Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #159 – Golden Bird Box

Golden Globes, Bird Box, You

January 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Hell Fest: Juegos diabólicos – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 1.5
Calificación usuarios: 2.5
Votar ahora:

Por:

07-12-2018

Hell Fest es una película de terror que aporta muy poco en términos de narrativa, sustos o imaginación.

Título original: Hell Fest
Año: 2018
Director: Gregory Plotkin
Actores: Bex Taylor-Klaus, Tony Todd, Reign Edwards
Fecha de estreno:07 de December de 2018 (MX)

Que la dirección haya recaído en Gregory Plotkin auguraba un filme si no extraordinario, sí por lo menos efectivo. Plotkin había dirigido Actividad paranormal: Dimensión fantasma, el cierre de la serie de seis películas de las cuales él había editado cuatro, de la segunda a la quinta. Como editor también estuvo a cargo de ¡Huye!, una magnífica y revitalizante cinta de horror, y Feliz día de tu muerte, que también propuso un guion inteligente. Con esa experiencia a cuestas, podría suponerse que conoce bien los resortes para generar una buena historia de terror. Sin embargo, Hell Fest: Juegos diabólicos parece confirmar lo contrario.

Además de que es una slasher carente de originalidad, ni siquiera se preocupa por dar un poco de dimensionalidad a sus personajes o a su historia. Incluso, cuida que la estridencia sea más auditiva que visual. Y llega tarde a las pantallas, pues es totalmente una película para Halloween.

Filmada con pulcritud, Plotkin sigue el libro y pone un preludio en el que se nos presenta una chica asesinada salvajemente en una especie de feria itinerante con temática de Halloween. De ahí parte a presentar a las protagonistas. Como si el guion lo hubieran hecho maquiladores de cine porno de bajísimo nivel, el reencuentro entre Natalie (Amy Forsyth) y su ex roomie Brooke (Reign Edwards), estudiantes universitarias que quién sabe por qué se han dejado de frecuentar, y la visita al Hell Fest, una especie de Six Flags con laberintos, shows, cementerios y personajes terroríficos, sólo es un pretexto para que se desate el clásico juego del gato y el ratón de eliminación directa sin ninguna intención de por medio. Es como cuando llega el plomero musculoso a la casa de una mujer exuberante que sólo viste una bata minúscula y de buenas a primeras ya están teniendo sexo desaforadamente.

hell-fest-juegos-diabloicos-critica

A los personajes de Natalie y Brooke los acompañan Taylor (Bex Taylor-Klaus), la nueva roomie con la que Natalie no tiene una buena relación; su novio, Asher (Matt Mercurio); el novio de Brooke, Quinn (Christian James), y Gavin (Roby Attal), el pretendiente de Natalie. Pronto, los sigue un misterioso enmascarado que intentará cazarlos uno a uno.

Limitados a seguir el guion, los actores hacen personajes planos que pasan de la emoción al miedo profundo en el mismo registro inverosímil y que al final resulta una limitante para las tensiones dramáticas. Las persecuciones no tienen emotividad, salvo estridencia. Así pues, las tensiones se van diluyendo conforme avanza la trama.

Lo destacable en Hell Fest es su parte visual, en la que se contrastan la oscuridad de los ambientes nocturnos con una colorida paleta en tonos neon, así como las atracciones de parque de diversiones temático hechas especialmente para la película. Y, además, está el comentario de que un psicópata puede vivir entre nosotros encubriendo sus verdaderas intenciones en una careta de normalidad. Eso es verdaderamente aterrador. Por desgracia, tiene un envoltorio muy limitado.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Evil Dead (Sam Reimi, 1981)
  • ¡Huye! (Jordan Peele, 2017)
  • No respires (Fede Álvarez, 2016)

Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios