«Nos quedamos en shock y después llegó mi padre con su chava, un poco borrachos, y ella estaba un poco alterada por el asesinato de Colosio. Decía: ‘Ya se hundió el país, esto se fue al carajo’, y nos reclamaba que por qué no estábamos casi armando una revolución, nosotros, los jóvenes«, nos comenta Narro. «Ella era una persona que trabajaba en el gobierno y trabajaba con gente cercana a Colosio […] Representaba ese mundo burocrático y nosotros [pertenecíamos al] mundo completamente valemadrista de adolescentes, pasando a la adultez y viajando en ácido».

Años después, a la par de una inquietud por hacer cine, la cuestión «Colosio» rondaba por la mente del realizador nacido en 1976, en la actual Ciudad de México. Finalmente hizo su película, viendo en el magnicidio de aquel político el mayor ejemplo contemporáneo de cómo los mexicanos tienden a la victimización: a insistir en que ciertos sucesos son culpables absolutos de imposibilitar la grandeza de la nación.

«[Pensaba] en lo que significa el asesinato de Colosio en el imaginario de muchísimos mexicanos, que tiene que ver con que es el momento en que el país se fue al carajo, según muchos», expone Narro. «Para mí entra en la lista de esos acontecimientos externos que [supuestamente] han impedido que México sea la potencia mundial que debería ser, como la conquista española, como la venta de Texas, Arizona y California, como el asesinato de Colosio, como el ‘no era penal’… [Son] estos momentos que justifican de alguna manera una actitud de celebración a la mediocridad y al fracaso en el mexicano».

Artemio Narro, director de ColOZio (vía)

Oz y el submarino amarillo

ColOZio se presenta como una reinvención paródica de la Odisea de Homero. Hay una travesía, mas el objetivo no es volver a la isla de Ítaca, sino evitar que Luis Donaldo Colosio perezca al final de aquel infausto mitin de campaña. Y contrario al virtuosismo de Ulises, los «héroes» en esta cinta mexicana —de nombre Diego, Gael y Mundo— exhiben defectos desde sus meras motivaciones. Sí, quieren salvar a Colosio, pero no por estar preocupados ni por su salud ni por el bien común; sencillamente ambicionan ganarse el favor del político y así ser acreedores del éxito, el amor y la fama.

A través del vicio en los protagonistas, Artemio Narro quiso erigir un guiño a su propia interpretación de El mago de Oz, en el sentido de que los personajes de esta cinta musical «también podrían ser una pandilla de mexicanos. A nadie le importa ayudar a Dorothy. Todos quieren ir a Oz para sacar un beneficio personal», según nos comparte el director. De aquella tierra fantástica efectivamente surge el juego de palabras que da título al filme.

Pero más allá de un camino de baldosas amarillas, para ColOZio también influyó la película animada El submarino amarillo, específicamente el momento en que los Beatles abordan el navío color ocre y comienza el viaje hacia Pepperland. «Lo que vemos es un submarino recorriendo distintos lados hasta que llega el momento donde inicia la historia», nos comenta Narro, «pero en ese recorrido, muy psicodélico, lo que vemos son los créditos de la película«.

Siguiendo el ejemplo del filme de 1968, asimismo, el cineasta mexicano incluyó en ColOZio una suerte de interludio que hace mención de todos los involucrados en la producción, mientras una musicalizada lluvia de colores hipnotiza al espectador. «Es un poco el videoclip que nunca le hice a Tin Tan, mezclado con la idea de también hacerle un homenaje a la gente que trabajó en la película«, declara Narro. «Darles el lugar horizontal a todos y no decir ‘sólo estos diez importan'».

Manolo Caso (Gael) y Diego Calva (Diego) son los protagonistas de ColOZio.

A partir de aquellos créditos iniciales, comienza la delirante e hilarante travesía de los autoproclamados salvadores de Colosio, plagada de referentes trágicos y mitológicos (Macbeth, el barquero Caronte…), combinados con una comedia absurda y caricaturesca.

«En algún momento me daba risa pensar que ColOZio es una mezcla extraña entre O Brother, Where Art Thou? y DudeWhere’s My Car? […] Para mí hay cosas que parecen de Beavis y Butt-Head Do America y otras que me parecen de La mirada de Ulises de Angelopoulos», afirma el director. «Siento que es como jugar con todo, romper géneros, experimentar, utilizar el cine como un idioma más allá de la narrativa convencional de ilustrar una historia previamente escrita».

Presencia en Guanajuato

ColOZio forma parte de la Selección Oficial del Festival Internacional de Cine Guanajuato 2020, en la categoría de Largometraje Mexicano. Su arribo a tan prestigioso encuentro fílmico coincidió con la implementación de una versión inédita del mismo, sujeta a estrictos protocolos de salud, restricciones y fuertemente dependiente de plataformas alternativas de exhibición.

«Me parece que está muy bien que una película que es sobre el fracaso, una oda al fracaso, esté en un festival austero y minimalista en esta edición debido a la pandemia«, nos comenta Artemio Narro. «O sea, no es una cosa que tiene que ver con el festival sino con el contexto en el que el festival está sucediendo que lo vuelve muy atípico».

Ya familiarizado con competencias cinematográficas, gracias a su ópera prima Me quedo contigo (2014), el cuadragenario director llevó su segunda película al Festival Internacional de Cine UNAM y al Festival Internacional de Cine de Róterdam, antes de llegar al GIFF 2020.

«Me parece increíble que [ColOZio] tenga esta vida –o esto que le queda de vida en términos de festivales– en un festival como el de Guanajuato, que es un festival grande, con mucho prestigio, del que he oído muchas cosas y al que siempre tuve ganas de venir», nos asegura Narro. «Y la verdad me gusta mucho la apuesta a tener el festival en los tres formatos posibles del cine hoy día, que es el autocinema, la sala casi vacía y el streaming«.

Como parte de la programación GIFF Online, ColOZio aún puede visualizarse gratuitamente a través de este enlace. Igualmente será proyectada el próximo 27 de septiembre en Cinemex Plaza Pozuelos, sala 7, en la ciudad capital de Guanajuato.

ColOZio GIFF 2020
mm Tengo muy mala memoria. Por solidaridad con mis recuerdos, opto por perderme también. De preferencia, en una sala de cine.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios