Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #188 – Había una vez un podcast

Había una vez… en Hollywood; El juego de las llaves y The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley.

August 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

HBO: Estas son sus mejores miniseries

Por:

06-06-2019
Miniseries HBO Chernobyl

La calidad de HBO no se limita al campo de las series. Como prueba, repasamos algunas de las miniseries más ambiciosas en la historia de la cadena.

The Sopranos (1999), The Wire (2002), Game of Thrones (2011)… HBO nos ha dado algunas de las mejores series de todos los tiempos, al grado que hay quienes señalan a la cadena como una de las mayores responsables del altísimo nivel de calidad que ha alcanzado la pantalla chica en los últimos años. Sin embargo, su destreza narrativa no se limita a las historias más longevas, pues también ha demostrado un enorme dominio en el campo de las miniseries.

Para aquellos que se lo preguntan, las miniseries son aquellas producciones integradas por dos o más episodios, y que cuentan con un mínimo de duración total de 150 minutos. Su construcción debe relatar una historia completa, mientras que las tramas y los personajes no deben ser recurrentes con temporadas o proyectos posteriores.

A continuación las mejores miniseries de HBO.

The Night Of (2016)
(Vía)
Resulta irónico que, la que hoy es considerada una de las miniseries más populares de HBO estuviera al borde del rechazo, ya que los altos mandos de la cadena estaban renuentes a realizar un simple remake de la británica Criminal Justice, sobre un hombre acusado del asesinato de una mujer con la que pasó la noche. El proyecto fue aprobado como una especie de homenaje póstumo a James Gandolfini, quien luchó por años por llevarla a la televisión estadounidense e incluso recibió el crédito de productor ejecutivo. Aun así, batalló por despegar, pues se contemplaba que el papel del abogado defensor sería para Robert De Niro, pero un conflicto de agenda le dio el rol a John Turturro. El neoyorquino hizo un buen trabajo, pero quien verdaderamente se robó el show fue Riz Ahmed en el papel del joven acusado y cuyos orígenes abrieron el camino para una dura crítica contra el racismo en la unión americana. Aunque no recibió la gran cantidad de galardones que acostumbran los proyectos de HBO, su mayor premio fue la estupenda aceptación de las audiencias.
Show Me a Hero (2012)
(Vía)
Sólo unos años después de Generation Kill, David Simon volvió a aliarse con HBO para Show Me a Hero, que dejaba atrás las controversias policiacas y militares para ahondar en la historia verídica de Nick Wasicsko, alcalde de Nueva York y cuya carrera política quedara marcada por la construcción de viviendas para gente sin recursos en barrios de clase media y mayoritariamente blanca. La miniserie también llamó la atención por la dirección de Paul Haggis, nominado al Oscar por la realización de Crash (2004) y cuya visión fue clave para capturar las distintas perspectivas del debate. Hoy en día, son muchos los que consideran que la miniserie es infinitamente superior a su controvertido filme. Aunque el proyecto no brilló en los grandes certámenes televisivos, la labor de Oscar Isaac fue motivo de elogios, convirtiéndose así en el mayor impulso de su carrera.
Olive Kitteridge (2014)
(Vía)
No es la miniserie más popular en el exitoso historial de HBO, pero sí que es una de las más galardonadas al acumular ocho premios Emmy. No es para menos, pues se trata de una adaptación de la novela homónima escrita por Elizabeth Strout, ganadora del Pulitzer en 2009, y protagonizada por un elenco de primer nivel integrado por Frances McDormand, Richard Jenkins y Bill Murray. A esto sumemos la dirección de Lisa Cholodenko, en el que fuera su primer trabajo tras la ovacionada Los niños están bien (2010). La historia es relativamente sencilla, pero goza de una gran profundidad humana al relatar las vivencias y emociones de una profesora de matemáticas en un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra: las adversidades del matrimonio, los retos de la maternidad y las fricciones con la gente que le rodea.
Mildred Pierce (2011)
(Vía)
Kate Winslet tuvo un 2008 de ensueño con El lector y Sólo un sueño: la primera le valió su primer y único Oscar hasta ahora; la segunda representó su reencuentro con Leonardo DiCaprio a poco más de diez años de Titanic (1997). Luego de un merecido descanso de tres años, la británica eligió una miniserie de HBO para su flamante regreso, Mildred Pierce, sobre una mujer divorciada que se adentra en el negocio de la pastelería para garantizar la manutención de su hija. Muchos coinciden en que es uno de sus mejores trabajos y así lo confirmaron el Globo de Oro y el Emmy recibidos por su brillante actuación. Si a esto sumamos el talento realizador de Todd Haynes (Carol), no sorprende que algunos incluso la hayan comparado con la mítica adaptación protagonizada por Joan Crawford y dirigida por Michael Curtiz en 1945.
Generation Kill (2008)
(Vía)
David Simon, creador de The Wire (2002), es considerado responsable de la gran calidad que caracteriza a la televisión contemporánea y del ascenso de HBO en la industria de las series. Por ello, a nadie sorprendió que la cadena le encomendara la compleja adaptación de Generation Kill, donde el periodista Evan Wright relata su experiencia mientras acompaña al ejército estadounidense durante la primera oleada de la Invasión a Irak en 2003. La miniserie se caracterizó por su crudeza y veracidad, posicionándose rápidamente entre las críticas más feroces del primer gran conflicto bélico del siglo XXI. Algunos aplaudieron la osadía, otros la recibieron con recelo, pero fueron pocos los que permanecieron indiferentes. Esta controversia se trasladó hasta la temporada de premios, ya que no recibió una sola nominación al Globo de Oro, mientras que el Emmy apenas le concedió tres estatuillas técnicas. Al final, los premios no fueron tan importantes como la ola de reflexiones que generó entre sus audiencias.
Sharp Objects (2018)
(Vía)
Con apenas tres novelas, Gillian Flynn es considerada una de las escritoras de suspenso más aclamadas de los últimos tiempos. Sus obras Perdida (2014) y Lugares oscuros (2015) fueron llevadas al cine, mientras que Heridas abiertas se fue por la ruta televisiva bajo la producción de HBO. La adaptación nos introduce con una periodista aquejada por el alcoholismo y cuyos problemas se intensifican cuando se ve forzada a regresar a su pueblo natal para cubrir el asesinato de una joven, lo que le lleva a reencontrarse con su desequilibrada madre. La miniserie representó el regreso triunfal de Amy Adams a la pantalla chica tras 15 años de ausencia, además de un prontísimo retorno de Jean-Marc Vallée a las filas de HBO a tan solo un año de haber dirigido la ovacionada Big Little Lies.
Big Little Lies (2017)
(Vía)
En el papel, Big Little Lies quizá no sea la miniserie con más espectacularidad visual de HBO, pero esto no le impidió convertirse en uno de los shows más aclamados de la televisión contemporánea. La adaptación a la novela homónima de Liane Moriarty nos introdujo con un grupo de mujeres acomodadas cuyas vidas perfectas -al menos ante los ojos de la sociedad-, son manchadas por una investigación policial, lo que nos permite conocer sus verdaderas caras. Buena parte de su éxito recayó en su talentosísimo elenco integrado por Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley y Laura Dern, así como en la brillante dirección de Jean-Marc Vallée (El club de los desahuciados). Su éxito fue tal, que la cadena alteró su plan original al autorizar una segunda temporada que se inspira en una nueva obra de Moriarty, es dirigida por Andrea Arnold (American Honey) y cuenta con la incorporación estelar de Meryl Streep.
Chernobyl (2019)
(Vía)
Chernobyl tuvo una de las misiones más complejas en toda la historia de la televisión: ocupar el lugar de la recién terminada Game of Thrones en la programación de HBO. Aunque nadie esperaba que igualara los impresionantes números de la épica fantástica, la miniserie ha cumplido con creces su cometido: no sólo es el show televisivo mejor evaluado en toda la historia de IMDB, sino que reabrió la controversia sobre todos los daños provocados por uno de los mayores desastres nucleares en toda la historia. Su éxito puede atribuirse a sus elevadísimos valores de producción, el estupendo trabajo de su reparto estelar encabezado por Jared Harris, Emily Watson y Stellan Skarsgård, además de sus múltiples lecturas que van del recuento histórico de la tragedia a la crítica política provocada por la impertinencia de las personas ávidas de poder.
Band of Brothers (2001)
(Vía)
No fue la primera miniserie de HBO, pero muchos la consideran así, al ser el gran parteaguas en su forma de hacer televisión. No es para menos, pues el show fue producido por el mismísimo Steven Spielberg, cuya pasión por la II Guerra Mundial le llevó a explorar la historia de la Compañía Easy de paracaidistas con presencia en el conflicto bélico desde la Operación Overlord hasta el V-J Day. A pesar de su espectacularidad visual y sus valores narrativos, el proyecto nunca tuvo una gran audiencia, ya que estrenó sólo un par de días antes de los atentados del 11 de septiembre del 2001, lo que resultó en un público cada vez menor en cada episodio. Sin embargo, su grandeza fue reconocida con una veintena de nominaciones al Emmy, siendo acreedora de seis estatuillas incluyendo Mejor miniserie y dirección de miniserie. Más importante aún fue que el tiempo le dio su lugar, con la concepción de The Pacific (2010) que mantuvo la misma línea y el posterior reconocimiento entre los trabajos más memorables en toda la historia de la televisión.
Angels in America (2003)
(Vía)
Uno de los proyectos más ambiciosos de HBO, que reunió los talentos de Al Pacino, Meryl Streep y Emma Thompson, así como del realizador Mike Nichols (El graduado) para adaptar la puesta en escena ganadora del Pulitzer y el Tony. Aunque la trama central explora el SIDA a través de una pareja homosexual de Manhattan, la historia deambula por varios arcos distintos en que los ángeles ofrecen consuelo a los más necesitados, lo que resulta en una visión altamente simbólica de la enfermedad. Hoy en día, suele ser considerada una de las tres grandes obras sobre la llamada ‘epidemia del siglo’, junto con Philadelphia (1993) y The Normal Heart (2014). Ganó cinco Globos de Oro y once Emmy, convirtiéndose así en una de las miniseries más galardonadas de todos los tiempos.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios