Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #151 – El primer overlord en Hill House

The Haunting of Hill House, El primer hombre en la luna y Overlord.

November 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

¿Cómo se hizo el episodio 6 de The Haunting of Hill House?

Por:

07-11-2018
Haunting of Hill House secretos

‘Two Storms’, sexto episodio de The Haunting of Hill House, ya se ubica entre los mayores logros de la televisión contemporánea.

Tiene The Haunting of Hill House secretos por donde se le vea. La serie inspirada en la famosa novela homónima de Shirley Jackson, se ubica entre los mayores logros de Netflix gracias a la estupenda construcción de su historia. No conforme con ello, el proyecto ha destacado por sus logros técnicos, que resultan especialmente evidentes en ‘Two Storms’, sexto episodio que nos lleva por el pasado y el presente de la familia Crain.

En su momento, el sistema de streaming presentó un detrás de cámaras donde explicó brevemente los detalles de la realización. Pero los aficionados querían saber más y el director Mike Flanagan responde con un hilo en Twitter donde revela absolutamente todos los pormenores que enfrentó la producción. Te revelamos los más importantes a continuación.

The Haunting of Hill House es protagonizada por Carla Gugino, Henry Thomas, Michiel Huisman, Elizabeth Reaser, Kate Siegel, Victoria Pedretti y Oliver Jackson-Cohen. La serie completa ya está disponible en Netflix.

ADVERTENCIA: La siguiente lista incluye SPOILERS de The Haunting of Hill House

¿Cuántas escenas son?
(Vía)
Mucho se ha hablado sobre el número de escenas y el tiempo de cada una. Mike Flanagan resolvió la duda al revelar los tiempos oficiales: el episodio tiene una duración de 53:38. Aproximadamente 51 minutos están integrados por sólo 5 segmentos. Dos se desarrollan en Hill House y las tres restantes en la funeraria de Shirley. Escena 1: 14:19 – muestra la llegada de la familia Crain a la funeraria para velar a Nell. Escena 2: 7:25 – inicia con Hugh Crain recordando la caída del candelabro en Hill House, la reunión familiar durante la tormenta y la misteriosa desaparición de Nell. Escena 3: 17:19 – las acciones nos llevan de vuelta a la funeraria con la familia discutiendo sobre la salud mental de Nell que eventualmente la llevó al suicido y concluye con la aparición de la Mujer del Cuello Torcido. Escena 4: 6:13 – Hugh y Olivia deambulan en la segunda planta en busca de Nell, pero la mujer empieza a actuar de manera extraña. Nell sigue desaparecida y los niños aseguran ver un animal extraño en la casa. Escena 5: 5:31 – las discusiones en la funeraria continúan y concluyen con la inexplicable caída del féretro.
El reto siempre estuvo contemplado
(Vía)
Los planos secuencia se ubican entre los mayores desafíos técnicos de un rodaje y requieren una gran preparación para lograr una sincronización perfecta. La producción de The Haunting of Hill House no se conformó con esto, pues desde el pitching del show se mencionó “un episodio que se viera como una escena”. Aunque se sabía que esta decisión sería un reto mayor, también ayudó a la adecuada planeación porque “la mayor parte de la coreografía de la cámara estuvo incluida en el guion”. Sin embargo, también “hizo que el bosquejo del episodio 6 fuera realmente difícil de leer” porque rompía el diálogo.
El detalle en el set
(Vía)
Las necesidades del episodio 6 también fueron determinantes en la construcción de los sets, ya que Hill House y la funeraria tuvieron que ser “construidos en escenarios adyacentes y se tuvo que habilitar un pasillo que los conectara físicamente para que Hugh caminara directamente de la funeraria a Hill House en la escena 1”. No conforme con ello, los sets requerían “lugares para ocultar al crew y al equipo, equipos específicos de iluminación e incluso en elevador manual que descendiera desde el techo para bajar a un camarógrafo al primer piso durante la escena 4”. Algunos de estos elementos pueden apreciarse en el video detrás de cámaras sobre este mismo episodio y que fuera presentado por Netflix hace algunos días.
Inician los ensayos
(Vía)
El crew realizaba recorridos y prácticas semanales para perfeccionar la coreografía rumbo a la filmación. Había tiempo suficiente, pues “inicialmente contemplamos filmarlo al final para tener la mayor cantidad de tiempo posible”. El problema fue que “asuntos del presupuesto hicieron que el estudio moviera el episodio al inicio de nuestro tercer bloque de producción y tuvimos que acelerar nuestro tiempo de preparación”. Esto también incluyó a los actores, que practicaban sus escenas de manera independiente al equipo técnico. La presión fue tal, que muchos de los ensayos se realizaron con los sets inconclusos.
Las tormentas
(Vía)
La naturaleza de la trama exigía una tormenta eléctrica en cada uno de los tiempos –el episodio se titula ‘Two Storms’–, lo que se resultó en uno de los elementos más desafiantes de toda la filmación. Al respecto, Flanagan recuerda que “el agua inundaría los sets en ocasiones y el estudio no quería pagar luces adicionales y sugirió retirar completamente las tormentas del episodio”. Afortunadamente no lo hizo, pues fueron determinantes en la lúgubre atmósfera de la historia. No conforme con ello, el departamento de iluminación tenía que ser especialmente cuidadoso, pues “si un actor no quedaba en su marca o una lámpara entraba antes o después, significaba que los actores quedaban oscuros o se vería la sombra de un camarógrafo”.
El primer segmento
(Vía)
La gran mayoría de las producciones filman según sus necesidades técnicas, pero Mike Flanagan optó que lo mejor para ‘Two Storms’ sería hacerlo en orden narrativo. La primera escena fue una de las más largas, pero también una de las más complejas porque involucraba a casi todo el elenco, incluyendo los más pequeños, quienes permanecieron ocultos en una esquina para que “corrieran y reemplazaran a sus contrapartes adultas en un movimiento de 360 grados alrededor de Tim Hutton (Hugh Crain). Los adultos corrieron de regreso a su sitio un momento después”. Más complicada aún fue la incursión de Violet McGraw (la pequeña Nell), quien tuvo que reemplazar al dummy de Victoria Pedretti (Nell Crain) en el ataúd. Según el director, “hicimos este cambio mientras los hijos hablaban sobre Hugh volando en clase turista en el avión”.
El segundo segmento
(Vía)
Una de las premisas más sonadas de cualquier rodaje es evitar trabajar con niños. Quizá por ello, la segunda escena fuera una de las más preocupantes para Flanagan, ya que requería una concentración absoluta de su elenco infantil. Al final, los jóvenes actores estuvieron a la altura del reto, ya que “se sabían todas sus líneas (e incluso las de los adultos)”. Su buen trabajo ayudó a la moral del equipo, pero fue insuficiente para completar el trabajo, pues fueron “muchas escenas CASI terminadas para este segmento”. Esto se debió a las complejidades técnicas, “particularmente el timing con la Mujer del Cuello Torcido, los rayos y el hacer que Nell desapareciera”.
El tercer segmento
(Vía)
El reto apenas empezaba, pues el tercer segmento siempre lució como el más desafiante de todos: 18 páginas de guion que resultaron en la escena más larga del episodio. No conforme con ello, era el más complejo histriónicamente por las emociones que debían transmitir los actores. Y pensar que todo pudo arruinarse por un descuido técnico… Mike Flanagan recuerda que la escena requirió de un dolly –una plataforma de rodaje que suele ir sobre rieles–, pero el problema era que este “se hacía cada vez más difícil de empujar, porque (esto lo descubrimos después) las ruedas no estaban hechas para una alfombra, las fibras se acumulaban en cada uno de los ensayos y ponían una enorme resistencia a la transmisión”. El equipo pasó más de medio día sin completar la escena, mientras que el equipo técnico concluyó que el dolly podría soportar una escena más sin romperse. ¡Y no había uno de repuesto! El director optó por no decir nada al elenco y prefirió mentalizarlos al decirles que “tengo un buen presentimiento sobre ésta”. Funcionó: la escena salió exitosamente y el dolly se rompió unos minutos después.
Preocupación extra
(Vía)
Este segmento también implicó una preocupación más personal para su director, pues la noche anterior al rodaje se enteró que su esposa Kate Siegel (Theodora Crain) estaba embarazada de su segundo hijo. La escena incluía una pequeña caída de la actriz que “me ponía realmente nervioso [y] agregó una capa más de preocupación al estrés”, pero afortunadamente no tuvo consecuencias en la salud de la fémina.
El cuarto segmento
(Vía)
El cuarto segmento no sería más sencillo, pues implicaba muchas dificultades técnicas: un elevador manual, ventanas rompiéndose y movimientos muy rápidos del elenco, especialmente de Carla Gugino (Olivia Crain) que debía “teletransportarse” de un lado a otro ante la sorpresa de Henry Thomas (Hugh Crain). El rápido movimiento se logró con el apoyo de “una doble por momentos y con Carla corriendo por accesos secretos del crew”; el problema de los cristales se solucionó con adiciones digitales; la mayor adversidad fue el ascensor, pues “lo hacíamos una y otra vez hasta el ascensor y lo estropeábamos”. El segmento de seis minutos tomó el día entero y decenas de intentos fallidos.
Una preocupación menos
(Vía)
Las complicaciones en la filmación fueron compensadas en la edición, descrita por Flanagan como “la más fácil de mi vida. Tomó diez segundos”. ¡Literal cortar y pegar!

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios