Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #199 – Películas favoritas

Películas favoritas de los últimos 25 años.

October 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Hayao Miyazaki estas son sus mejores películas

Por:

28-08-2018
hayao miyazaki

Considerado el mayor genio de la animación desde Walt Disney y responsable de clásicos como El viaje de Chihiro y Mi vecino Totoro, entre otros.

Hayao Miyazaki es uno de los mayores genios en toda la historia de la animación, al grado que muchos le comparan con el mítico Walt Disney. No sólo es director de incontables clásicos, sino el máximo referente de Studio Ghibli, y claro, un eterno defensor de la técnica tradicional.

Hace apenas unos años, el cineasta entristeció a sus aficionados tras anunciar su retiro. Para buena noticia y como ha hecho en otras ocasiones, no tardó en anunciar su regreso para dos nuevos proyectos: el corto Kemushi no Boro (2018) y el largo Kimitachi wa dô ikiru ka. Se espera que este último sea estrenado entre 2020 y 2021.

Para aligerar la espera, rendimos homenaje a Hayao Miyazaki recordando sus diez mejores películas, ¿cuál es su favorita?

Castillos en el cielo (Dir. Hayao Miyazaki, 1986)
(Vía)
No sólo es la primera película oficial de Ghibli, sino también su primer gran éxito. Buena parte de su éxito radica su emocionante historia de dos jóvenes que unen sus respectivos talentos para encontrar la ciudad voladora de Laputa. Para ello, Hayao Miyazaki realiza una interesante fusión de elementos propios del western, la fantasía y la ciencia ficción, que eventualmente se tornarían recurrentes en futuros proyectos del estudio. Su impacto ha sido tan grande, que se convirtió en fuente de inspiración para la realización de cintas como Atlantis, Up y Avatar.
Porco Rosso (Dir. Hayao Miyazaki, 1992)
(Vía)
Para muchos, el filme más extraño en la obra de Hayao Miyazaki. Después de todo, se trata de una trama que ubica la magia que tanto ha caracterizado su obra en una ficción histórica en el periodo de entreguerras. Es así como conocemos a Marco Pagot a.k.a. Porco Rosso, un superviviente de la I Guerra Mundial condenado a vivir con la apariencia de un cerdo y quien suele vender sus servicios para rescatar a quienes han sido secuestrados por piratas aéreos. Un argumento tan curioso, como emocionante, lo que nos permite comprender que sea uno de los personajes más queridos de todo Ghibli.
Se levanta el viento (Dir. Hayao Miyazaki, 2013)
(Vía)
Studio Ghibli
Ponyo y el secreto de la sirenita (Dir. Hayao Miyazaki, 2008)
(Vía)
A pesar de su éxito crítico y comercial, la aparente sencillez de este cuento de hadas ha hecho que Ponyo sea clasificada como una película meramente infantil. Grave error, pues aunque es accesible para los más pequeños, su inspiración en La sirenita de Hans Christian Anderson y El anillo del Nibelungo de Richard Wagner le conceden una narrativa suficientemente compleja para cautivar al público más exigente. A esto sumemos su importancia histórica para la animación, con un Hayao Miyazaki que se empeñó en mantener la técnica tradicional a sabiendas del riesgo que podía representarle en una industria cada vez más dominada por el CG. Al final, y como casi siempre ha pasado en su carrera profesional, el creativo tuvo la razón.
Kiki: Entregas a domicilio (Dir. Hayao Miyazaki, 1989)
(Vía)
Mientras las brujas occidentales suelen ser relacionadas con el mal, Hayao Miyazaki nos muestra la más amable cara oriental a través de Kiki, una joven hechicera que aprovecha sus capacidades voladoras para iniciar una vida independiente como mensajera. La simpatía de su trama y modestia de su técnica ha creado una falsa idea de que es demasiado sencilla, cuando lo cierto es que los aficionados del realizador siguen debatiendo sobre sus mensajes ocultos. Unos creen que es un mágico coming of age, pero otros la consideran una dura crítica al excesivo tradicionalismo japonés. ¿Ustedes de qué lado están?
El increíble castillo vagabundo (Dir. Hayao Miyazaki, 2004)
(Vía)
Hay quienes la consideran la cinta más desafiante en toda la carrera de Hayao Miyazaki. No sólo por ser una adaptación de la compleja novela de Diana Wynne Jones, sino porque fue su siguiente película después de la multilaureada El viaje de Chihiro. ¿Estuvo a la altura del reto? La respuesta sigue siendo debatida a casi 15 años de su estreno: algunos creen que la historia de la joven convertida en anciana no posee el encanto de su antecesora; otros aplauden su grandeza y atribuyen sus tibios resultados a su compleja –aunque exquisita– carga simbólica.
Mi vecino Totoro (Dir. Hayao Miyazaki, 1988)
(Vía)
Quizá la película más amigable en toda la obra de Hayao Miyazaki, sobre dos niñas que enfrentan las penas provocadas por su madre enferma con el apoyo de una simpática criatura mágica. Al final, las pequeñas protagonistas de la historia no fueron las únicas cautivadas por el personaje titular, que conquistó al mundo hasta convertirse en el emblema del estudio. A pesar de estas cualidades, el éxito del filme se basa en la extraña complejidad de la historia, cuya fusión de miedos, alegrías, tristezas y esperanzas la convierten en un mágico reflejo de la vida misma.
Nausicaä: Guerreros del viento (Dir. Hayao Miyazaki, 1984)
(Vía)
Como muchas otras obras de Miyazaki, la cinta se caracteriza por su mensaje pacifista basado en la tolerancia hacia todos aquellos que son diferentes. Para lograrlo, la historia nos transporta a un mundo post-apocalíptico, en el que la princesa titular deberá encontrar la manera de evitar un conflicto que termine con el mundo entero. Aunque es la última película de Hayao Miyazaki antes de la fundación Ghibli, hay quienes la consideran el puente hacia la creación del estudio, e incluso hay quienes la ubican como su primera gran joya.
La princesa Mononoke (Dir. Hayao Miyazaki, 1997)
(Vía)
Uno de los proyectos más desafiantes en la obra de Hayao Miyazaki. El creativo se inspiró en una serie de leyendas niponas para construir una historia que va más allá del bien y del mal, y cuya mayor relevancia radica en sus potentes mensajes en defensa de la paz y el medio ambiente. A pesar de sus cualidades, la cinta nunca tuvo el reconocimiento de otras películas del director, siendo la nominación al Annie como Mejor director su mayor mérito internacional. Esto pasa a segundo término cuando recordamos que La princesa Mononoke realmente pasó a la historia por la gran influencia que tuvo en Miyazaki y Ghibli para la creación de su mayor joya: El viaje de Chihiro.
El viaje de Chihiro (Dir. Hayao Miyazaki, 2001)
(Vía)
Más allá de gustos y popularidad, el público y la crítica coinciden de manera casi unánime en que El viaje de Chihiro es la mejor película de Hayao Miyazaki y de Studio Ghibli. La historia sigue los esfuerzos de una niña que intenta rescatar a sus padres, quienes fueron transformados en cerdos tras ser engañados por una despiadada bruja. Fiel a la costumbre del estudio, la aventura está plagada de personajes fascinantes, continuas inmersiones en la cultura japonesa y una poderosa simbología que va desde un brillante coming of age hasta una dura crítica al capitalismo. El resultado es una de las mayores joyas de toda la historia de la animación. Estas cualidades fueron determinantes para darle el Oscar frente a las grandes potencias de la técnica y para disparar la magia de Ghibli por el mundo entero.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios