Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #139 – Megalodón caribeño

Megalodón y la edición impresa de agosto

Agosto 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Han Solo: Una historia de Star Wars – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

23-05-2018
Han Solo: Una historia de Star Wars

Tras una serie de problemas en su realización, la película dirigida por Ron Howard se queda muy lejos de enaltecer el nombre de un personaje tan icónico del cine como Han Solo y no aporta nada nuevo al universo fílmico de Star Wars.

Título original: Solo: A Star Wars Story
Director: Ron Howard (The Beatles: Eight Days a Week)
Actores: Emilia Clarke, Woody Harrelson, Donald Glover, Alden Ehrenreich
Fecha de estreno:25 de mayo de 2018 (MX)

En 1977, un fallido –e improvisado– plan por rescatar a la princesa Leia terminaba en el basurero de la letal Estrella de la Muerte. Ahí, dentro del Compactador de basura 3263827 –sí, tiene un nombre–, un joven Luke Skywalker miraba con preocupación a un enojado Han Solo, quien dijo “tengo un mal presentimiento de esto” justo antes de que las paredes comenzaran a contraerse. Ese sentimiento, ese mal presentimiento es el que permeaba entre los seguidores de la saga de ciencia ficción más exitosa de todos los tiempos previo a la llegada de Han Solo: Una historia de Star Wars.

A finales de 2016, esta nueva era de expansión del universo creado por George Lucas nos llevó por el emocionante asalto al planeta Scarif, donde unos rebeldes robaron los planos del arma más poderosa del Imperio galáctico. Si bien, la producción de Rogue One: Una historia de Star Wars tuvo una larga lista de problemas durante su realización –y previo al estreno–, el resultado fue sumamente satisfactorio para todos los warsies.

Aquella cinta se creó a partir de una simple línea en los créditos iniciales de Una nueva esperanza y permitió una de las entregas más emocionantes de toda la saga. Los estándares de esta nueva antología de Star Wars planeada por Disney se elevaban mucho con la cinta de Gareth Edwards.

¿Qué podría salir mal con el spin off de Han Solo? Estamos hablando no sólo de uno de los personajes más importantes del universo Star Wars sino uno de los más icónicos del cine. Su nombre es sinónimo de un sinfín de aventuras, llenas de emoción y adrenalina que pudieron haber convertido a esta cinta en una de las mejores de la saga.

Lamentablemente, todos aquellos problemas que conocemos sobre la realización de Han Solo: Una historia de Star Wars –el despido de Phil Lord y Chris Miller como directores; las dudas con respecto al desempeño de Alden Ehrenreich, etc.– nos dejan una sensación de decepción ante esta nueva película.

Quizá la mayor falla de esta cinta es que se siente muy alejada del universo Star Wars. Los escenarios, las criaturas, las naves e incluso la música –en la que parece que John Powell construyó una especie de pastiche de la obra de John Williams– no aportan nada nuevo al canon. Estamos ante una historia con la que es difícil conectar y cuya trama resulta sumamente complicada de ubicar en la línea del tiempo que compone toda la saga fílmica. En el tercer acto somos testigos de un cameo interesante que seguramente desatará muchas dudas y teorías del rumbo que podría tomar este nuevo camino planteado por Disney.

La forma en la que se va construyendo la cinta hace que sea difícil convencernos de forma rápida de que Alden Ehrenreich realmente se metió por completo en los zapatos de Han Solo. El momento en que conectamos con él llega un poco tarde y nada le ayuda el desempeño de Donald Glover y Emilia Clarke, quienes dejan mucho que desear. Si bien vemos de nuevo el gran talento del actor de Atlanta como Lando Calrissian, su personaje no logra acercarse al hombre que nos presentó Billy Dee Williams en El Imperio contraataca en 1980.

En esta cinta, se da preferencia a una historia de amor un tanto intrascendente entre Solo y Qi’ra (Clarke) que a la relación amor/odio entre Han y Lando; dos personajes con una gran historia llena de traiciones, aventuras y amistad, de la que fuimos testigos en el Episodio V y El regreso del Jedi.

Quizá para algunos pueda ser injusto que se compare a esta cinta de Ron Howard con todas las mencionadas anteriormente. Sin embargo, lo que implica hablar de un personaje como Han Solo es enorme y requería un alto nivel de responsabilidad por parte Lucasfilm y todos sus involucrados. Los problemas también ya mencionados y una posible presión por cumplir fechas de estreno conocidas por el público, dañaron mucho a la película.

Resulta sorprendente que Lawrence Kasdan, guionista de El Imperio contraataca, repita su labor en esta película y no logre enaltecer de nuevo a esos personajes que él mismo inmortalizó en el filme dirigido por Irvin Kershner en 1980. Es difícil negar que los momentos –fílmicos– más emocionantes de Han y Lando sucedieron en Bespin, la ciudad de las nubes.

A pesar de todo, es gracias al trabajo de Ron Howard tras la lente que esta cinta se convierte en un western galáctico con una buena dosis de humor y aventura. Lo mejor que nos da esta película es la posibilidad de descubrir cómo se gestó la inquebrantable amistad y camaradería entre Han y Chewbacca. Además, Han Solo: Una historia de Star Wars nos permite ver al Halcón Milenario en su máximo esplendor, demostrando por qué es la chatarra más rápida de la Galaxia y cómo fue que pudo cruzar el Corredor de Kessel en menos de doce parsecs.

Hablar de la vida de Han Solo es recordar algunos personajes –viejos enemigos de Han– como Jabba el Hut o Boba Fett; es pensar en Greedo y en las misiones peligrosas y emocionantes que lo llevaron a la cantina de Mos Eisley. Pensar en todo esto y percatarse de su ausencia en este proyecto, da la sensación de que estemos en el inicio de una nueva saga dentro de esta franquicia.

Si es que Han Solo: Una historia de Star Wars se convierte en el primer capítulo de un nuevo camino en este universo fílmico, esperemos que lo que venga trate con respeto a este icónico personaje y nos permita ver esa gran historia que siempre presumió. Sin embargo, recordar la forma tan intrascendente con la que se asesinó a Han Solo en El despertar de la Fuerza, lo único que podemos sentir es un mal presentimiento al respecto. Espero estar equivocado…

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Star Wars: Episodio V – El Imperio contraataca (Dir. Irvin Kershner, 1980)
  • Star Wars: Episodio IV – Una nueva esperanza (Dir. George Lucas, 1977)
  • Rogue One: Una historia de Star Wars (Dir. Gareth Edwards, 2016)
mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios