Buscador
Suscríbete a la revista
Cine

Hecho en casa: Natalia Beristáin y la perspectiva infantil del confinamiento

30-06-2020, 8:00:00 AM Por:
Hecho en casa: Natalia Beristáin y la perspectiva infantil del confinamiento

Conversamos con Natalia Beristáin acerca de su cortometraje Espacios, que forma parte de la muestra Hecho en casa de Netflix.

Este 30 de junio, Netflix estrena la colección de cortometrajes Hecho en casa, elaborados por destacados cineastas de todos los rincones del mundo. Haciendo uso únicamente de su creatividad, los materiales a su disposición en el confinamiento y la ayuda remota de familiares, amigos y colegas, estos 17 cortometrajes ponen en perspectiva diversas ópticas y reflexiones acerca de la vida en medio de la pandemia. Una de las producciones más memorables de dicho conjunto es Espacios, de la aclamada directora Natalia Beristáin (No quiero dormir sola; Los adioses), quien consigue capturar de forma entrañable la rutina de millones de niños durante estos días atípicos.

«Para mí el confinamiento ha significado estar en casa con mi hija Jacinta: 24 horas al día, 7 días a la semana. Eso ha sido un privilegio, y es una palabra que intento no usar con tanta soltura porque siento que, hoy en día, se maquillan derechos por privilegios», asegura Natalia Beristán en entrevista con Cine PREMIERE. «Pero sí es un privilegio poder estar en casa y compartir todo este tiempo con mi hija o intentarlo desde su óptica, y eso ha hecho que la experiencia de la pandemia también sea más suave para mí, más luminosa, y siempre estaré profundamente agradecida por ello».

La directora mexicana estaba por iniciar el rodaje del segundo capítulo de una serie norteamericana cuando los efectos de la pandemia comenzaron a golpear con fuerza a la región. Ahora, Beristáin lleva poco más de tres meses de confinamiento voluntario en su casa en la Ciudad de México. Al igual que otros de sus colegas, la cineasta ha sufrido de un bloqueo creativo como efecto de la cuarentena: «me siento como en postparto. Estoy en una especie de shock, nebulosa, me ha costado realmente mucho trabajo concentrarme y avanzar en proyecto personales en el papel».

Fue a inicios de mayo cuando Natalia recibió la invitación para unirse al proyecto Hecho en casa, el cual es desarrollado por The Apartment Pictures –empresa fundada por Lorenzo Mieli en grupo Fremantle– y Fabula, productora latinoamericana de los hermanos Pablo Larraín (director de No, Neruda y Jackie) y Juan de Dios Larraín (productor). La realizadora fue invitada personalmente por el equipo de Fabula, con quienes colaboró previamente en la serie El Presidente.

«Me fui mucho como por la primera intuición, justamente porque el rollo de la pensadera, entender esto desde una perspectiva intelectualizada ahorita no se me está dando. Espero poder regresar a pensar bien en algún momento de la vida [ríe]. Pero esto fue más por un lado intuitivo. Por ahí puedo entender lo que estamos viviendo», nos explica la directora sobre la concepción de su cortometraje. «Habré pasado como un día o dos dándole vueltas a por dónde y cuál era el arco que quería retratar, pero fue más una cosa sensorial que mental».

Rodado con un celular en distintos intervalos a lo largo de cuatro días, Espacios es protagonizado por su hija Jacinta Terrazas Beristáin, una niña de cinco años a quien vemos decidida a hacer todo lo que esté a su alcance para mantenerse entretenida y ocupada mientras se encuentra en casa. Un retrato fiel, cargado de humanidad y muy personal de lo que muchos pequeños están experimentando en estos días de encierro. El trabajo de postproducción se llevó a cabo de forma remota con la ayuda de la editora chilena Soledad Salfate (Una mujer fantástica); un diseño sonoro de Federico Schmucler (Somos lo que hay) y música de Pedro de Távira (No quiero dormir sola), medio hermano de Natalia.

Cabe señalar que éste corto no marca el debut cinematográfico de Jacinta, pues ella tuvo un breve cameo en la gran pantalla como el bebé que Karina Gidi (Rosario Castellanos) carga en una escena de Los adioses. Parece difícil imaginar un camino apartado del ámbito artístico para ella, sobre todo considerando a una prolífica familia en el mundo del cine que también incluye a su padre Kyzza Terrazas (director de Bayoneta), y a sus abuelos, los reconocidos actores Arturo Beristáin y Julieta Egurrola. De hecho, Espacios le brindó a Natalia la oportunidad de concretar algo que su hija deseaba hacer desde hace algún tiempo: realizar una película con su mamá.

«La verdad es que la idea vino más de algo que ella y yo ya veníamos platicando de antes, porque ella me decía: ‘mamá quiero hacer una película contigo’.  Y pues ahorita estaba todo puesto para hacer eso y para mí ha sido muy emocionante», nos confiesa Natalia. «Claro, Jacinta está en los sets desde… yo creo que desde el cortito que hice para La habitación y Jacinta ya tenía cinco meses. Desde entonces, pues no ha parado de estar en los sets con su papá o conmigo, aunque está es la primera vez –claramente también porque es más grande– que sigue todo el proceso, desde que yo le conté lo que quería hacer hasta que lo vio terminado. Lo hicimos, me vio editarlo, me vio pensar en la música… como que ahora ya entiende cuando le habló de que es irme a filmar y eso ha sido bien emocionante».

Natalia Beristáin se dice lista para regresar a los sets en cuanto las condiciones lo permitan, pero este periodo sombrío, además de tiempo de calidad en familia, le ha dejado fuertes reflexiones y cuestionamientos acerca de lo que estamos legando a las futuras generaciones. «Esto también me ha hecho reflexionar en lo que significa lo colectivo, como en la paradoja de que la solidaridad está en guardarnos en casa, eso a su vez me abre preguntas alrededor del trabajo, de la crianza en colectivo y de cómo vivimos en una sociedad o un sistema tan atropellado, por decirlo de alguna manera, que de pronto olvidamos las esencias. Este momento me abre preguntas alrededor de eso y de cual es esa utopía que todas como mamás y como papás tenemos sobre que mundo le estamos dejando a nuestros hijos, y siento que tenemos que aprovechar esta oportunidad porque si no realmente somos una especie fallida».

A esta reflexión final, la cineasta célebre por su activismo social añade: «pienso mucho en los distintos escalafones en los que vivimos socialmente y, hoy, más que nunca, me dan ganas de salir y quemarlo todo, y empezar de cero, y ver todas las inequidades en las que habitamos, que hemos permitido, y como hoy en día resultan todavía más violentas de lo que ya sabíamos que son y como ese es un esquema al que no podemos volver».

La muestra de cortos también presenta trabajos de Ladj Ly (Los Miserables); Paolo Sorrentino (La Gran Belleza); Pablo Larraín (Jackie); Rungano Nyoni (No soy una bruja); Sebastian Schipper (Victoria); Naomi Kawase (Una pastelería en Tokio); David Mackenzie (Enemigo de todos); Nadine Labaki (Caramel); Antonio Campos (Christine); Johnny Ma (To Live to Sing); Gurinder Chadha (Quiero ser como Beckham); Sebastián Lelio (Una mujer fantástica); Ana Lily Amirpour (Una chica vuelve sola a casa de noche); la cinefotógrafa Rachel Morrison (Black Panther); así como las actrices Kristen Stewart (Personal Shopper) y Maggie Gyllenhaal (Batman: El caballero de la noche). En conjunto, estas obras muestran los efectos del confinamiento en una pluralidad de países a partir de breves relatos en diversos géneros.

Hecho en casa ya está disponible en Netflix.

Hecho en Casa Natalia Beristain netflix
mm Redactor de Cine PREMIERE y colaborador de Otaku-shi
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Mag21
Comentarios