Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #183 – Comic Con Preview

Preview de Comic Con y Diamantino

July 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Hasta los dientes – (crítica)

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

14-09-2018

Con sobriedad y respeto, Alberto Arnaut incluye entrevistas con los familiares y amigos de Jorge Mercado y Javier Arredondo, a la que vez que deja al descubierto la ineptitud de las autoridades escolares y ministeriales.

Hasta los dientes es un documental vocero de la tragedia que ha abrumado al México moderno, al México de la guerra contra el narco y destapado sus secuelas. Es un documental vocero de las violaciones de derechos humanos, del desdén hacia la vida humana, de asesinatos impunes camuflados como daño colateral o reducidos a cifras dañinas para la imagen pública del gobierno en todas sus instancias: local, estatal y federal. Esta prerrogativa ha convertido al país en un cementerio de personas sin identidad, restos abandonados y familias desencajadas.

Como han hecho poderosos trabajos como Tempestad, de Tatiana Huezo, o La libertad del diablo, de Everardo González, Hasta los dientes le da voz a los sin voz y a sus muertos o desaparecidos. Le presta un megáfono al silencio y a los cadáveres que muchos –ya sea el narco o el Ejército– quieren ocultar. Alberto Arnaut hizo una ópera prima para desmitificar una descarnada mentira gubernamental: el 19 de marzo de 2010 el Ejército perseguía una camioneta donde viajaban dos sicarios, quienes, en la huida, se infiltraron en las instalaciones del Tec de Monterrey donde supuestamente fueron abatidos. Ésa fue la versión oficial. Sin embargo, los muertos en realidad fueron Jorge Mercado y Javier Arredondo, dos estudiantes de excelencia de aquella institución.

Tras ver el error y haberles disparado, los militares alteraron los cuerpos, los movieron, golpearon y les sembraron armas; inclusive, en los medios se dijo que los fallecidos estaban armados “hasta los dientes”, de ahí el título del largometraje. Arnaut, amigo de Javier Arredondo, hizo el filme en su honor; con él defiende su memoria y limpia su nombre. Este proyecto, nacido de un vínculo cercano como el que ellos tenían, a su vez reconstruye la genuina amistad entre Jorge y Javier, las dos víctimas, quienes fueron inseparables hasta aquella funesta noche.

Con sobriedad y respeto, Arnaut incluye entrevistas con los familiares y amigos de los dos chicos, deja al descubierto la ineptitud de las autoridades escolares y ministeriales, pues fueron necesarias 36 horas para descubrir que los “caídos” durante la “balacera Tec” en realidad fueron dos jóvenes estudiantes; uno de maestría, el otro de doctorado. Para lograrlo, se incluye el pietaje de las cámaras de la institución donde se observa lo que en realidad ocurrió, el relato de testigos oculares –como el guardia de la universidad–, periodistas, un exprocurador, y hasta tuiteros que revelaron la verdad de los hechos y evidenciaron a los medios de comunicación alineados con la versión oficial. Pero también se toma el tiempo de dramatizar algunos momentos y escenarios, trayectos de preocupación y recorridos hechos por padres agonizantes en busca de sus hijos.

Hasta los dientes es brutal, un maremoto emocional, visceral –aunque contiene algunas tomas que podrían parecer fuera de contexto o con poca aportación visual–, un recordatorio que los momentos más álgidos de la guerra contra el crimen no han quedado atrás. Es una tragedia diaria en un país donde, en muchas ocasiones, se ha visto cómo la vida no vale nada para aquellos que deberían tutelarla. Es un recordatorio más de los peligros de la aprobada Ley de Seguridad Interior, la cual un puñado de diputados y senadores pretenden abrogar. Sólo queda preguntar: ¿cuántos más falsos sicarios hay allá afuera, como Jorge o Javier, soterrados en el anonimato y la impunidad?

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Tempestad (Tatiana Huezo, 2016)
  • La libertad del diablo (Everardo González, 2017)
  • Trazando Aleida (Christiane Burkhard, 2008)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios