Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #136 Adiós Luisito Rey

El último episodio de Luis Miguel: La serie y un poco de Ant Man and the Wasp.

Julio 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Entrevistas de revista

Guillermo del Toro y el alivio de respirar

Por:

04-03-2018
Guillermo del Toro

En el pasado Festival de Morelia, tuvimos la oportunidad de platicar con Guillermo del Toro acerca de su cinta, La forma del agua.

Guillermo Del Toro nos recibe en el Festival de Morelia sentado, pero con las rodillas destrozadas. Un día antes se ha pasado tres horas en la alfombra roja, platicando con cada uno de los fans, firmando revistas, películas, libros, intercambiando diálogos apasionados. Uno pensaría que en algún punto deben acabársele las palabras, las reflexiones agudas, el aliento… No hay nada más equivocado.

La gente está muy emocionada de verte…

El récord que tengo, pero sentado, es de cinco horas y media en Toronto. Hasta que nos apagaron las luces del museo cortamos (ríe). Es muy bonito para mí. El quehacer de uno es muy solitario y, cuando entras en contacto con la gente, es muy bonito y genuino. La gente a la que le gustan mis películas es buena. Me gusta conocerla. De hecho, algunos han venido a trabajar conmigo.

Y has tenido un corazón enorme para todos…

Es lo que he vivido. La reciprocidad es un tesoro enorme. Las amistades que he tenido con James Cameron, con Alfonso y Alejandro… compañerismos con Felipe Cazals, Carlos Reygadas. Hay un compañerismo y es muy bonito.

Con Alfonso trabajaste. Iniciaron juntos en Hora marcada, hace muchos años. ¿Qué significó esa escuela para ti?

¡Sí! (sonríe) A mí me encanta haberlo hecho. Carmen Armendáriz fue una santa patrona de mi generación –y otras– del quehacer cinematográfico en México. Era un momento bien difícil para el cine aquí. Tras la generación de Ripstein, Cazals y Fons, vino un silencio muy denso. Y luego vino la siguiente generación que entró completamente en Hora Marcada y nos permitió ejercer a nosotros ahí. Primero como maquillistas, como diseñadores de monstruos, como actores, guionistas y directores. Yo hice veintitantos capítulos de Hora marcada. Era padrísimo. Fue un momento bien bonito.

Cronos, tu ópera prima, llegó en 1992. ¿Qué ha pasado desde entonces en el cine fantástico?

Creo que estamos casi a punto de que se acepte por primera vez el género como uno genuino. No sé si va a pasar. Pero sí seguirá siendo un género menos fácil de ejercer desde una posición propositiva o artística. La conversación ya es más madura con películas como ¡Huye! o The Babadook.

Mencionabas que La forma del agua es la película más optimista que has hecho. Sin embargo, también has declarado que es la que más trabajo te ha costado hacer…

Fue horrible hacerla. Fue terrible el rodaje. Fue maravillosa la labor del diseño. Pero filmarla fue bien difícil. Hubo un montón de problemas. El primero fue que yo quería que la película se viera como de $60 MDD y teníamos $19.5. Y teníamos criaturas, efectos especiales, sets muy grandes y elaborados; fueron 65 días de rodaje y el presupuesto no debió rendir tanto. Pero fíjate que una de las cosas que te das cuenta conforme pasan los años es que el presupuesto es un estado mental. Y luego viene lo que te interesa como persona. De qué es lo que quieres hablar. Qué quieres hacer. Qué vas a hacer diferente en esta película que no hayas hecho antes. Fue muy conmovedor encontrarme con Felipe Cazals después de la función [de la película en Morelia]. Me dijo: “Esto es muy diferente a lo que has hecho antes. Por fin respiraste”. Fue muy bonito escucharlo.

La cinta está llena de referencias. ¿Cómo elegiste las que podemos ver en esta historia?

Me interesaba mucho que cada pieza mediática te dijera algo sobre la manera en que EE.UU. se comprendía a sí misma en 1962. Es decir, hay una película bíblica y una de Doris Day en el mismo cine [donde Elisa entra]. En la tele puedes ver Mr. Ed, el caballo que habla, y una película de Shirley Temple, al mismo tiempo. El Cadillac que usa Michael Shannon todavía tiene las aletas de jet. Hay anuncios por todos lados anunciando un pay… Buscar todo me llevó nueve meses.

La película llega este mes a México. ¿Cuándo llegará tu exposición At Home with Monsters a nuestro país?

Va a tardar. La exposición viene a México no sé si este año o en 2019. Estamos determinando la sede y luego vamos a analizar el lugar para que sea una experiencia narrativa. [Guillermo nos confirmó que llegará a Guadalajara y a la Ciudad de México]. Y quiero hacer la curaduría de la exposición en México con más abundancia de elementos mexicanos: alebrijes, dibujos del Chango García Cabral, mis revistas Duda; Fantomas y Tradiciones y leyendas. Son todas las que tengo desde niño. Quiero llevar mi primer libro y mis juguetes que fabriqué aquí. Cuando tenía siete años me hice un hombre lobo de peluche y lo voy a llevar a la exposición. La hago un poco más íntima y la haré más mexicana.

(Una versión de esta entrevista fue publicada en Cine PREMIERE #280)

mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios